Compartir
Publicidad
Publicidad

El consejo de administración de Apple podría necesitar miembros más independientes

El consejo de administración de Apple podría necesitar miembros más independientes
Guardar
47 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El consejo de administración de Apple, que es donde se sientan los auténticos peces gordos a discutir y planificar el futuro y la estrategia de la empresa, ha experimentado varios cambios bruscos últimamente. Las disputas con Google terminaron con la despedida del consejo de Eric Schmidt, el CEO de Google; y la reciente muerte de Jerome B York (una auténtica personalidad en la historia de Apple) ha dejado al consejo con un miembro menos.

En la zona para suscriptores del prestigioso Wall Street Journal, aprovechando todos estos movimientos y la creciente importancia de Apple en el mundo de la tecnología, se ha publicado un artículo interesante analizando el estado actual del consejo de administración. Según dicho artículo, hacen falta cambios en dicho consejo.

Al parecer, En estos momentos Steve Jobs tiene demasiada influencia sobre las operaciones de la compañía y sobre el mismo consejo de administración, en el que no encuentra ninguna voz que discrepe con sus opiniones.

Los inversores llevan tiempo avisando a los administradores de Apple que sean más independientes del poderoso CEO de la compañía, aunque ésta esté teniendo buenos resultados financieros. Un consejo independiente representa los intereses de los accionistas y pueden desafiar al CEO cuando es necesario. [...] El sucesor de York debería ser alguien con un status e importancia lo suficientemente grandes como para poder en entredicho lo que diga Steve Jobs.

De hecho, el recientemente fallecido York llegó al consejo de administración de la compañía gracias a la “limpieza” de administradores que el CEO hizo en 1997, cuando regresó a Apple tras ser despedido años atrás.

Actualmente, los directores de la compañía no suelen contradecir a Jobs, a pesar de que sus decisiones pueden ser malas para ellos (como por ejemplo su baja de la empresa durante seis meses por su transplante de hígado). Incluso York, según parece, se enfadó y amenazó con abandonar el consejo debido a esta decisión y otras como el abandono de la Macworld.

Así pues, parece que ahora mismo Steve controla a su voluntad la empresa entera ya que su consejo de administración le apoya en todo lo que dice. El CEO de Apple ya ha demostrado gracias a su estratagema que puede levantar de nuevo Apple con productos revolucionarios, pero desde luego no estaría de más tener algunos consejeros que permitan pararle los pies si algún día hace falta.

Vía | Macrumors
Imagen | Dakiny

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos