Amamos las redes sociales pero detestamos sus algoritmos. Quizás Apple pueda hacer algo al respecto
Curiosidades

Amamos las redes sociales pero detestamos sus algoritmos. Quizás Apple pueda hacer algo al respecto

Creo que no estoy solo cuando digo que tengo una relación de amor-odio con las redes sociales. Si no tuviese que usarlas por trabajo habría intentado ya deshacerme de ellas, porque sus algoritmos han convertido a todo el mundo en adictos casi sin que nos demos cuenta. No lo digo yo, lo dicen informes de esas mismas redes. Consultamos Twitter, Instagram, TikTok o Facebook de forma compulsiva o incluso inconscientemente. Y eso es un problema.

Soñemos con una red social saludable, porque podemos y porque es posible

Apple intentó tener su propia red social en el pasado enfocándose en la música. Su Ping se lanzó en 2010 como una parte interesante de iTunes pero terminó fracasando. Ahora la compañía ha aprendido a usar bien Twitter o Instagram como cuentas sociales, pero quizás la filosofía de Apple pueda reivindicar una red social más saludable. Divaguemos.

La misma Apple ha aplicado medidas en iOS para que nos auto-regulemos la cantidad de tiempo que gastamos en esas redes con Tiempo de Uso. El esfuerzo está ahí, pero al final es nuestra fuerza de voluntad lo que verdaderamente cuenta. Y por más que lo intentemos, por más conscientes que seamos que los algoritmos buscan consumir nuestro tiempo, seguimos entrando demasiado a esas redes sociales.

Imaginemos que Apple quiere entrar en el meollo con su propia red social, queriendo demostrar que otro mundo es posible. ¿Cómo podría ser esa red, cómo buscaría ir a contracorriente? Pienso en varias características.

  • Podrías publicar contenido en formato texto (corto) con enlaces, imágenes o vídeos.
  • La red sería efímera. Como ocurre con las Stories de Instagram, todo tendría fecha de caducidad. Un día, una semana... quizás podríamos elegirlo nosotros, pero nada sería permanente.
  • No habría algoritmos. De ningún tipo. Todo el contenido se mostraría cronológicamente.
  • Podríamos tener un perfil bajo un apodo, cosa que ya podemos hacer en Game Center. De este modo podríamos tener cierto nivel anonimato, aunque conociendo a Apple no hablaríamos de un anonimato total.
  • Cero recomendaciones. Cero sugerencias. Seguimos a quien decidimos seguir. Punto.
Una red efímera, sin algoritmos, sin recomendaciones ni sugerencias. Una red estrictamente cronológica y personal que aún así pueda monetizarse ligeramente
  • Tendríamos la opción de publicar contenidos en un perfil público o en círculos cerrados de personas ("mejores amigos", "compañeros de trabajo", "familia"). Pero repito: todo de forma efímera. Así podríamos compartir contenido específico para cada grupo de personas.
  • No habría modo de usar esa red con personas individuales: para eso está iMessage. De hecho se podría pensar en algún modo para integrar esa red con iMessage.
  • El contenido para adultos no estaría permitido. Para eso mejor OnlyFans.
  • El usuario decidiría si quiere permitir que el resto de personas que vean su contenido pueden guardarlo localmente en sus dispositivos o no.
  • Sería una red universalmente compatible. Que se pueda usar desde el iPhone, desde un Android o desde una web.
  • La propia red debería avisarte de que llevas usándola demasiado o tiempo o la haya abierto impulsivamente demasiadas veces en cierto periodo de tiempo.

Hasta aquí perfilamos una red orientada a usuarios, no a empresas, y sin ningún tipo de monetización. Apple podría colocar algún que otro anuncio discreto como ya hace en la App Store, pero serían anuncios estáticos y que no aparecieran fruto de algoritmos. Y siempre se podría añadir una pequeña suscripción (¿0,99€ al mes?) para eliminar esos anuncios.

Luego está el asunto de si permitimos cuentas corporativas en el servicio (medios o empresas). Aquí me mostraría en contra, porque implica aplicar muchas más medidas para permitir contenido permanente en ellas o combatir la desinformación. A menos que se diese con un modo astuto de lograrlo, reservaría el uso de esa red para los usuarios individuales.

Y por supuesto, habría que buscar un modo de motivar a los que ya están usando grupos de mensajería para que usen los grupos cerrados de esa red social. Eso puede ser lo más complicado y lo que puede llevar a que esa red sea más pública que no dividida en esos grupos.

¿Acabo de escribir todo esto pensando en algo que probablemente nunca se haga realidad? Sí. Pero insisto en soñar, que es gratis, creyendo en que Apple puede aportar su grano de arena y demostrar que una red social puede dejar de ir atada a la adicción, a la desinformación y a la polarización de opiniones. Volver a los orígenes: a compartir lo que hacemos con las personas que nos importan. Y que todo lo que dejemos en la red desaparezca para que no quede rastro de nuestra actividad.

Imagen | Nathan Dumlao

Temas
Inicio
Inicio