Compartir
Publicidad

20th Anniversary Mac: La pieza de museo de los PowerPC [Especial Macs PowerPC]

Guardar
27 Comentarios
Publicidad
Publicidad

De todos los modelos PowerPC que Apple ha lanzado a lo largo de todo su período con estos procesadores, quizás el más extraño y al mismo tiempo más deseado por los coleccionistas es, sin duda alguna, el Twentieth Anniversary Macintosh o TAM como se le abrevia popularmente.

Presentado el 7 de enero de 1997 y lanzado en el mes de marzo del mismo año, el TAM estaba pensado como una culminación de 20 años de evolución tecnológica de la compañía, presentando un diseño muy diferente a todos los que había estado lanzando la compañía hasta ahora. He tenido la enorme suerte de poder examinar uno de estos ordenadores con mis propias manos, y en la entrada extendida comento mis impresiones junto con las curiosidades de esta pieza de museo.

Algo que pude ver, antes de dedicarme plenamente al ordenador, fue su empaquetado. El TAM venía en una serie de cajas numeradas, que a su vez estaban todas metidas dentro de una caja más grande. De modo que una vez el ordenador te llegaba a casa, tenías que abrir la caja grande y después, siguiendo su orden según el número de cada caja, abrir las cajas más pequeñas en su orden, encontrándote un componente en cada caja.

Una vez abiertas las cajas y montado el ordenador, la primera impresión que te ofrece el primer vistazo es que recuerda terriblemente a los actuales iMacs de Aluminio. y que Jonathan Ive tiene que haberse acordado de este ordenador por fuerza a la hora de fabricar los actuales sobremesas todo-en-uno.

apple tam teclado

Contaba con una placa base montada verticalmente (que le permitía alcanzar un grosor de tan sólo 2,5 pulgadas) con un procesador 603e de 250 MHz, 32 MB de RAM ampliables a 128 MB, una pantalla LCD de matriz activa de 12.1 pulgadas, una tarjeta gráfica ATI 3D Rage II con 2 MB de RAM de vídeo (capaz ede mostrar colores en 16 bits a una resolución de 800×600 píxeles), sintonizaor de TV y radio FM, tarjeta de vídeo con S-Video y un sistema de sonido fabricado por Bose, con un subwoofer incluído.

En cuanto al software, venía con Mac OS 7.6.1, y se pudo actualizar hasta Mac OS 9.1. Hay usuarios que han intentado instalar Mac OS X en el ordenador, pero siempre han resultado en un fracaso, inutilizando el arranque y teniendo que sacar y meter la batería de la PRAM, o reseteando el ordenador conectado con otro Mac meduante su puerto serie.

apple tam conexiones

Para su época, era un ordenador que por diseño, potencia, calidad de imagen y sonido rompía moldes. Sólo teníamos que ver la forma en la que el teclado y el ratón eran capaces de separarse y unirse en una sola pieza semejante a la del teclado de un portátil, que ocupaba poco espacio, tenía reposamuñecas de cuero y se parecía sospechosamente al actual teclado bluetooth. Además, venía con un mando de control remoto.

El principal inconveniente del TAM y el responsable de su fracaso: Su precio. Eran 7.499 dólares de la época, algo que casi nadie podía permitirse. Esto resultó en unas ventas bajas, que obligaron a la compañía a rebajar el precio del ordenador a 3.500 dólares, y finalmente a 1.995 dólares (un precio menor que el coste de su fabricación) antes de que su producción de descontinuara. Ahora, se ve como un ordenador fallido muy ambicioso (sólo hace falta fijarse en todos los complementos realizados en piel y completamente innecesarios (los bolígrafos, por ejemplo).

tam apple ventiladores

El TAM, además, es algo tremendamente deseado por los coleccionistas por su escasez. Apple fabrico tan sólo 12.000 modelos del ordenador, y después los moldes de fabricación fueron destruídos. Además, 399 de esos doce mil ordenadores se los quedó la empresa para poder disponer de partes de recambio. Para ponerlo más complicado para los españoles, el TAM sólo se vendió en 5 países: Los USA, Japón, Francia, Alemania y el Reino Unido (aunque unos 10 ordenadores aparecieron en Australia)

En definitiva, el TAM es un ordenador que Apple fabricó muy cuidadosamente. Incluso sabiendo que todos los productos de la compañía tienen una presentación y un embalaje excepcionales, sólo por el apsecto de las cajas se nota que la presentación y el desempaquetado del TAM era toda una experiencia, incluso superior a lo que suponía estrenar cualquier otro modelo de ordenador de la compañía.

Apple quiso celebrar sus 20 años por todo lo alto, con un ordenador que fue un fracaso pero que finalmente tiene su sitio entre los coleccionistas. Quien tenga uno de estos ordenadores, tiene un auténtico pedazo de la historia de Apple en sus manos. Como curiosidad y a modo de despedida, podéis ver bajo estas líneas el vídeo de bienvenida que aparecía en el Tweinteth Anniversary Macintosh cuando era encendido por primera vez.

Vídeos | Youtube (1,2,3)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos