Compartir
Publicidad
Esta es la máquina que la policía utilizaba en 2014 para extraer datos de los iPhone y los iPad
Curiosidades

Esta es la máquina que la policía utilizaba en 2014 para extraer datos de los iPhone y los iPad

Publicidad
Publicidad

Foone, un popular coleccionista de dispositivos tecnológicos inusuales, se paseaba por un mercado de segunda mano a principios de junio cuando encontró una de esas cosas que suele comprar sin pensar. Era un dispositivo muy raro, parecido a una Wii U por sus dimensiones y la posición de la pantalla. Su curiosidad hizo que se llevara ese dispositivo a casa.

En esos momentos no lo sabía, pero Foone se había llevado un dispositivo fabricado por Cellebrite y usado por las fuerzas de seguridad e inteligencia para poder extraer datos de todo tipo de dispositivos, incluido el iPhone. Foone pudo iniciar la máquina, y los descubrimientos que hizo fueron cuanto menos curiosos.

"Elija el modelo de iPhone o iPad del que quiere extraer la información"

En un hilo de Twitter, Foone describe el aparato como grueso, lleno de puertos antiguos (como un VGA) y pensado para ser resistente ya que estaba envuelto en protecciones de goma. Si lo enciendes, aparece momentáneamente una instancia de Windows XP (la fecha de la máquina es de 2014, así que ya incluso en su momento era un sistema muy antiguo) para luego pasar a una pantalla que nos ofrece transferir datos de un teléfono a la máquina, realizar una copia de seguridad o restaurar el sistema a partir de una de esas copias de seguridad.

Si elegimos la opción para transferir datos de un teléfono, podemos elegir la marca Apple de entre una lista de logotipos. Por supuesto, el dispositivo venía equipado con todos los cables y adaptadores necesarios para poder conectar cualquier tipo de iPhone o iPad, incluyendo los cables Lightning y el clásico de 30 pines. De hecho la máquina es capaz de detectar automáticamente la marca de lo que le conectemos, necesitando sólo que le digamos qué modelo de máquina es.

Lo que hace este dispositivo no es nada que no se pueda hacer con otras máquinas: todo lo que un usuario/a normal y corriente podría extraer de un iPhone, el Cellebrite Touch lo extrae automáticamente y lo guarda en esa máquina para que la policía pueda inspeccionarlo. Suponemos que además el dispositivo tiene que estar desbloqueado, sabiendo el hardware y el esfuerzo de ingeniería que hace falta para poder desbloquear los terminales iOS. El propio dispositivo tiene instrucciones para otro terminal que sugieren eso mismo:

Que las fuerzas de seguridad y las agencias de inteligencia cuenten con este tipo de dispositivos no es ningún escándalo: necesitan acelerar todo lo que puedan la recopilación de datos de los smartphones propiedad de sospechosos de haber cometido algún delito. Otra cosa muy diferente es lo que ocurre con las peticiones de acceso a dispositivos bloqueados, algo con lo que Apple es completamente transparente.

Aún así, si por casualidad tienes uno de esos aparatos en casa o encuentras uno, ten en cuenta que podrían interrogarte por llevarlo en la maleta:

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio