Compartir
Publicidad

Las aventuras del ingeniero de Apple y su prototipo perdido

Las aventuras del ingeniero de Apple y su prototipo perdido
150 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Desde luego, estos dos últimos días han sido para sentarse delante del ordenador con un buen bol de palomitas y disfrutar del espectáculo. Tras el destape de Engadget y la confirmación de Gizmodo, hemos podido ver un prototipo de lo que puede ser perfectamente el iPhone que no tendríamos que haber visto hasta verano.

Pero claro, hasta que Gizmodo no ha podido confirmar esto han pasado multitud de cosas, cosas que se han ido desvelando hasta ahora y que conforman una historia que una de dos: o alguien ha tenido un trabajo de inventiva maravilloso para encubrir un incidente en Apple en el que se ha filtrado el prototipo, o un ingeniero de Apple ha cometido un error muy, muy grave.

Si queréis escuchar esta historia poneos cómodos, encended la hoguera y acceded a la entrada extendida.

La desdichada pérdida del teléfono

bar aleman
El bar en el que un ingeniero de Apple perdió el teléfono, supuestamente.

Érase una vez un ingeniero de Apple de 27 años llamado Gray Powell. Gray es (o era) el encargado de la programación de la parte del software del iPhone que permite hacer llamadas telefónicas, de modo que su puesto de trabajo puede considerarse importante. La noche del 18 de marzo, Gray fue a pasarlo bien en un bar alemán de la ciudad de Redwood City, a escasas 20 millas de la central de Apple en Cupertino.

Gray, como ingeniero de Apple que es (o era), llevaba consigo el prototipo del iPhone 4G perfectamente camuflado como un iPhone 3GS gracias a una funda especial y lo usó para actualizar su estado en Facebook, en el que elogiaba la cerveza alemana. Lo que pasó después es tan simple como desastroso: Gray se fue del bar y se olvidó el iPhone.

Otra persona que se sentaba al lado de Gray, lógicamente, terminó encontrando el teléfono. Tras hablar con la persona que se sentaba al otro lado de Gray (que para empeorar las cosas llevaba unas copas de más), preguntar por el bar si el iPhone era de alguien y esperar un buen rato por si Gray volvía a buscar el teléfono, terminó por llevárselo.

¿A quién dar el teléfono?

iphone 4g gizmodo apple

La persona que se llevó el teléfono no lo tenía muy claro al principio. Pudo jugar con él unas horas pero más tarde le quitó la funda y se dio cuenta de que eso no era un iPhone 3GS, y que tenía toda la pinta de ser algo auténtico de Apple.

A la mañana siguiente, Apple había neutralizado el software del iPhone remotamente, usando MobileMe. Decidió actuar bien y llamó varias veces a Apple, que no le tomó en serio y sencillamente se limitó a darle tickets de incidencias. Tras no recibir respuestas de ninguna de esas incidencias que registró, decidió que no iba a llevarlo a ninguna tienda de Apple ya que eso sólo provocaría que uno de los empleados lo vendiera por eBay y se sacase un buen pellizco.

En una conversación por teléfono que dicha persona tuvo con Gizmodo, el hombre dijo que “creía que era un iPhone 3GS”, aunque probó cosas como la cámara y el teléfono se colgó repetidas veces. Finalmente y tras algunas semanas después, Gizmodo consiguió el prototipo y publicó todo lo que ya sabemos. De todas formas, al medio le costó 5.000 dólares conseguirlo, según informan desde Yahoo.

Apple contraataca

carta apple gizmodo
La carta que Apple ha enviado a Gizmodo.

Hasta este punto es donde podemos opinar si toda esta historia es completamente real (sería un puntazo, la verdad) o de si simplemente es algo inventado para encubrir a alguien que intencionadamente habrá filtrado el modelo al exterior. De hecho, en 9to5mac nos recuerdan que Steve Jobs, tomando un café con Eric Schmidt, comentaba lo siguiente, sugiriendo una vuelta de tuerca muy retorcida:

Tarde o temprano lo van a ver, así que a quién le importa como lo consigan.

¿Filtrado controlado por Apple? Viniendo de una empresa que guarda sus nuevos productos bajo un laberinto de puertas de acero con contraseñas que cambian cada pocos minutos, puede ser cualquier cosa. Pero lo seguro es que Apple quiere de vuelta su prototipo, y cuando antes mejor.

Para hacerlo, la empresa ha enviado una carta a Gizmodo en la que Apple, sencillamente, pide que le devuelvan el dispositivo y que se concrete un sitio para encontrarse.

Hasta aquí, la historia que de momento conocemos. Gizmodo ha respondido y ha accedido a devolver el prototipo de Apple, y de momento no se saben las consecuencias. Puede que gray haya perdido su trabajo por ese descuido, y puede que Steve Jobs esté muy, muuuuy enfadado. Para darle un toque final de humor a esto, os dejo con un vídeo de un nuevo show por internet protagonizado por un muñeco de Steve Jobs. Precaución: el vídeo está en inglés, pero hay algunas palabras malsonantes.

Vía | Gizmodo
Vídeo | YouTube

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Inicio