Publicidad

Apple aspira a utilizar satélites para transmitir datos al iPhone dentro de cinco años, según Bloomberg
General

Apple aspira a utilizar satélites para transmitir datos al iPhone dentro de cinco años, según Bloomberg

Publicidad

Publicidad

Apple tiene un equipo secreto (ahora no tanto) trabajando en un sistema de comunicación por satélite que transmita datos a sus dispositivos, según ha publicado Bloomberg. Al parecer, el objetivo de la compañía es empezar a dar resultados dentro de cinco años. Apple estaría investigando nuevas tecnologías de comunicaciones inalámbricas con las que mejorar la conectividad directa de sus dispositivos.

Apple, satélites y un equipo de unos doce ingenieros

satellites

La compañía con sede en Cupertino, California, tiene alrededor de una docena de ingenieros de las industrias aeroespacial, satelital y diseño de antenas trabajando en un proyecto con el objetivo de desplegar sus resultados dentro de cinco años, dijeron las fuentes, que pidieron no ser identificadas discutiendo esfuerzos internos de la compañía. El trabajo en el proyecto aún es inicial y podría ser abandonado, dijeron las fuentes, y una dirección y uso claros para los satélites no se ha finalizado. A pesar de ello, Tim Cook ha mostrado interés en el proyecto, indicando que es una prioridad de la compañía.

Así describe Mark Gurman los planes que estaría barajando Apple para sus satélites y expertos. El antiguo editor de 9to5Mac describe este esfuerzo como un proyecto destinado a retransmitir datos a los dispositivos o unirlos entre sí. Todo ello sin necesidad de depender o recurrir a una red de comunicaciones tradicional. Es decir, que prescindiría de las operadoras de telefonía.

También existe la posibilidad de que el proyecto pueda ser utilizado para la localización precisa de los dispositivos. Algo que enlazaría directamente con Apple Maps y Project Titan, el proyecto de coche autónomo del que llevamos años escuchando rumores.

iPhone

En Bloomberg señalan la contratación de dos expertos en operaciones aeroespaciales e ingeniería de satélites en abril de 2017. Se trata de John Fenwick y Michael Trela, que estuvieron bajo las órdenes de Greg Duffy hasta su abandono de la compañía este mismo año.

Ahora parece que el proyecto ha vuelto a tomar velocidad con la contratación de numerosos perfiles de la industria de telecomunicaciones, aeroespacial y satelital.

Un proyecto muy arriesgado y de camino incierto

coche Apple

Tal y como indica la publicación, se trata de un proyecto arriesgado. Ya en 2017, se decía que Apple había contado con Boeing para la creación de su red de satélites. Sin embargo, este novedoso campo está tapizado con los cuerpos de startups que murieron por el camino sin alcanzar sus objetivos.

La compañía Iridium gastó 5.000 millones de dólares para construir y lanzar una constelación de satélites. Su intención era la de proporcionar conexión telefónica en todo el mundo a través de 66 unidades desplegadas en la órbita terrestre. Al final, problemas técnicos y el elevado coste del servicio (3.000 dólares por terminal, 5 dólares por minuto), provocaron su bancarrota en 1999.

Otras dos compañías que intentaron abrirse camino en este campo son Globalstar y Teledesic. Con una financiación de 2.200 millones de libras y 6.300 millones de libras respectivamente, ambas acabaron en la bancarrota a comienzos de siglo.

Con este historial de fracasos en el mercado en mente, resulta interesante ver cómo va a afrontar Apple sus esfuerzos. Desde luego, la compañía cuenta con recursos económicos más que suficientes para llevarlo a cabo. Pero eso no significa que no deba generar suficiente valor para justificar su existencia.

Temas

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios