Al iPhone original le faltaban tres cosas esenciales. Su responsable confiesa el porqué quince años después

Al iPhone original le faltaban tres cosas esenciales. Su responsable confiesa el porqué quince años después
18 comentarios

El iPhone original supuso un vuelco en el mercado de la telefonía móvil. A pesar de su rompedor concepto que combinaba una pantalla multitáctil enorme para la época con un sistema operativo pensado desde cero para ella, hubo tres cosas que faltaban en su debut. Y ahora, quince años después, el responsable de crearlas ha confesado la razón de este retraso.

El iPhone original no tenía copiar, cortar ni pegar texto

Así es, el iPhone original no podía copiar, cortar ni pegar texto. Es más, ni siquiera se podía seleccionar el texto que teníamos ante nosotros pues, ¿para qué si no se podía hacer nada con él? Muchos vieron esta carencia como algo capital en aquel momento, siendo una crítica frecuente en los primeros años.

Cabría pensar que Apple se dio prisa en añadir copiar y pegar al iPhone en su segunda iteración de iPhone OS 2 (porque las tres primeras versiones del software del iPhone se llamaban iPhone OS). Pero no. Los usuarios tuvieron que esperar hasta 2009 cuando se anunció la llegada de la funcionalidad con iPhone OS 3. Lo hizo acompañada de "agitar para deshacer", donde si movías rápido el iPhone, nos ofrecía la posibilidad de deshacer el texto tecleado.

Ken Kocienda es el autor de Creative Selection, uno de los libros más interesantes para conocer los entresijos del desarrollo interno de Apple. Fue él quien creó el truco del iPhone original al pulsar la pantalla. Y aquí nos confiesa la razón de que copiar, cortar y pegar no estuviera en el iPhone original. La razón es simplemente que no tenía tiempo para hacerlo bien. Estuvo trabajando en el autocorrector del iPhone y también en las entradas de texto en el sistema. El equipo de diseño, además, tampoco tenía tiempo, por lo que la función se descartó para iPhone OS 1.

A juzgar por sus palabras, tampoco tuvieron tiempo para meterlo en iPhone OS 2, el sistema operativo que vería el iPhone 3G. Aunque la realidad puede que fuera otra: copiar, pegar y cortar no eran una prioridad en aquellos momentos. Puede que nos parezca una locura que el iPhone no pudiera hacer eso en aquel entonces. Pero no es menos cierto que era una plataforma nueva, cuyo crecimiento fue rapidísimo y había otras cosas que hacer. A fin de cuentas, la mismísima App Store (hoy absoluta protagonista) no apareció hasta 2008: un año entero después del lanzamiento del iPhone en 2007.

Temas
Inicio