Compartir
Publicidad

Apple protesta por tener que pagar los "gastos sin precedentes" de un observador antimonopolio tras perder el caso de los ebooks

Apple protesta por tener que pagar los "gastos sin precedentes" de un observador antimonopolio tras perder el caso de los ebooks
34 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Parte de la sentencia del juicio del pasado verano donde Apple fue declarada culpable de conspirar para aumentar el precio de venta de los libros electrónicos fue la imposición de tener que pagar los gastos de un observador encargado de evitar que la compañía vuelva a caer en las mismas prácticas monopolistas. Apple se mantiene firme asegurando que no han hecho nada malo y han recurrido la sentencia, pero hasta que esto ocurra las facturas siguen llegando y al parecer son de las que quitan el hipo.

Apple asegura que el observador, el antiguo inspector general del Departamento de Justicia y fiscal federal Michael Bromwich, está excediéndose con creces en sus tareas aprovechándose de una situación que paradójicamente es bastante monopolista en si misma (Apple no es libre de contratar a quien quiera). Bromwich cobra más de 1100 dólares la hora, "más de lo que Apple ha encontrado jamás para cualquier tarea", acumulando facturas junto a su equipo de cinco personas durante las dos primeras semanas de trabajo de 138.432,40 dólares.

En la queja presentada por la compañía también protestan por algunas de las peticiones que Bromwich está realizando, algunas de las cuales poco parecen tener que ver con la causa del juicio y su sentencia. Cosas como exigir entrevistas con el CEO de Apple Tim Cook, el miembro del consejo de dirección y antiguo vicepresidente del gobierno estadounidense Al Gore, o el vicepresidente de diseño Jonathan Ive, este último, encargado única y exclusivamente de "perfeccionar el elegante diseño de los productos de Apple" según el escrito del abogado defensor de la manzana.

Bromwich por su parte tampoco se ha quedado de brazos cruzados y a lo largo de la semana las cartas han volado sobre el tribunal del Distrito de Manhattan. El observador ha puntualizado de Apple cree erróneamente que él trabaja para ellos, indicando que "Apple ha tratado durante el último mes de gestionar nuestra relación como si fuéramos sus asesores o consultores externos", subiendo el tono al llegar a la parte de su salario.

"Mis honorarios son razonables, y no tienes ni idea de lo que unos honorarios razonables son. Además, no importa si piensas que mis honorarios son razonables ya que no son algo que puedas negociar: tan solo tienes que pagarlos. El tribunal los aprobará."

Para que os hagáis una idea de lo que estamos hablando, esos 138.432 dólares por dos semanas de trabajo es el equivalente al 75% del sueldo anual de un juez federal así que después de todo quizás no les falte parte de razón al protestar.

"El señor Bromwich parece estar simplemente aprovechando el hecho de que no tiene competencia aquí o que, desde su punto de vista, Apple, el objeto de su autoridad, no tiene ninguna capacidad para resistirse a sus demandas"

Este juicio siempre me pareció de los más surrealistas a los que se ha enfrentado jamás Apple (y eso que a lo largo de su historia reciente han recibido algunas demandas realmente ridículas), y esta nueva situación no hace sino hacerlo aún más paródico incluso sin entrar en quién tiene o deja de tener la razón en todo esto.

Vía | AllThingsD En Applesfera | Apple, culpable de conspirar para fijar los precios de los libros electrónicos

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Inicio