Compartir
Publicidad
Apple se niega a abrir el chip NFC de Apple Pay a los bancos australianos: el caso de España
Apple

Apple se niega a abrir el chip NFC de Apple Pay a los bancos australianos: el caso de España

Publicidad
Publicidad

El mes pasado, tres bancos australianos acusaron a Apple ante las autoridades anti-monopolio del país. Commonwealth Bank of Australia, National Australia Bank y el Westpac Banking Corp fueron los responsables de realizar la acusación. Su objetivo era obtener acceso al chip NFC de los iPhone 6 en adelante para utilizarlo en sus propias soluciones de banca móvil.

Como sabemos, Apple Pay fue lanzado en Australia el pasado mes de noviembre. Desde entonces, ha experimentado un progreso muy lento ya que los principales bancos se han negado a adoptar este sistema. Las entidades financieras quieren que sus propios clientes utilicen los sistemas de pagos móviles que en los que han invertido y desarrollado. Para ello, ven importante la incorporación del chip NFC del iPhone a sus propias apps. 

La negativa de Apple: un riesgo de seguridad

Portada

Las entidades australianas acusaron a Apple de restringir de manera artificial las opciones en los medios de pago móviles. El resto de plataformas móviles que incorporan esta tecnología ofrecen la posibilidad de utilizarla por parte de terceros sin ningún tipo de supervisión. Cosa que Apple ha utilizado en su defensa.

Apple ha enviado su respuesta a la comisión australiana de la competencia, en la que argumenta lo siguiente:

Apple mantiene medidas de seguridad muy altas para sus clientes cuando utilizan dispositivos Apple para realizar pagos. Proporcionar acceso simple a la antena NFC a las apps de los bancos disminuiría de manera fundamental ese alto nivel de seguridad que Apple busca mantener en sus dispositivos.

Por desgracia, y basándose en su limitada comprensión del sistema, los bancos perciben a Apple Pay como una amenaza competitiva. Estos bancos quieren mantener el control completo de sus clientes. Esta solicitud es tan solo una nueva táctica empleada por estos bancos para machacar la entrada de Apple en el mercado australiano. De ser concedida, la petición dañaría a los consumidores, llevando a menos competencia y menos innovación.

La compañía californiana añade que "permitir a los bancos formar un cártel con el que dictar los términos de nuevos modelos de negocio y de servicios crearía un peligroso precedente y retrasaría la introducción de nuevas tecnologías potencialmente disruptivas". Con estas palabras, no queda lugar a dudas de que Apple se está tomando muy en serio la expansión de Apple Pay en todo el mundo.

Apple Pay y su llegada a España

Apple Pay Web

España es uno de los países más avanzados en cuanto a infraestructura y uso de pagos móviles. Tanto las tarjetas como los bancos y los terminales punto de venta están adaptados al pago contact-less. Es por eso que se anunció que España entraría a formar parte del selecto club de Apple Pay este año. Tras meses de rumores, Apple dejó fuera nuestro país de la siguiente oleada que incorporaría el servicio.

Aunque esto podría cambiar en los próximos meses, lo cierto es que se trata de una historia compleja. Al igual que en el caso australiano, los bancos españoles no están recibiendo con los brazos abiertos a Apple Pay. Ellos también han desarrollado e invertido millones en sus propias apuestas de pagos móviles y no quieren dejar en manos de terceros la relación con sus clientes.

Apple Pay1
No es un problema de la comisión cobrada por Apple Pay sino estratégico de los bancos

No se trata tanto de un problema de la comisión que cobra Apple por el servicio (0,15% por transacción, un precio mínimo por el aumento de seguridad y reducción del fraude que supone) sino estratégico. Los banco españoles, al igual que el resto de entidades financieras del mundo, deben hacer frente a la incertidumbre generada por los pagos móviles.

La velocidad con la que avanza la tecnología hace posible la aparición de nuevos modelos de negocio y startups capaces de "desbancar a la banca". Como riesgo añadido, los bancos y cajas españoles han pasado por un doloroso proceso de reestructuración y reducción de sucursales en todo el país. Es muy posible que veamos cómo la integración con Apple Pay se alarga más de lo debido y no deberíamos descartar ninguna intervención de la Comisión Nacional de la Competencia, como en el caso australiano.

Lo cierto es que la expansión de Apple Pay está siendo más complicada de lo que Apple supuso en un primer momento. Veremos si en septiembre hay noticias al respecto.

En Applesfera | Apple Pay en España: corrigiendo los errores del lanzamiento en EEUU.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Inicio