Publicidad

Así cambia Apple sus precios al pasarlos a euros para España: del +0,7% de los Beats Flex al casi +25% del iPhone SE
Curiosidades

Así cambia Apple sus precios al pasarlos a euros para España: del +0,7% de los Beats Flex al casi +25% del iPhone SE

No hace mucho, los seguidores de Apple encajábamos con disgusto que Apple anunciase los precios de sus productos en España con paridad 1:1 respecto al euro. Eso quedó atrás y Apple ya ni siquiera mantiene los precios 1:1 en euros respecto a los dólares, la inmensa mayoría de veces son superiores, como con los recién lanzados AirPods Max.

Normalizando precios

En este artículo queremos ver cuánto sube Apple el precio de sus productos en el caso de España al pasar a euros los precios originales en dólares. Para ello hemos hecho lo siguiente:

  • Tomar los precios oficiales de Apple en Estados Unidos.
  • Pasarlos a euros (tipo de cambio: 1 dólar = 0,82 euros).
  • Añadirles un 21% en concepto de IVA para normalizarlos con los precios de España, ya que los de Estados Unidos no incluyen impuestos al ser algo estatal o local, mientras que los de España se muestran con el IVA incluido al ser un impuesto nacional; de esta forma el ingreso neto de Apple se equipara.
  • Calcular la diferencia porcentual de ese precio normalizado respecto al precio de venta en España.

Hay que tener en cuenta varias consideraciones previas, como que la Unión Europea exige por ley que tanto fabricante (primer año) como vendedor (segundo año) ofrezcan una garantía del mismo durante ese plazo de dos años para el consumidor. Eso tiene un coste para tiendas y fabricantes que también imputan en el precio final de cada producto anticipando costes de reparaciones y reemplazos. Otro asunto es el canon por derechos de autor, excluido por su muy bajo impacto en el precio final y por no ser aplicable a todos los productos.

También entra en juego el tipo de cambio. Si se produce una variación fuerte en contra del euro, los ingresos recibidos por la matriz estadounidense podrían ser menores. Apple se blinda ante esto con un plan de gestión del riesgo del cambio de divisas que cubra su balance ante un cambio brusco en la fluctuación.

Esta es la lista completa de "todos" los productos que Apple vende actualmente (hemos excluido accesorios menores como cables, adaptadores, etc) con la mencionada lista de precios, cálculos y diferencia. Puedes buscar por nombre de producto o pulsar cada columna para ordenarla de forma ascendente o descendente.



Viendo estos datos podemos ir sacando algunas conclusiones y dibujando ciertos patrones (aunque luego iremos más en detalle con eso):

  • Algunos pocos productos, como las correas para el Apple Watch o casi todos los auriculares Beats, tienen precios prácticamente idénticos. Si contamos con la garantía europea, en la práctica Apple está ganando claramente menos dinero con estos productos en España que en Estados Unidos.
  • Precisamente las correas, por el tipo de producto que son, son las que más margen dejan a Apple. Además, sus posibles problemas que lleven a hacer uso de la garantía son prácticamente inexistentes, algo que explica el bajo o casi nulo incremento en accesorios sin electrónica ni circuitería.
  • El iPhone SE y el iPod touch son los productos con un mayor diferencial de precio en este sentido, con más de un 20% extra en ambos casos.
  • Los Mac y los iPhone se reparten los primeros puestos del ranking. En productos como esos puede tener mucho que ver con la subida en la conversión el hecho de ser productos muy susceptibles de ser llevados a reparar o reemplazar durante el tiempo en garantía. Sus reparaciones son mucho más costosas que las de productos menores.
  • Algunas barreras psicológicas importantes, como la de los 50 o los 100 euros, pueden contribuir a mantener precios como el de HomePod mini, Apple Pencil de primera generación o correas del Watch de cara a preservarlas mejor dentro de la compra impulsiva o dentro de la facilidad para regalarlos.
  • Los Beats Flex son el producto que menos sube su precio, un 0,7%, además de ser uno de los más baratos con sus 49,95 euros.
  • Y esos mismos Beats Flex son el único producto que en la conversión original de precios, sin ajuste, tiene un importe inferior en euros que en dólares (49,99 vs 49,95). Esto no se da en ningún otro producto.

Lo interesante llega cuando usamos una gráfica de dos ejes y coloreamos cada producto en base a su categoría. De esa forma es mucho más fácil saber si hay un patrón evidente mediante el cual Apple eleve más o menos los precios al hacer la conversión a euros.

Ta-da.

Lo hay.



En esta gráfica puedes pulsar cada categoría de producto para verlo individualmente, o "✅ Todos" para ver el conjunto completo. De esa forma podrás ver fácilmente varios de esos patrones:

  • Los productos más "baratos" son los que menos suben su precio, especialmente en la gama de hasta 300 euros.
  • Conforme más va subiendo el precio, más aumenta Apple el diferencial. Hasta los 1.000 euros, la mayoría de productos no sube más de un 9%. Por encima de los 1.500 euros ninguno baja del 13%.
  • Los Beats mantienen sus precios paritarios, pero los AirPods lo suben entre un 13% y un 17%. ¿Fruto del fuerte apego de la marca Beats en Estados Unidos y su muy inferior penetración en Europa?
  • iPhone y Mac tienen las medias más altas, los iPad se quedan por debajo y los Apple Watch muy por debajo. Curiosamente, en la zona alta están los productos más estables y consolidados en ventas.

Más allás de las peculiaridades y los patrones por categoría de producto o precio, la explicación a las mayores subidas está por lo general en los productos cuyos problemas de garantía más dinero podrían suponerle a Apple. Incluso productos con electrónica (no como las correas del Watch), como el HomePod mini o los Beats Flex, ven su precio prácticamente equiparado, quizás tanto por no traspasar barreras psicológicas importantes —100 euros en el primer caso, 50 en el segundo— como por el hecho de que su circuitería es reducida en comparación con otras gamas. No tienen pantalla, el primero no tiene batería, ni conectividad de datos móviles, ni cámaras, etc.

Esto, en último instancia, también puede ser incluso una buena piedra de toque para determinar una elección en los clásicos dilemas de "¿me compensa comprar ese producto de Apple cuando viaje a Estados Unidos?" y contar con el diferencial de precio, aunque siempre asumiendo el porcentaje de IVA que toque pagar en función del estado donde lo compremos. Más allá de eso, podemos asumir para la mayoría de productos un incremento del 15% en promedio, billete arriba billete abajo.

Temas

Publicidad

Publicidad

Inicio