Compartir
Publicidad

Cinco aplicaciones para grabar screencasts en OS X

Cinco aplicaciones para grabar screencasts en OS X
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

¿Habéis grabado nunca un screencast? Se trata de un vídeo en el que se graba el escritorio del propio ordenador con la intención de contar paso a paso algún proceso, truco o guía. En Applesfera hemos hecho algunos para enseñar algunas aplicaciones o novedades de OS X, pero llevamos tiempo sin saber de las aplicaciones más populares para grabar estos screencasts.

Así que lo mejor será echar un vistazo y ponernos al día con las mejores aplicaciones para grabar screencasts en OS X. Ha pasado bastante tiempo desde que vimos la última actualización de Screencast, y muchas cosas han cambiado desde entonces. Comprobémoslo.

La solución de Apple: QuickTime

quicktime

Puede que QuickTime no tenga la mejor popularidad entre los maqueros por su poca compatibilidad con los formatos de vídeo más populares, pero pocos saben que la aplicación es capaz de grabar screencasts de forma sencilla. Basta con acceder al menú Archivo y seleccionar Nueva Grabación de Pantalla.

Podemos grabar toda la pantalla o sólo una zona de ella, y el vídeo se guarda en formato .mov. No tiene muchas opciones, pero sí que cumple lo básico. Y viene incluido en todos los OS X que ahora mismo son gratuitos.

El veterano: Screenflow

screenflow

Screenflow ha sido y sigue siendo quizás la aplicación más completa para grabar y editar screencasts. Es como si cogiésemos QuickTime y lo forrásemos de todas las ventajas de edición que tiene iMovie, en una interfaz que más o menos intenta ser simple y con la posibilidad de exportar y compartir automáticamente en servicios como Google Drive, Facebook, YouTube, Vimeo o Dropbox.

Pero claro, todo esto tiene su precio: 88,05 euros. Aunque podemos probar una versión demo gratuitamente.

El más visual: Screeny

screeny

Screeny quiere ser el editor de screencasts más vistoso. No cuenta con un editor completo como Screenflow, pero sigue teniendo más características que QuickTime. Se instala en nuestra barra de menús, y con un pequeño panel de control podemos controlar la zona de la pantalla que grabamos, si incluir una grabación de la cámara FaceTime por si queremos salir en el vídeo o detalles como si queremos que el cursor se resalte.

Cuesta 13,99 euros en la Mac App Store, y es adecuada para los que quieran opciones algo más avanzadas que QuickTime pero sin caer en las complicaciones de Screenflow.

Sin archivos ni problemas: Screenmailer

screenmailer

¿Que no nos gusta tener que lidiar con grandes archivos de vídeo? Entonces Screenmailer es la aplicación perfecta para ti. Grabas desde la barra de menús y rápidamente compartes el vídeo de forma pública o privada con sólo algunos contactos.

La idea de Screenmailer, que de momento es completamente gratuito, es que puedas tener un screencast de 15 minutos disponible en la red en menos de cinco segundos. No está pensado para los que quieren pulir su trabajo al último detalle, sino para los que quieren tener algo rápido y fácil. Perfecto ara consultas familiares.

Otro competidor serio: Screenflick

screenflick

Por último vale la pena mencionar Screenflick, que se promociona sobretodo por ser capaz de capturar vídeo en alta calidad en momentos exigentes como cuando estamos ejecutando un juego y no queremos perder ningún fotograma. Además es capaz de generar patrones de exportación, para que no tengas que configurar una y otra vez el formato que necesites para guardar tus screencasts.

Cuesta 29 dólares, lo que quizás lo convierte en un rival más barato e interesante que Screenflow. Todo depende de lo que necsitemos.

Imagen | Annie Roi
En Applesfera | Especial grabación de vídeo en iOS

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Inicio