Publicidad

El frío acelera la descarga de las copias de iCloud en un iPhone (aunque no es recomendable hacerlo)
Curiosidades

El frío acelera la descarga de las copias de iCloud en un iPhone (aunque no es recomendable hacerlo)

Publicidad

Publicidad

Durante el fin de semana, un tweet ha estado haciendo rondas por la red social por su llamativa propuesta. Se trata de una foto en la que puede verse un "sandwich" de dos placas de congelador con un iPhone entre ambas. Su autor asegura que de esta manera ha podido reducir considerablemente el tiempo de descarga de una copia en iCloud. Aunque puede provocar daños en el terminal por condensación interna o cortocircuito, por lo que no es muy recomendable.

Un sandwich de hielo para un iPhone

copia iCloud con hielos

Tal y como puede verse en la imagen superior, el usuario de Twitter Justin Searls muestra cómo ha colocado un iPhone (no sabemos si un Xs o Xs Max) entre dos placas de congelador. El iPhone se encuentra en el medio conectado por el puerto Lightning.

Lo que en un principio parecía una broma para algunos, Searls ha llegado a explicar en otro tweet. Según él, el frío ayuda a mejorar los tiempos de restauración de un iPhone desde una copia de seguridad en iCloud. La explicación que da es que la CPU del terminal sufre una gran exigencia mientras se descarga "el universo", provocando casi de inmediato un throttling debido al calor generado.

El resumen de la situación es sencillo: si el iPhone se calienta cuando intento restaurarlo con una copia de iCloud, voy a intentar enfriarlo con algo. Y así es como consigue acelerar el proceso.

Una medida drástica que puede provocar daños en el terminal

La aplicación de frío en un iPhone de esta manera puede tener consecuencias severas e incluso provocar un accidente. Para empezar, la condensación podría generar daños por humedad en el interior del terminal. Salvo que se trate de una de las últimas generaciones que soportan cierto grado de resistencia al agua (a partir del iPhone 7). El iPhone XS aguanta en la actualidad hasta 2 metros un máximo de 30 minutos.

También debemos tener en cuenta que el agua de los paquetes de frío y la condensación pueden acumularse en el puerto Lightning. Si el iPhone se está cargando en ese instante, bien podría producirse un cortocircuito.

Mezclar hielo, frío y agua con electrónica no es una buena idea si quieres seguir usando tu iPhone

Para terminar, debemos tener en cuenta que el iPhone, al igual que cualquier producto de electrónica, está pensado para manejarse en un determinado rango de temperaturas. Puede que el chip del iPhone esté pensado para aguantar temperaturas extremas de entre -40º y 110º, pero el resto del terminal no.

Apple recomienda que empleemos el iPhone a una temperatura habitual de entre 0º y 35º, probablemente para que la batería no se resienta ni pierda longevidad. Al final, está claro que si utilizas este método de manera recurrente, estás arriesgando la durabilidad de tu iPhone.

Si quieres restaurar una copia de tu iPhone con mayor velocidad, hazlo a través de iTunes (o del Finder a partir de macOS Catalina).

Temas

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir