Compartir
Publicidad
¿Para qué quiere Apple expertos en imágenes satelitales?
Apple

¿Para qué quiere Apple expertos en imágenes satelitales?

Publicidad
Publicidad

Apple está a punto de terminar la construcción de su nuevo campus, también conocido como "nave espacial". De forma paralela, hemos sabido de la contratación de ingenieros espaciales y de un experto en realidad aumentada de la NASA, algo que podría no ser una coincidencia. Apple estaría mirando cómo expandirse a otros planetas. Bromas aparte, lo cierto es que los últimos fichajes de la compañía en este campo levanta muchas incógnitas. ¿Qué tiene en mente la compañía de Cupertino?

Primera parada: Apple Maps

Dropcam

El listado de empresas de cartografía adquiridas por Apple es bastante largo. HopStop, Embark, WifiSlam, Locationary, BroadMap, Coherent Navigation y Mapsense son algunas de ellas. Unas estaban especializadas en transporte público, otras en identificación precisa mediante GPS. Con ellas, la compañía ha ido mejorando e integrando funcionalidades en Apple Maps poco a poco.

Mientras que Apple ha ido incrementando sus habilidades cartográficas, las imágenes de satélite de la tierra cuentan con proveedores externos. TomTom es el principal proveedor, pero también cuenta con mapas creados por Automotive Navigation Data, AutoNavi (para mapas en China), Intermap Technologies, Hexagon AB OpenStreetMap y Waze (propiedad de Google).

Apple Car
Desde Cupertino siempre han intentado disminuir su dependencia de tecnologías clave que están en manos de terceros

Viendo el historial que tiene Apple y su posición sobre la dependencia de tecnologías externas (no hay más que ver el caso de Imagination Technologies), no es de extrañar que desde Cupertino se sientan incómodos al utilizar recursos de otras compañías. Especialmente Google, a través de Waze, o TomTom, que a fin de cuentas vende sus mapas a otros clientes.

Reducir la dependencia de agentes externos fuera de su control es algo muy "Apple". Sobre todo cuando te das cuenta de que el dinero que estás pagando sirve para subvencionar indirectamente el producto de otras plataformas. De modo que es comprensible que Apple prefiera integrar esa tecnología y de ahí que surja la contratación de expertos en la materia. Para ser claros, es muy probable que Apple quiera desarrollar su propia tecnología de imagen para propulsar Apple Maps.

Aunque aquí faltaría un componente clave: una red de satélites.

De SpaceX a Boeing: poniendo la vista en las estrellas

Satelite

Como ya dijimos, Bloomberg informaba hace unos días sobre el interés de Apple en tener una red de satélites propios. En el artículo se especulaba sobre el interés de Apple, llegando a decir que la compañía buscaba su propia red de datos independiente. Más rápida y con cobertura mundial. Aunque suena tentador, sobre todo por el hecho de que supondría un reto a las operadoras actuales, creo que el objetivo es otro.

La tecnología de posicionamiento global (GPS) que integran los dispositivos iOS utiliza varias redes de satélites alrededor del mundo. Cuatro grandes regiones o países cuentan con una: EEUU, Rusia, China y Europa. A pesar de la mejora en su precisión, lo cierto es que Apple depende de terceros para fijar la posición de sus usuarios. Si nos fijamos en esta lista de países, no se llevan precisamente bien entre ellos (ni mal tampoco).

Musk
Un hipotético Apple Car se beneficiaría enormemente de una red de satélites de alta precisión para medir su posicionamiento

La precisión y velocidad a la hora de fijar una posición en la superficie terrestre va a ser aún más importante para futuros proyectos de Apple. Me refiero al famoso y esquivo Project Titan. Dirigir una flota de vehículos autónomos por la carretera se vería muy beneficiada de una guía desde arriba. Y para ello, una precisión de dos metros como suele ser la actual no es suficiente. Se debe medir en un puñado de centímetros.

Según Bloomberg, Apple habría invertido en un proyecto de Boeing para crear esta red de satélites. Boeing cuenta con alrededor de un siglo de experiencia a sus espaldas. La elección de esta compañía contrasta con otra que se lleva muchos titulares últimamente: SpaceX. Seguramente, en la decisión haya influido que SpaceX sea propiedad de Elon Musk, alguien con quien Apple no mantiene muy buena relación en los últimos meses.

Aunque todas estas contrataciones suenan emocionantes, su traslado en el día a día del usuario está aún lejos en el tiempo. Por lo que tardaremos años en disfrutar de sus consecuencias.

En Applesfera | Elon Musk: "Apple y no Google es nuestra competencia".

Imagen | mmntz.

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos