Las ventas del iPhone podrían detenerse por culpa de esta nueva guerra de patentes entre Ericsson y Apple
Apple

Las ventas del iPhone podrían detenerse por culpa de esta nueva guerra de patentes entre Ericsson y Apple

Apple y Ericsson están en medio de una escalada de tensión por una disputa de patentes. Una disputa que, amenaza, entre otras, con detener las ventas de iPhone en algunos países y que se está librando en varias jurisdicciones a medida que las demandas y contrademandas se presentan en los juzgados pertinentes. Pongamos algo de orden a todos estos acontecimientos.

La batalla legal entre Apple y Ericsson viene de lejos. Un panorama muy similar al actual se vivió ya en 2015, cuando ambas compañías se enfrentaron en los tribunales por un tema de patentes que se extendió hasta Europa. En aquella ocasión Ericsson ya quiso que Apple dejara de vender el iPhone en Estados Unidos, algo que, como ahora veremos, se repite de nuevo.

Ericsson demanda a Apple por infracción de patentes

Ericsson

En el caso actual todo empezó cuando, hace algo más de una semana, Ericsson presentó dos denuncias contra Apple por infracción de patentes. El acuerdo previo de intercambio de patentes entre ambas compañías, firmado en 2015 para resolver las disputas que acabamos de comentar, habría llegado a su fin y, según la compañía sueca, no se había llegado a un acuerdo de renovación. Esta situación dio paso a la demanda por parte de Ericsson, tal como recogen en Foss Patents.

"El acuerdo de licencia cruzada de patentes de Ericsson con Apple ha expirado y no se ha acordado ninguna renovación, por lo que los litigios por infracción se volvieron inevitables".
"IAM fue el primero en detectar dos presentaciones de Ericsson contra Apple en el Distrito Occidental de Texas sobre cuatro patentes en un caso y ocho en el otro. Como era de esperar, Apple tomará represalias, pero la exposición de Apple a las afirmaciones de patentes empequeñece a Ericsson".
"Cuando no hubo un anuncio de un acuerdo de licencia renovado o un litigio renovado después del cambio de año, pensé que la mitad del mes iba a ser cuando oiríamos más".

Según parece, Apple estaría tratando de negociar unos términos menos exigentes para las patentes. En un momento dado, según las fuentes, Apple habría rechazado pagar la licencia propuesta por Ericsson de 5 dólares por dispositivo. Ya en el momento de esta demanda, el hecho de que Apple posea patentes que Ericsson usa, abría la puerta a una contrademanda, justo lo que ha acabado pasando.

Apple contrademanda a Ericsson, también por infracción de patentes

Apple

Al día siguiente de las demandas de Ericsson, Apple hizo lo que todos esperábamos, interpuso una contrademanda. Según recogieron en Foss Patents, la compañía de Cupertino citó tres patentes relacionadas con la carga inalámbrica y con las antenas. Unas patentes que Ericsson estaría infringiendo en sus estaciones móviles. Según la publicación, Apple no había mencionado estas patentes previamente en ningún litigio.

"Apple no ha mencionado previamente estas patentes en litigios. Desde los días de la "guerra termonuclear" en Android, Apple ha estado puramente a la defensiva. Presumiblemente Apple también presentará o ya ha presentado una queja complementaria contra Ericsson ante un tribunal federal, pero aún no he encontrado una en PACER. Además, espero que Apple contrademande en algunas de las jurisdicciones extranjeras (particularmente en Europa) en las que Ericsson ya ha presentado acciones de infracción".

Desde el mismo texto reflexionan sobre la extraña situación que se está viviendo, pues Apple prefiere llegar a un acuerdo en estas disputas, lo que va en la dirección opuesta a las contrademandas interpuestas. De la misma forma, Apple quiere resolver la demanda en el distrito de Texas, una jurisdicción conocida por favorecer a los propietarios de las patentes.

Tanto se ha querido evitar esta región que en el pasado Apple cerró dos Apple Stores ubicadas allí para evitar que las demandas pasaran por la jurisdicción. De ello solo cabe deducir, si nos permitimos este lujo, que Apple está tratando de sentar un precedente en la jurisdicción más complicada para dar por finiquitada la situación de una vez por todas.

La posibilidad de veto está más que presente

Iphone

Después de las primeras demandas en Alemania, Ericsson ha emprendido acciones legales en Países Bajos y en Brasil. Paralelamente, la compañía ha pedido medidas cautelares que impidieran a Apple importar los iPhone fabricados.

Según recogen en Foss Patents, la compañía sueca estaría pidiendo estas medidas en Brasil, Países Bajos y en Bélgica. Eso a la espera de que, según parece, se pueda presentar una petición de medidas también en el Reino Unido.

Así la situación se repite. El mismo impasse que se vivió en 2015, antes de que Apple y Ericsson firmaran un acuerdo de licencia, vuelve de nuevo en forma de petición de medidas cautelares. Prácticamente las mismas medidas que la compañía sueca solicitó en esa ocasión.

Un enfrentamiento con casi más preguntas que respuestas

Dinero

En sus resultados financieros, Ericsson parece haber revelado la cantidad estimada que Apple está pagando a la compañía Sueca. Una cantidad, dado el tamaño de Apple, casi circunstancial.

"Los ingresos por licencias de DPI de Ericsson siguen viéndose afectados por varios acuerdos de licencia de patente que expiran a la espera de la renovación y las negociaciones de licencia 5G. Esto dará lugar a ingresos estimados por licencias de DPI de 110-150 millones de dólares en el primer trimestre, a menos que se firmen renovaciones en el primer trimestre".

Para ponernos en contexto: Apple gana estos 150 millones de dólares en aproximadamente solo 15 horas de actividad. Cierto es que, con la petición de 5 dólares por iPhone más el pago correspondiente por patentes de 5G, la cifra aumentaría considerablemente, pero sigue pareciendo baja ante el riesgo de mantener un enfrentamiento en los tribunales.

Por ahora tendremos que esperar a futuras acciones por parte de ambas compañías. Movimientos que aclaren, o empeoren, una situación delicada en la que, visto lo visto, ambas compañías tienen bastante que perder. Estaremos pendientes a futuros acontecimientos.

Temas
Inicio