El concepto del "iPod Max": utópico, pero la gama se merece un 'last hurrah'
Curiosidades

El concepto del "iPod Max": utópico, pero la gama se merece un 'last hurrah'

El iPod lleva ya mucho tiempo moribundo. El único modelo que se vende, y muy escondido en la web oficial, es el iPod touch con el chip A10 Fusion presentado hace justo dos años. Es muy extraño ver uno de esos iPod touch siendo usado en la calle, y casi todo el mundo cree que el mítico dispositivo tendrá su fin definitivo pronto.

Pero cuidado, porque he dicho "casi" todo el mundo. A lo largo de esta semana han aparecido conceptos de lo que han llamado un 'iPod Max', que buscan despertar la idea de Apple resucitando al iPod enfocándose ahora al servicio Apple Music y sus audios en alta fidelidad. No es un rumor propiamente dicho, pero... ¿Tiene sentido?

¿Un "last hurrah" del iPod para los más audiófilos?

En el concepto podemos ver algo parecido a un iPod clásico de quinta generación que conserva la clickwheel pero que cuenta con una pantalla más grande y más aplicaciones además de lo puramente musical. El gancho, la excusa de este "iPod Max" radicaría en ser un dispositivo especial para los audiófilos, aquellos que busquen reproducir las canciones en audio lossless.

Para eso Apple lo promocionaría junto con los AirPods Max, y lo integraría todo con una nueva tecnología AirPlay con un ancho de banda suficiente para transmitir todos los datos sin compresión. Por supuesto, el iPod incluiría 512 GB de almacenamiento SSD para poder almacenar hasta 50.000 canciones en alta fidelidad.

La mayor pega de este concepto es que todas las tecnologías que incorpora ya pueden estar en un iPhone

La idea no es en absoluto mala, aunque sea sólo para un nicho muy concreto de personas. Pero aún así, habría que considerar si realmente un concepto como este 'iPod Max' puede tener sentido. En primer lugar, todas las tecnologías que incorpora pueden colocarse sin problemas en cualquier iPhone de próximas generaciones, incluyendo un almacenamiento que podría llegar a 1 TB.

Otro punto es que estarías intentando poner un dispositivo adicional en el bolsillo de los usuarios, que ya está ocupado con un iPhone que cada vez es más grande. Recuerdo la época en la que cargábamos con nuestros Nokia-ladrillo y los iPod, y no me apetece mucho volver a ella.

A mi parecer, por lo tanto, veo este dispositivo como algo muy poco probable. Quizás como un homenaje, un último golpe de la gama iPod antes de su adiós definitivo. Podría ser una edición muy limitada, muy especial, del que se fabricarían muy pocas unidades. Podría ser una pieza de coleccionista, como el Mac 20º aniversario, tremendamente codiciada entre los más fieles.

¿Posibilidades? Casi nulas. Pero los conceptos como este están para soñar en lo imposible.

Temas
Inicio