Compartir
Publicidad
Publicidad

Todas las novedades de Snow Leopard, a fondo [WWDC'09]

Todas las novedades de Snow Leopard, a fondo [WWDC'09]
Guardar
54 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace justo un año después de una aburrida Keynote con un final apoteósico, la presentación mundial del iPhone 3G, apareció en la web de Apple una información acerca de un nuevo sistema operativo: Snow Leopard.

Todos nos quedamos sorprendidos, ni un sólo rumor, ni una sóla captura, ni un sólo dato habíamos escuchado hasta el momento de ese supuesto sistema operativo. Pero por lo visto era más que una realidad. Sus intenciones en boca de Apple eran claras:

Mac OS X es famoso por su sencillez, fiabilidad y facilidad de uso. Así que cuando hubo que diseñar Snow Leopard, los ingenieros de Apple solo tenían un reto: convertir un sistema operativo genial en algo aún mejor.

Durante este año muchas builds o versiones han aparecido, ninguna especialmente reveladora. Pero hoy el manto que cubría un gran producto como es Snow Leopard ha sido retirado y bajo él nos han dejado ver el futuro sistema operativo de Apple.

Snow Leopard parte de ese sencillo principio, ser el sistema operativo más eficiente del mundo, para crear un gran sistema operativo basado en la interfaz visual que ya conocemos.

Optimizado, no reinventado


dvd-snow-leopard.png

Apple hace mucho hincapié en este concepto. Snow Leopard no ofrece nada especialmente nuevo de cara al usuario, es decir, cuando lo pongas por primera vez no notaras ninguna diferencia con Leopard a excepción de un nuevo fondo de pantalla. Sin embargo internamente cualquier parecido es pura coincidencia.

Snow Leopard es el primer paso de Apple para olvidarse de la arquitectura PowerPC, esto supone una reducción de código tremenda. La mayor parte de los programas del sistema han pasado de ser PowerPC, Intel, Intel-64 a ser únicamente Intel-64. Esto se refleja directamente en una reducción de tamaño del S.O. cercana a los 6Gb. Ahora Snow Leopard ocupa mucho menos y además se instala mucho más rápido, hasta un 45% más rápido que Leopard.

Además, se incluyen ligeras mejoras en áreas ya conocidas como Exposé, el funcionamiento del Dock y las Stacks. Las copias de seguridad de Time Machine ahora son mucho más rápidas. También se han mejorado las velocidades de apagado, encendido y reposo. Aseguran que el reposo es hasta 1,5 veces más rápido. ¿Aún más?

Destacar también Safari 4, el navegador más rápido para cualquier plataforma. Novedades en iChat y menos requisitos para su funcionamiento. Expulsión de discos más rápida y segura. Mejoras en Vista Previa y en general el los servicios de renderizado del sistema.

Pero todo esto son pequeñas pinceladas en comparación con las autenticas novedades de Snow Leopard. Este sistema basa todo su potencial en 4 pilares básicos: tecnología 64bits, Grand Central Dispatch, OpenCL y el nuevo QuickTime X. Veamos cada una de ellas en profundidad.

Tecnología 64bits

64bits-snow-leopard.jpg
Tiger fue el primer Mac OS X en incorporar algunos servicios del sistema escritos en 64bits, era un comienzo pero no fue hasta la llegada de Leopard cuando todos los servicios del sistema pasaron a ser 64bits. Ahora se amplia aún más este soporte y se propaga desde el núcleo del sistema hasta el propio Finder.

Hablando del Finder, además de ser 64bits es 100% Cocoa lo que asegura un rendimiento y velocidad de navegación nunca vista hasta ahora en Mac OS X.

Además de las partes criticas del sistema la mayor parte de aplicaciones incorporadas con el mismo también se han escrito de nuevo en 64bits. Mejorando notablemente el funcionamiento de todas ellas.

Grand Central Dispatch

grand-central-dispatch.jpg
Una vez superada la barrera de los 64bits queda otra tecnología en el tintero que hace de Snow Leopard un sistema muy rápido. Hoy en día todos los Macs incluyen de serie procesadores con más de un núcleo y en un futuro cercano se espera que la mayoría llegue a los 4 como media.

Toda esta potencia se encuentra actualmente desaprovechada. Apenas hay servicios del sistema que puedan funcionar con múltiples hilos. Por lo que toda esa potencia se desaprovecha.

Grand Central Dispatch quiere romper esta barrera. Para ello Apple ha centrado las operaciones multihilo en el propio sistema y no en los programas. Hasta ahora cada programa era el encargado de gestionar los procesadores a su antojo. A partir de ahora esto no funciona así.

El propio sistema operativo es el encargado de asignar los recursos en cada momento mientras Gran Central Dispatch se encarga de distribuir cada hilo en un núcleo diferente del procesador.

Esto es algo que en un principio apenas notaremos ya que son los programadores los que tienen que hacer uso de ello, pero en cuestión de meses las velocidades alcanzadas dejaran en ridículo a cualquier programa ejecutado en Tiger.

OpenCL

opencl-snow-leoaprd.jpg
De nuevo Apple no ha inventado la rueda pero si se ha dedicado ha hacerla increíblemente eficiente. OpenCL es algo que lleva sonando un tiempo e incluso algunas compañías como Nvidia ya han experimentado con él aunque bajo el nombre “Cuda”.

La idea de nuevo es muy sencilla. Las tarjetas gráficas son dispositivos realmente potentes pero están limitados a generar gráficos. ¿Por qué? Simplemente porque nadie ha pensado lo contrario.

OpenCL es una tecnología encargada de poner a disposición de los desarrolladores toda la potencia de una tarjeta gráfica aplicable a cualquier programa y en cualquier momento. De esta manera descentralizamos el procesador principal de muchas tareas.

¿Para qué utilizar el procesador al aplicar un filtro en Photoshop si una tarjeta gráfica lo puede hacer mucho más rápido y dejar el procesador principal para otras tareas?

De nuevo no es algo que notemos nada más encender Snow Leopard y sólo el tiempo y los desarrolladores podrán poner limite a esta característica.

Quicktime X

quicktime-x-logo.jpg
Mucha gente piensa que Quicktime es simplemente un reproductor de medios dentro de Mac OS X. En realidad Quicktime es simplemente una interfaz para unificar bajo un programa los servicios Core Audio, Core Video y Core Animation.

De forma que optimizar Quicktime no es sólo mejorar un programa si no mejorar muchos de los servicios encargados de reproducir audio, vídeo y en definitiva cualquier soporte multimedia bajo un Mac.

El nuevo Quicktime da un paso en cuanto a rendimiento y no se limita a mejorar un programa si no el núcleo encargado de estas tareas. Ahora toda la codificación y descodificación se implementa por hardware, OpenCL tiene parte de la culpa de esto.

De forma que al reproducir un vídeo el procesador no es el encargado del mismo si no la tarjeta gráfica. De esta forma el codificación también será mucho más rápida.

Disponibilidad y Precio

Pero si hay una buena noticia además de las mejoras de velocidad mostradas es que Snow Leopard es una actualización de Leopard y por lo tanto sólo cuesta 29 dólares para los usuarios de Leopard y 129 dólares para los nuevos usuarios. Disponible en Septiembre de este mismo año.

Más información | Apple

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos