Compartir
Publicidad
Publicidad

LogMeIn Ignition para iPhone, a fondo

LogMeIn Ignition para iPhone, a fondo
Guardar
24 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Desde el momento de nacimiento del iPhone, Apple quiso distinguirlo de sus más cercanos y probables competidores: los llamados smartphones. Los productos que por aquel entonces había en el mercado no disponían de la interfaz táctil clara y rápida de la que dispone el iPhone, y la compañía quiso que su interfaz de usuario fuera un elemento diferenciador con respecto a su competencia.

Gracias a esta interfaz de usuario y su genial respuesta en cuanto a la interacción del usuario, terceras compañías han conseguido crear aplicaciones que aprovechan la tecnología del dispositivo para hacer “lo de siempre, como nunca”. En realidad la gran ventaja del iPhone con respecto a cualquier otro producto no fue la novedad de cada uno de los elementos hardware que incorporó, sino el resultado final combinando hardware y software hasta lograr la experiencia de usuario que todos conocemos.

En este sentido, LogMeIn presentó hace unas semanas una aplicación nativa de uno de sus productos estrella: el control remoto de ordenadores vía Internet. Para ello, se utiliza una pequeña aplicación cliente que se instala en la máquina a controlar y, previo registro de nuestra cuenta de usuario de LogMeIn, poder acceder de forma simple mediante cualquier navegador web del mercado.

Disponer de algo así en el iPhone (o iPod touch) puede ser tremendamente útil para personas que, por motivos de trabajo o simple afición, necesiten acceder a su ordenador “como si estuvieran sentados delante”. Y poder hacer eso desde cualquier lugar, puede ser muy interesante.

La aplicación en sí es muy sencilla. Nada más entrar en ella, y siempre previo registro, tendremos disponibles una lista de las máquinas que hemos autorizado en el sistema:

logmein_01.jpg

Podemos ver información detallada de cada máquina: su estado, dirección IP, fecha de última conexión… También tendremos la posibilidad de registrarnos en dicha máquina con cualquier usuario que deseemos (si la cuenta del ordenador que accedemos requiere registro):

logmein_2.jpg

Cuando pulsamos sobre el botón de control remoto, nuestro iPhone se convertirá “virtualmente” en el ordenador remoto, y podremos controlar el ratón y el teclado de aquel desde nuestro terminal, utilizando la pantalla táctil para mover el puntero, por ejemplo:

logmein_9.jpg

Una característica muy interesante de esta versión de Ignition para iPhone es la capacidad de utilizar los dos dedos para acercar o alejar la pantalla de nuestra visión. De esta forma, podremos hacer zoom sobre determinadas ventanas o controles para interactuar con ellos.

Veamos el manejo básico del programa repasando los controles remotos en pantalla que nos ofrece la aplicación:

Control del teclado en remoto

logmein_4.jpg

El botón del teclado de la fila inferior izquierda de controles en pantalla de Ignition nos mostrará un teclado (en posición horizontal o vertical) y una serie de teclas predefinidas de fácil acceso. Util para introducir passwords, cambiar el nombre a algún archivo o utilizar los cursores, por ejemplo. También disponemos de un botón en pantalla con combinaciones de botones, como por ejemplo “Cmd+Tab” para alternar entre aplicaciones abiertas.

Existen varios tipos de teclados en pantalla, el habitual con letras y varios más con teclas de función típicas. Pulsando cualquiera de ellas obtendremos en el ordenador remoto exactamente el mismo resultado que si lo pulsásemos sentados delante de él.

Control del ratón

logmein_5.jpg

El botón del ratón en pantalla lo utilizaremos para cambiar entre botón izquierdo y botón derecho. El resto de funcionalidades básicas de cualquier ratón, como la rueda de desplazamiento horizontal y/o vertical, lo haremos tocando directamente la pantalla.

Utilización de la lupa

logmein_6.jpg

Una de las cosas que más me han gustado de Ignition para iPhone es su suavidad y rapidez a la hora de hacer “zoom” sobre la pantalla remota. La velocidad es muy buena ya que el sistema precarga la pantalla a la resolución nativa de nuestro dispositivo y luego la aleja para mostrarla completa. Ello permite un zoom de muy buena calidad sin una disminución de rendimiento en velocidad.

Hacer “zoom” es además muy intuitivo si somos poseedores de un iPhone: el habitual “pellizco“ con dos dedos para alejar la imagen y el gesto contrario para acercarla. Sin embargo, también disponemos de un botón, representado por una lupa, que permitirá una ampliación al tamaño más apropiado para ver lo que queramos al detalle del ordenador controlado.

Configuración rápida de la pantalla

logmein_7.jpg

La configuración de la aplicación en un programa de este tipo debe ser rápida y estar disponible en todo momento. Esto debe ser así porque puede suceder que tengamos que cambiar las características de transferencia debido a problemas de red, o bajar la resolución o la profundidad del color de la pantalla que recibimos para acelerar la representación en nuestro iPhone.

En el caso de Ignition, lo tendremos siempre a mano con un acceso directo en forma de botón desde la pantalla de control remoto. Siempre de forma muy accesible y rápida, podremos alterar la recepción de las imágenes remotas para adaparnos a la velocidad de nuestra conexión, y por supuesto, viendo estos cambios aplicados al instante.

Rendimiento con conexiones Wi-Fi y 3G

logmein_3.jpg

Como ya he comentado, la conexión se realiza a través de Internet, mediante una red Wi-Fi o 3G. Evidentemente, los resultados con una conexión Wi-Fi normal son muy buenos, y aunque la respuesta de la pantalla remota evidentemente no llega a ser “instantánea”, podemos controlar dicho ordenador de forma sencilla y cómoda gracias a la interfaz táctil del dispositivo de Apple.

La conexión con 3G se resiente un poco más a la hora de mostrar las actualizaciones de la pantalla, pero es perfectamente manejable, y si además bajamos la profundidad de color, podremos movernos sin muchos problemas por la máquina remota desde cualquier punto del mundo donde estemos (si hay cobertura 3G, claro).

En este producto no sólo tendremos que tener en cuenta la conexión de la que dispongamos en el iPhone (o iPod touch, vía Wi-Fi únicamente), sino también la velocidad de “subida” que disponga la máquina a la que queremos conectar. Las velocidades de ambos lados determinarán la calidad de uso del control remoto.

Bueno, bonito, y caro

LogMeIn Ignition para iPhone es un producto dirigido a un público con unas necesidades concretas: controlar el/los ordenador/ordenadores que necesiten desde cualquier sitio donde estén. Esta pensado sobre todo para gente que administre sistemas o tenga la necesidad de monitorizar un ordenador en cualquier momento.

El precio es bastante elevado para lo que estamos acostumbrados a ver en la App Store: 23,99€, por lo que quizás no sea muy recomendable para personas que no vayan a darle un uso continuado, o piensen en utilizarlo de forma muy ocasional.

Si por el contrario, necesitamos un buen sistema de acceso remoto con una gran facilidad de uso y rapidez, la compra de Ignition está mas que justificada como una de las mejores opciones en este campo disponibles hoy en día en el mercado.

Sitio oficial | LogMeIn Ignition para iPhone

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos