Compartir
Publicidad
Publicidad

Mac OS X 10.3 "Panther", ¿El que debería haber sido en un principio? [Especial historia Mac OS X]

Mac OS X 10.3 "Panther", ¿El que debería haber sido en un principio? [Especial historia Mac OS X]
Guardar
30 Comentarios
Publicidad
Publicidad


Había pasado otra vez poco más de un año y de nuevo Apple volvía a renovar su sistema operativo con una nueva versión, Mac OS X 10.3 también conocido como “Panther”. Apple pretendía volver a cobrar 129 $ por él aunque los compradores recientes de un Mac tendrían opción a actualizarse de una manera gratuita. Otra vez, tal como había ocurrido con Jaguar, tendríamos un rediseño total del packaging de esta nueva versión.

Tal como había comentado en el anterior artículo de esta serie de especiales, tras mi paso por una agencia de diseño, donde se utilizaba Mac OS 9, mi reencuentro con los Mac se produciría años después con esta nueva versión de Mac OS X y no pude salir de mi asombro por el profundo cambio que habían experimentado en la marca de la manzana. El entorno gráfico del que ya hemos hablado anteriormente, era sorprendente y aunque las bases se habían asentado, es en esta versión de Mac OS X donde se pulieron dando lugar a gran parte de lo que tenemos ahora.

Esta sería una nueva versión de Mac OS X hecha para durar, no en vano Tiger fue lanzado casi dos años después. Apple siguió con sus sutiles cambios estéticos en lo que a entorno y usabilidad se refiere, vamos a realizar un repaso de todo lo que supuso esta nueva versión de Mac OS X.


Nuevo Panther

No, no os asustéis, no fue así el Packaging de Panther, pero tras el lanzamiento de Jaguar, muchos no se pudieron resistir para hacer la broma. Panther trajo consigo nuevos cambios en el corazón del sistema, algunos tan profundos que lo llevaron a ser incompatibles con algunos Mac más antiguos. La nueva ROM imposibilitaba la instalación de este sistema en Macs como los PowerMac G3 beige y los PowerBook G3 Wall Street.

Pequeñas pinceladas de diseño, en los detalles se encuentra el secreto

Aún con todo el trabajo que restaba por hacer para mejorar el rendimiento general del sistema, Apple seguía introduciendo ligeros pero importantes cambios en el diseño general de la interfaz gráfica. El diseño de Aqua, presentado hacía ya tres años, traía lógicamente multitud de reminiscencias de los sistemas anteriores. Muchos de sus elementos como las barras de las ventanas o los fondos de los menús eran un simple lavado de cara de lo que ya existía.

Barras de menu

Pero tal como podéis ver en la imagen, la trama de fondo en los menús había sido suavizada otorgándole a mi parecer una mayor legibilidad. También veríamos en esta nueva versión como cambiarían la selección de iconos o los menús contextuales, también serían rediseñados muchos de los iconos propios del sistema como el Finder o el panel de preferencias. El conjunto de todos estos pequeños cambios contribuyeron a un suavizado que haría mejorar la percepción del sistema, llegando incluso al caso en el que si tras estar una temporada utilizando Panther, volvías a utilizar Jaguar, te resultaba extraño.

Quartz Extreme, incluido en Jaguar había descargado mucho trabajo gráfico del procesador central para pasárselo a la gráfica y esto se notó en esta versión del SO con la cantidad de efectos que se incluyeron en las transiciones de ventanas.

Nuevas funcionalidades y mejoras de rendimiento


Finder

Entre las nuevas características más destacables de este nuevo sistema, yo destacaría la barra lateral en la ventana de Finder, dando acceso a los elementos más destacados del sistema, como la carpeta de aplicaciones, documentos, usuario… Ahora seguro que se te antoja necesaria y no sabrías vivir sin ella (yo no al menos).

Pero también trajeron dos novedades importantes, una fue el intercambiador de aplicaciones, el cual se accedía con la combinación de teclas “Comando + Tabulador” y nos permitía cambiar rápidamente de aplicación.

Switcher

Y otra fue exposé, característica que me llamo enormemente la atención en su momento por la terrible funcionalidad a la hora de buscar una ventana determinada. Las esquinas activas permitían mantener un orden extremo en el caso de haber abierto demasiadas aplicaciones. Panther fue el primer Mac OS X en el se permitía funcionar a 64bits con procesadores como el PPC G5, que lo soportaba. También era posible cambiar de una manera rápida entre diferentes usuarios del mismo Mac sin la necesidad de tener que cerrar sesión de un usuario para abrir otro.

Expose

Este fue el verdadero catalizador de usuarios hacia la nueva plataforma, el sistema se comportaba como debía, incluía mejoras como las que hemos comentado o incluso Safari. Safari llevaba un tiempo en el mercado, y se había incluido en una de las últimas actualizaciones de Jaguar, pero fue en Panther donde se introdujo a bombo y platillo. Ante la desidia de Microsoft y Netscape con sus navegadores para la plataforma Mac OS X, sin apenas mejoras, Safari supuso una autentica revolución. Era rápido y respetaba los estándares, cosa que no era muy habitual por aquella época. Aún con la dificultad que implica desarrollar un navegador desde un principio, Apple había hecho muy bien sus deberes.

En definitiva, Panther fue un SO diseñado para durar, no había la urgencia de versiones anteriores para tapar fallos del mismo. No en vano Apple alargó la vida en casi los dos años, que fueron los que tardó Tiger en salir a la luz, pero de eso hablaremos la próxima semana.

macosx_logo.gif
Esta entrada pertenece al especial Mac OS X que durante las siguientes semanas os ofreceremos en Applesfera. Con ello, pretendemos ofrecer una panorámica de las distintas versiones e historia de Mac OS X para celebrar el décimo aniversario del lanzamiento del sistema operativo. En la entrada de hoy analizamos Mac OS X 10.3 “Panther”, un sistema operativo mucho más maduro que los anteriores y que tal vez fue lo que Mac OS X debería haber sido desde un principio.
Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos