Compartir
Publicidad

Dominando el Apple Remote

Dominando el Apple Remote
7 Comentarios
Publicidad

Como sabéis, el Apple Remote es el minimalista mando a distancia incluido con todos los Mac (salvo el MacPro) fabricados a partir de octubre de 2005. Su uso más básico carece de dificultad alguna pero cuenta con un par de secretos que no son tan evidentes de averiguar.

¿Que queremos poner el equipo en reposo sin levantarnos del sitio tras una larga sesión nocturna de cine? Mantenemos pulsado el botón de Reproducir/Pausa y listo. Cualquier otra pulsación, lo devolverá a la vida. ¿Que estamos arrancando el equipo y queremos activar Boot Camp? Mantenemos pulsado el botón de Menú, seleccionamos el sistema con el que queremos arrancar con los botones Siguiente y Previo y confirmamos pulsando Reproducir/Pausa. Si tenemos un CD/DVD dentro de la unidad, también podemos expulsarlo con el mando presionando el botón + (Subir Volumen).

Otra posibilidad interesante es la de emparejar el mando con un equipo en concreto para evitar líos con otros Macs y ponerle las cosas difíciles a los graciosos. Hacerlo es tan sencillo como mantener pulsado simultáneamente los botones de Reproducir/Pausa y Menú hasta que aparezca un símbolo en la pantalla confirmándonos la operación. Para desemparejarlo o desactivar por completo la recepción de infrarojos nos dirigiremos al apartado Seguridad de las Preferencias del Sistema.

En cuanto al software, además de Front Row, el Apple Remote nos permite controlar otros programas de la casa como iPhoto y Keynote, avanzando y retrocediendo a nuestro antojo durante las presentaciones desde la comodidad de nuestro sofá o lo alto de un escenario, siempre a una distancia máxima de 9 metros.

Para terminar, otras aplicaciones con las que podemos sacar aún mas jugo a nuestro mando son iAlertU para activar y desactivar una alarma anti-robo, o Sofa Control para añadir soporte adicional y controlar mediante scripts cualquier programa que queramos.

¡Estupendo! Con tanto uso nos hemos quedado sin batería, ¿no? Pues no hay problema. El Apple Remote utiliza una pila de botón CR2032 de 3V así que simplemente presiona en la parte inferior con un algún objeto puntiagudo y podrás acceder a esta para cambiarla por otra nueva. ¡Que continúe la diversión!

Vía | Macinstruc

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Inicio