Las posibles "supercorreas" con sensores del Apple Watch Series 7 pueden ser una revolución, pero también una mala noticia para las correas de terceros

Las posibles "supercorreas" con sensores del Apple Watch Series 7 pueden ser una revolución, pero también una mala noticia para las correas de terceros
21 comentarios

Hay pistas que nos indican no sólo un rediseño de los Apple Watch con la inminente llegada del Series 7, si no un posible cambio en sus correas. No hay datos sobre los que nos podamos apoyar firmemente, pero quizás nos topemos con un nuevo tipo de correa oficial que deje de ser compatible con las generaciones actuales.

Un nuevo diseño pede provocar que el anclaje de las correas cambie, no es raro. Pero también hay otro factor que puede provocar este cambio: que las mismas correas tengan sensores y por lo tanto en los anclajes tenga que haber una conexión de datos. De repente, todos los fabricantes de correas de terceros arquean una ceja.

Exclusividad o apertura a terceros: los sensores de las correas

Para Apple sólo sería un cambio a mejor ofreciendo más posibilidades a los clientes, pero la situación sería muy diferente para aquellos que venden correas en tiendas como Amazon o AliExpress. Podrían darse varios escenarios dependiendo de las decisiones que se tomen en Cupertino.

El conector de datos podría estar absolutamente cerrado, por ejemplo, dejando los sensores como algo exclusivo en las correas oficiales. Los fabricantes de terceros seguirían fabricando correas, pero sin sensores.

Apple puede permitir el uso de su conector de datos a los fabricantes de correas, regulándolo con una API

O bien Apple puede abrir ligeramente ese conector de datos y marcar su uso con una API, para que las correas de terceros puedan incluir algún sensor y colaborar integrándose con la aplicación Salud. La duda aquí la tendríamos en la fiabilidad de esos sensores de terceros frente a los de Apple, soportados siempre por un esfuerzo de investigación y desarrollo previo. La compañía también podría reservarse tipos de sensores.

Quizás esta sea la puerta de entrada para correas promovidas por hospitales y compañías especializadas en salud, aportando sus propios sensores. Incluso podrían aparecer en colaboración con Apple si en Cupertino deciden no lanzar esas correas bajo su propia marca.

También hay que recordar que los sensores pueden simplemente no aparecer, lo que haría que siguiéramos con el mismo negocio que ahora pero con un nuevo conector que haría renovar toda la colección de correas a aquellos que quieran cambiarse al Apple Watch Series 7. La aparición de sensores sólo ha hecho acto de presencia en patentes, por lo que bien podría haberse descartado.

Este martes saldremos de dudas cuando veamos el Apple Watch Series 7 presentado. Si las nuevas correas incluyen sensores, vamos a ver la apertura de un nuevo negocio muy interesante estén o no abiertas a otras marcas.

Temas
Inicio