Compartir
Publicidad
Publicidad

Power Mac G4 Cube [Especial Macs PowerPC]

Power Mac G4 Cube [Especial Macs PowerPC]
Guardar
26 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El 19 de Julio de 2000, coincidiendo con la MacWorld Expo de Nueva York, Apple lanzaba el Power Mac G4 Cube, un cubo de 18 cm suspendido dentro de una preciosa cubierta transparente tan sorprendente, minimalista y original que si fuese presentado hoy mismo no desentonaría demasiado en la actual gama de ordenadores de Apple. Una auténtica obra de arte por cuenta de Jonathan Ive que pese al merecido status que conserva entre los coleccionistas tuvo una fría recepción a causa de su elevado precio (1.799 dólares de los de entonces) respecto al más potente y sencillo de ampliar Power Mac G4.

“El G4 Cube es simplemente el ordenador más molón de todos. Una clase completamente nueva que reune el rendimiento destroza-Pentium del Power Mac G4 con el diseño compacto, silencioso y elegante del iMac.”, afirmaba Steve Jobs durante su presentación. Un equipo situado a medio camino entre los iMac G3 y los Power Mac G4 que venía equipado con procesadores PowerPC G4 a 450 y 500 MHz (este último por 2.299 dólares), 64 MB de memoria (ampliables hasta la nada despreciable cifra de 1.5 GB), tarjeta gráfica ATI Rage 128 Pro de 16 MB, disco duro de 20 GB (40 GB opcionalmente), lector de DVD, dos puertos FireWire, otros dos USB, y lo último en conectividad para la época: una conexión Ethernet 10/100 y un modem de 56K V.90.

Entre sus peculiaridades estaban, además del diseño en sí, la propia unidad de DVD, con una ranura de tipo slot-in ubicada en su parte posterior que daba un nuevo sentido a la expresión “tostar los CDs”; y su sistema de refrigeración basado en el de los iMac G3, muy silencioso al prescindir ventiladores y utilizar la canalización del aire caliente hasta la parte superior del cubo. Al interior, dicho sea de paso, es tan sencillo acceder que podemos instalar más memoria o una tarjeta AirPort en cuestión de segundos, extrayendo todo el equipo en sí de su cubierta como si fuese un simple envoltorio.

Pese al rápido acceso a las tripas del equipo, se le achacó ser difícil de actualizar (siempre en comparación con los otros modelos Power Mac). Por ejemplo, la tarjeta gráfica utilizaba una ranura AGP estándar pero las tarjetas normales no entraban en el reducido espacio disponible, dejando pocas opciones como una versión de la GeForce 2 MX creada específicamente para el Cubo. Por suerte, esto no detuvo a sus usuarios, que apoyados por empresas como PowerLogic o GigaDesigns hicieron posible la modificación de sus Cubos hasta el extremo de integrarles procesadores duales G4 a 1.8GHz.

Pero el G4 Cube no fue lo único que presentó Apple aquel 19 de Julio. Junto al equipo, o de forma opcional como en el caso de las pantallas, lanzaron una serie de accesorios que también rompieron moldes como el teclado y el ratón óptico Pro (Apple fue la primera compañía en incluir este tipo de ratones de serie con todos sus equipos), ambos dominados por el color negro, o los altavoces Harman Kardon también diseñados por Ive.

En cuanto a las pantallas, teníamos una familia completamente nueva formada por el Apple Studio Display CRT de 17 pulgadas (16 pulgadas útiles) y las pantallas planas Apple Studio Display de 15 pulgadas y el Apple Cinema Display de 22 pulgadas, la más grande comercializada hasta aquel momento. Todas ellas incorporaban tres avances para reducir el número de cables sobre nuestro escritorio: se conectaban al ordenador en vez de a un segundo enchufe, contaban con dos puertos USB para el teclado o los altavoces y utilizaban el Apple Display Connector que reunía en un mismo cable las señales de vídeo analógica y digital, la conexión USB y la alimentación de la pantalla.

Finalmente tenemos el software. El G4 Cube incluía Mac OS 9.0.4, el último sistema Classic antes del salto a Mac OS X al año siguiente. Preinstalado en el equipo también teníamos iMovie 2, la nueva versión del “programa de edición de vídeo más popular y sencillo del mundo” que estrenaba interfaz de usuario, mejoraba las posibilidades de edición de audio, títulos y transiciones, e incluía nuevos efectos para acelerar o ralentizar el vídeo, añadir tono sepia…

Lástima que llegado Julio de 2001, apenas cumplido el año desde su comercialización, Apple anunciaba a través de un inusual comunicado que, literalmente, ponían el Cubo “en el congelador”, suspendiendo su producción de forma indefinida pero dejando una puerta abierta al afirmar que existía “una pequeña posibilidad de reintroducir un modelo actualizado de este ordenador único en el futuro”.

Y para terminar, algunas curiosidades del cubo:

  • Cuando al principio calificaba de obra de arte al G4 Cube no lo hice gratuitamente. Jonathan Ive ganó un buen número de premios internacionales por el diseño de este equipo y sus accesorios (incluyendo la fuente de alimentación, ratón, teclado, altavoces y la pantalla Studio Display) y se encuentran actualmente expuestos en el MoMA (Museo de Arte Moderno) de Nueva York.
  • Si ya de por si Apple es bastante dada a hacer sus cameos en el cine y la televisión, el G4 Cube ha aparecido en series como Absolutely Fabulous, Larry David (Curb Your Enthusiasm) y 24; y en películas como Jay and Silent Bob Strike Back, About a Boy, August and The Royal Tenenbaums. Además, aparece parodiado (junto a Apple, las Apple Store y otros productos de la compañía) en el episodio de Los Simpsons “Mypods y Dinamita” (Mypods and Boomsticks).

  • En cierto modo podríamos decir que el G4 Cube fue el primer Mac Mini, un equipo cuya estrategia de marketing se centraba en sus reducidas dimensiones “un cuarto del tamaño habitual de un ordenador” decía Apple por aquella época, algo tan difícil de creer al principio que se apoyó en la frase promocional “Actual size” (Tamaño real) para remarcarlo.
  • La inspiración para este equipo vino ni más ni menos que del NeXTcube, la estación de trabajo de NeXT Computer, la compañía fundada por Steve Jobs durante el período en que estuvo exiliado de Apple.
  • Por motivos evidentes, el G4 Cube es con diferencia uno de los mejores candidatos para la fabricación de “MacAcuarios”, peceras realizadas con equipos antiguos de Apple y de la que encontraréis un buen número de ejemplos con tan solo realizar una sencilla búsqueda en Google.
  • Los primeros equipos fabricados presentaban algunos defectos como pequeñas fracturas o marcas del molde en su carcasa transparente, lo que no ayudó precisamente a las ventas de un ordenador en el que el diseño era el 50% del valor.

Y algún que otro vídeo como interesante…

Presentación en la Macworld 2000

Anuncio del G4 Cube

Vídeo promocional del G4 Cube

Galería | Unboxing del Power Mac G4 Cube

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos