Mi visita a la casa de Steve Jobs
Curiosidades

Mi visita a la casa de Steve Jobs

Febrero de 2018. Tras fotografiar el Apple Park desde el avión, aterrizamos en el aeropuerto de San Francisco. Era mi primera vez en California y, aunque teníamos la agenda apretada y poco tiempo para turismo, sabía que había algo cerca de Cupertino que quería visitar. No hablo del Apple Park, que también, hablo de la casa de Steve Jobs.

Un punto icónico para cualquier entusiasta de Apple

Tomamos tierra en San Francisco sobre el mediodía y teníamos que llegar a nuestro hotel en San José por la tarde. Un viaje en familia, mis padres y mi hermana, que hizo que nos recogieran en el aeropuerto. Nos encontramos con un amigo de un amigo en el aeropuerto y íbamos camino de San José cuando, como no puede haber otro tema de conversación en el área de la bahía, hablábamos de tecnología.

Primero hablamos de Ebay, la compañía para la que trabaja quien nos llevaba, pero pronto pasamos a hablar de Apple. Pese a ser mi primera vez en California yo sabía claramente que las oficinas de Apple se iban a ver fugazmente desde la autopista, pero quería saber exactamente cuándo. Debió de ser tal el entusiasmo que mostré, no era para menos, que acabamos decidiendo pasarnos por nada menos que la casa de Steve Jobs de camino al hotel.

Captura De Pantalla 2022 08 04 A Las 11 37 59
Vista de Apple Maps de la casa de Steve Jobs

Qué puedo decir. La alegría de visitar el lugar donde vivó este genio se expandió por todo el vehículo. Ni siquiera nuestro recién conocido amigo había visitado nunca la propiedad, así que la ocasión venía bordada. Y, debo decir, ninguno nos esperábamos lo que íbamos a encontrar. No es solo la casa en sí, es el entorno, es el ambiente.

Img 1109
Calles de Palo Alto.

La autopista de San Francisco a San José es muy bonita, muy americana. La vegetación es notable y el recorrido asoma, sistemáticamente, por algún punto para mostrar algo de ciudad, algo de viviendas. Yo me fijaba en todos los rótulos: Cupertino, Mountain View, Palo Alto. Allí salimos de la autopista y el escenario cambió por completo.

Img 1117
Palo Alto, a dos manzanas de la casa de Steve Jobs.

La árida autopista quedó atrás y entramos en un barrio residencial que, si bien conocíamos todos de las películas, nos acogía con su novedad y tranquilidad. Palo Alto, donde vivió Steve Jobs, es más bien pequeño. En nuestra visita vimos solo una parte, pero el ambiente reposado y tan contrastado del resto de las ciudades circundantes enseguida se hizo evidente. Eramos el único coche circulando.

Vista desde el jardín principal.
Vista desde el jardín principal.

Aparcamos y pudimos ver, por fin, la casa de Steve Jobs. Una casa en una parcela esquinera que, sin destacar en exceso, tampoco encajaba en la zona. Una construcción más propia de un cottage en medio de la campiña británica que de un barrio vecino al Apple Park. Tal como vemos en las fotos, la propiedad goza de un extenso jardín y, por su disposición y arquitectura, de aperturas pequeñas y orientada hacia una especie de atrio central, muy reservada para los que la vemos desde la calle. Una especie de U de la que nosotros veíamos su parte exterior, pero poco más.

Img 1112
Vista principal, desde la esquina de la parcela.

Todo este análisis, seguro costumbre de arquitecto, cruzó por mi mente a gran velocidad. El siguiente pensamiento fue: aquí está el huerto del que Steve Jobs comía, estos son sus árboles frutales, ¿cuántas decisiones que cambiarían el rumbo no solo de Apple sino de la historia de la tecnología se tomaron dentro de estos muros?

Img 1121
Entrada y aparcamiento.

Dimos, en la medida de lo posible, una vuelta a la casa y sacamos varias fotos, hablamos de Steve Jobs como el genio que sigue siendo, y como su visión creó las mismas cámaras con las que ahora sacábamos estas imágenes. Toda la experiencia fue realmente intensa.

Img 1120
Vista panorámica de la zona.

De la casa en sí, solo puedo decir que, a posteriori, me he preguntado muchas veces cuanto tendría que ver con el diseño el Apple Park. Una casa casi circular, rodeada de naturaleza y amortiguada del mundo exterior, con un patio central que comunica todos los espacios y es el centro de la actividad, da que pensar.

Siempre he pensado que una casa es reflejo de sus dueños. En este sentido, ver en primera persona la casa de Steve Jobs fue toda una experiencia. Por la casa, por lo que significa, por el entorno, por el ambiente y por la sorpresa y el poder visitarla tan bien acompañado.

En Applesfera | Volver al Apple Park

Temas
Inicio
Inicio