Compartir
Publicidad
Publicidad

[Especial Mac OS X Lion] Primeras impresiones de la versión preliminar de Mac OS X 10.7 Lion (1ª parte)

[Especial Mac OS X Lion] Primeras impresiones de la versión preliminar de Mac OS X 10.7 Lion (1ª parte)
Guardar
177 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cuando Apple mostró por primera vez su nuevo sistema operativo el pasado mes de octubre, me posicioné de un modo claramente decepcionado por las escasas novedades anunciadas, aunque al mismo tiempo esperanzado por las posibilidades que se presentaban. Ahora, cinco meses más tarde, y tras haber probado de primera mano la versión preliminar para desarrolladores de Mac OS X 10.7 Lion, una nueva oleada de sentimientos contradictorios se apodera de mi.

Con Lion, Apple vuelve a tener la oportunidad de ponerse al día con los usuarios de Mac después de habernos tenido algo abandonados a causa de sus (exitosas) incursiones en el mundo de los teléfonos móviles y los tablets; y como todos sabéis, la forma mediante la que han decidido hacerlo es trasladando a nuestros ordenadores algunas de las tecnologías y metodologías desarrolladas para su sistema operativo multitáctil.

Cinco minutos con Lion son más que suficientes para darse cuenta que tal vez se les haya ido la mano. Decisiones como la inversión de los botones de opciones para convertirlos en deslizadores que dan la sensación de que está pulsado todo menos lo que en realidad está activo y la dirección en la que se mueve el contenido de las ventanas y los espacios a pantalla completa cuando deslizamos los dedos por el Magic Mouse hacen que cualquiera se pregunte si de lo que han hecho los ingenieros de Apple no es transformar Mac OS X en un sistema operativo multitáctil para un Mac que ni tan siquiera existe aún.

Lion, dándole la vuelta a izquierda, derecha, arriba y abajo

Mac OS X 10.7 Lion Beta

Por defecto, la beta de Mac OS X Lion tiene el comportamiento contrario al habitual en Snow Leopard, Windows, o cualquier otro sistema operativo de PC en general cuando se trata de desplazarnos por un contenido. Esto quiere decir, que si deslizas el dedo hacia arriba en el Magic Mouse, el Magic Trackpad o el trackpad de tu MacBook mientras lees esta misma página web, la página no subirá como esperarías, sino que bajará. De igual modo, si utilizas el nuevo gesto de dos dedos para moverte entre el Dashboard, el escritorio con las aplicaciones en ventana, y las diferentes pantallas situadas a la derecha con las aplicaciones a pantalla completa, deslizar los dedos a la derecha hará que vayamos a la pantalla de la izquierda y hacerlo a la izquierda nos llevará a la de la derecha. ¿El mundo al revés? No, el mundo de iOS. Coge tu iPhone y repite las mismas acciones… ¿lo entiendes ahora?

Lo que en una interfaz multitáctil de “contacto directo” como el iPhone, el iPod touch o el iPad crea la ilusión de mover una lámina virtual arrastrándola directamente con nuestros dedos, en otra donde lo que tocamos no es la pantalla, sino un dispositivo de entrada desvinculado de esta lo que sentimos es desorientación. Afortunadamente podemos devolver todo a su comportamiento habitual con tan solo desmarcar la casilla señalada en la imagen superior pero, ¿no os resulta curiosa la elección seleccionada de serie?

Utilizando Lion, lo bueno, lo malo y lo mejor

Mac OS X 10.7 Lion Beta

Si tuviese que quedarme con una sola de todas las novedades de Lion, no dudaría al decantarme por la función de autoguardado y versiones. Vale, en realidad son dos funciones pero están tan íntimamente conectadas que no entendería una sin la otra. El poder cerrar una aplicación sabiendo que el documento seguirá ahí cuando vuelvas a abrirla aunque no le des a guardar es una delicia y la tranquilidad de poder revisar de un modo muy intuitivo y sencillo los diferentes cambios que has ido realizando a ese mismo documento a través de una versión mejorada de la interfaz de Time Machine no tiene precio. Seleccionas la versión del documento en el punto que quieras de la línea de tiempo, copias lo que te apetezca y lo pegas cómodamente en la versión actual, situada para nuestra conveniencia en la parte de la izquierda. Más simple imposible.

Mission Control tampoco está del todo mal y nos ofrece una vista general de todas las ventanas, espacios y aplicaciones a pantalla completa que tienes abiertas, sin desvirtuar demasiado el propósito original de Exposé (moverte rápidamente de una ventana a otra). Imaginad esta nueva versión como un Exposé que cede la parte superior a esa variación de Spaces que constituyen las aplicaciones a pantalla completa (cada una añade un espacio nuevo a la derecha que ocupa por completo y desaparece cuando se cierra o cambia al modo en ventana) y que agrupa las ventanas de una misma aplicación en una única pila. Si colocáis el cursor sobre una pila y deslizáis el dedo hacia arriba se despliegan para que podamos seleccionar la que buscamos.

En cuanto a el nuevo look del sistema, con exponentes tan claros como Finder (del que ya he hablado largo y tendido en este otro artículo) o Mail 5 (la simplicidad llevada al extremo, bastante más interesante que la versión anterior gracias a su nueva distribución y a la agrupación automática de conversaciones), me resulta bastante atractivo y limpio, y veo como un gran acierto la evolución de las barras de desplazamiento fijas hacia una simple referencia visual que solo se visualiza durante el tiempo justo y necesario.

Mac OS X 10.7 Lion Beta Dashboard

No puedo decir lo mismo del cambio experimentado por Dashboard, convertido ahora en una pantalla a la izquierda del escritorio privada de muchos de sus encantos: los efectos de entrada y salida con zoom, la transparencia del fondo (muy útil para anotar algo o realizar un cálculo manteniendo la información en uno de los huecos) o el efecto de onda de agua al añadir un nuevo widget, todo ello extinto al menos en esta versión beta.

Mac OS X 10.7 Lion Beta LaunchPad

De la Mac App Store y Lauchpad poco que añadir que no se haya dicho ya. La primera es idéntica a la que podéis tener funcionando en Snow Leopard ahora mismo mientras que la segunda no se diferencia en lo más mínimo del sistema de pantallas de inicio y carpetas de iOS. Los nuevos gestos lo hacen bastante útil en un Macbook o con un Magic Trackpad ya que permite acceder muy rápidamente a las aplicaciones (aunque no tanto como Spotlight) pero aporta poco o nada a los usuarios de equipos de sobremesa con Magic Mouse.

En realidad, una de las cosas que menos me ha gustado es precisamente lo sencillo que es mover la pantalla por error dejando ver durante un momento un trozo de Dashboard a la izquierda o de la aplicación a pantalla completa de turno a la derecha (y si no hay ninguna, una espacio negro para ilustrar el “rebote” de la acción) simplemente por rozar con el dedo corazón el área multitáctil del ratón, como de costumbre, excesivamente sensible.

Conclusiones

Lion no va a revolucionar Mac OS X, no va a ponerlo todo patas arriba y convertir el sistema en un desconocido para sus usuarios. Si Snow Leopard se centró en poner a punto el motor para exprimir toda la potencia de nuestras máquinas, Lion lo hace en poner al día el modo en que las utilizamos puliendo su interfaz para hacerla aún más clara y amigable, ofreciendo características que facilitan el día a día por encima de grandes fuegos artificiales y en definitiva, logrando hacernos disfrutar un poco más de los pequeños detalles.

Incluso si no nos quedasen más sorpresas por descubrir (atentos a la segunda parte de este artículo), Lion promete ser un digno sucesor de Snow Leopard con suficientes novedades particularmente interesantes como para merecer el salto. El rendimiento del sistema es algo tosco de momento pero al fin y al cabo hablamos de una beta a la que probablemente le quedan entre cuatro y seis meses de desarrollo antes de su lanzamiento en verano. En este tiempo espero que los ingenieros de Apple consigan darle alguna vuelta de tuerca más a algunos conceptos que necesitan ser revisados; especialmente en lo que se refiere a la experiencia de usuario de los propietarios de equipos sobremesa.

Sitio oficial | Mac OS X Lion
En Applesfera | Especial Mac OS X 10.7 Lion
En Applesfera | Finder, las mejoras del gestos de archivos de Lion

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos