Publicidad

El Apple Watch Edition de oro llegó a alcanzar un 5% de las ventas mundiales de relojes de lujo en 2015
Apple Watch

El Apple Watch Edition de oro llegó a alcanzar un 5% de las ventas mundiales de relojes de lujo en 2015

Publicidad

Publicidad

A raíz del perfil hecho por Bloomberg sobre Jeff Williams, hemos conocido un dato de gran interés. Se trata de una aproximación de las ventas del Apple Watch Edition de primera generación, el mismo que desembarcó en 2015 con las colecciones de aluminio y acero y que generó un gran revuelo en el mundo techie. El conocido analista e inversor de Andreessen-Horowitz, Benedict Evans, puso en contexto ese dato con las de la industria de relojes de lujo. El resultado: el Apple Watch Edition supuso alrededor de un 5% de las ventas de relojes de metales preciosos en su lanzamiento.

Decenas de miles de unidades vendidas en dos semanas

reloj de oro

El Apple Watch no fue un éxito inmediato al nivel del iPhone o del iPad, y el primer modelo era lento y carecía de apps imprescindibles. La compañía retiró la exorbitante versión de oro después del primer año; vendió unas pocas decenas de miles de ellos, pero pocos después de las dos primeras semanas.

De este pequeño párrafo podemos extraer una gran cantidad de información de interés, si lo damos por bueno. Algunos lo han utilizado para afirmar que el reloj de oro de Apple fue un fracaso, pero cuando ponemos las cifras en contexto con el resto del mercado más de uno se ha llevado una sorpresa. Eso es justo lo que hizo Evans en su tweet, donde compartió esta tabla de exportaciones de relojes suizos según el material del reloj:

Screen Shot 2019 07 23 At 11 25 12

Según puede verse, en 2015 se vendieron 490.000 relojes hechos con metales preciosos (oro, plata, platino, etc.). Estas exportaciones supusieron alrededor de 6.900 millones de euros en ese año. Ahora bien, del artículo de Bloomberg, podemos decir que esas "pocas decenas de miles" podrían ser, digamos, 20.000 o 30.000 Apple Watch de oro. Si tomamos la media de ambas cifras, llegamos a los 25.000 unidades que suponen ese ~5% (calculado sobre los 490.000 relojes vendidos en todo 2015) que menciona el inversor.

Los smartwatches eran una categoría nueva con apenas un par de años a sus espaldas. Nunca antes un reloj inteligente se había vendido a esos precios, mucho menos para un dispositivo que en unos años dejaría de recibir actualizaciones. Y, sin embargo, alcanzó ese nivel de ventas en un mercado tan exclusivo. Todo un logro, sin duda.

Apple Watch Edition: un reloj que cumplió su función

Apple Watch

Con varios años a nuestras espaldas, podemos echar la vista atrás y reírnos del fracaso del Apple Watch Edition. O podemos ver lo que sucedió con otra perspectiva y verlo como un producto destinado a llamar la atención e iniciar conversaciones.

El Apple Watch Edition de oro fue una colección efímera, sucedida al año siguiente por el modelo Edition de cerámica mucho más asequible. A pesar de ello, generó una enorme atención sobre el lanzamiento del Apple Watch tanto dentro de los círculos tecnológicos como fuera. Su, para muchos, disparatado precio empujó la nueva categoría de Apple en años ante millones de personas en todo el mundo. Fue como una gigantesca campaña de marketing que le salió gratis a la compañía.

Con el paso de los años, el Apple Watch se ha consolidado como el reloj inteligente líder del mercado

Al no contar con ninguna ventaja técnica sobre los modelos de aluminio y acero, quien conociera al producto por primera vez podía recurrir a las otras colecciones en caso de estar interesado. Básicamente, "este reloj de aluminio o acero hacen lo mismo que el de oro y son más baratos". Como añadido, ayudó a separar al Apple Watch del resto de smartwatches reforzando el aspecto de moda del producto. Ya no era solo un producto tecnológico sino también un accesorio de nuestra vestimenta diaria.

Aunque todo esto lo podría haber conseguido Apple sin lanzar una colección de oro macizo, la primera generación Edition fue un empujón para el producto. Ese componente de moda en un smartwatch ha acabado calando en el resto de fabricantes de relojes y pulseras cuantificadoras, que también han creado varios modelos, tamaños y correas intercambiables. Puede que el Apple Watch Edition y su caja de oro macizo hayan desaparecido del mapa. Pero sin duda ha jugado un papel positivo en el lanzamiento de esta categoría.

Temas

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir