Cada mercado con su producción: estos son los planes de Apple para dejar de depender de China según Ming-Chi Kuo

Cada mercado con su producción: estos son los planes de Apple para dejar de depender de China según Ming-Chi Kuo
1 comentario

Llevamos tiempo viendo cómo los confinamientos que aún tienen lugar en China (y las tensiones geopolíticas) han puesto en jaque la producción de dispositivos de Apple y otras compañías tecnológicas, lo que ha hecho que desde Cupertino hayan puesto planes en marcha para fabricar sus dispositivos en otros países y repartir así el riesgo. Ahora Ming-Chi Kuo cree saber los planes a medio y largo plazo para lograr eso.

Lo que se fabrique en China, para China

En una serie de tuits, el analista ha dividido los supuestos objetivos de Apple para corto, medio y largo plazo. Sí que se ha derivado producción de los iPhone a países como India, pero ahora mismo una gran parte de la susodicha se va a ese mismo mercado sin salir de las fronteras. Kuo cree que la unión de los esfuerzos de Tata Group, Wistron y Pegatron pueden aumentar esa producción en India para que los iPhone de occidente salgan más desde ahí y no desde China.

Lo mismo ocurre con los portátiles: ahora mismo todos los MacBook se producen en China y por lo visto Apple busca trasladar al menos parte de esa producción a Tailandia para que sea ese país el principal fabricante y "exportador" para América y Europa.

Un esfuerzo así no se consigue de la noche a la mañana. Kuo estima que hasta dentro de 3 o 5 años no vamos a ver un cambio significativo de la producción, algo que él califica como que un 30% de ésta que se envíe a los Estados Unidos no proceda de China.

El objetivo final es que en China se fabriquen los dispositivos de Apple que se vendan en China, mientras que los que se vendan en el resto de mercados del mundo se manufacturen y envíen desde otros países. India, Tailandia, Vietnam... incluso los Estados Unidos podrían tener algo de capacidad de producción. Así, si ocurre algo en China, quedarían perjudicadas las ventas de ese país pero no la producción global.

Ahora bien, ni siquiera Kuo se atreve a decir cuánto tiempo va a tener que pasar para que eso ocurra. Si hay que esperar de 3 a 5 años para alcanzar un 30% de ese objetivo (y sin meternos con cálculos de qué productos se pueden fabricar dónde y respetando medio ambiente, derechos...), calcularía un buen par de décadas para llegar a eso. Y el mundo puede ser un lugar muy diferente en 2042: China ya está buscando un modo de atraer a las empresas para frenar esta tendencia.

Temas
Inicio