Las sandalias que Steve Jobs tiró a la basura y hoy valen 200.000 euros

Sandalias Steve Jobs
8 comentarios Facebook Twitter Flipboard E-mail

Steve Jobs era alguien peculiar. Apple le hizo millonario, pero no tenía unos gustos particularmente opulentos. Su jersey negro de cuello vuelto es ya historia de la moda, y no son pocos los que han tratado de replicarlo, pero no era caro. Lo mismo con sus míticos Levi’s 501 y las New Balance que tantas veces le hemos visto.

Como todos, tenía un par de sandalias. Tampoco eran de ninguna marca de lujo, y sin embargo han acabado valiendo más que ningún otro par en el mundo. El que las haya utilizado uno de los hombres más influyentes de la historia contemporánea es lo que lo ha provocado, claro, pero no deja de tener su gracia que al propio Jobs no le gustase la ropa cara, y ahora haya prendas suyas que se esté vendiendo por auténticas fortunas.

100.000 euros cada chancla

A finales del año pasado salieron a subasta unas sandalias que bien podrían haber sido las de cualquier persona. Están desgastadas, no creo que sean particularmente bonitas, y no me las pondría. Claro que quien compra esto no es para llevarlas puestas, pero nunca está de más recalcarlo.

Pertenecían a Steve Jobs, con todo lo que eso conlleva. Las utilizó durante más de 15 años —de ahí el desgaste— y se han acabado vendiendo por 218.750 dolares (unos 200.000 euros). Son unas Birkenstock Arizona, y a día de hoy se pueden seguir comprando por 80 euros y gastos de envío.

Steve utilizó estas sandalias en los primeros años de Apple, cuando trabajaba en el histórico garaje junto a Wozniak. Eran parte de su uniforme, algo que le gustaba porque decía que la ropa no era algo de lo que se tuviese que preocupar por la mañana, y que suficientes cosas tenía ya en la cabeza.

Sandalias de Steve Jobs

En cierto modo no dejan de ser unas chanclas, pero está claro que son parte de la historia de la compañía. Hay quien puede pensar que valen eso, y es lícito, y habrá quien piense lo contrario, y también es lícito. Lo que está claro es que las cosas valen lo que la gente está dispuesta a pagar por ellas, y parece que hay alguien que ha decidido pagar un cuarto de millón de dólares, por lo que su valor tendrán. Por lo menos para esa persona.

En Applesfera | "Yo te resuelvo el problema y tú me pagas": el día que Steve Jobs pagó 100.000 dólares por un logo que dividió a los expertos

En Applesfera | Necesitamos estas zapatillas de Apple. El problema es que ahora cuestan 50.000 euros

Inicio