Publicidad

Apple teme la huida a China de los empleados de 'Project Titan' acusados de robo de propiedad intelectual
General

Apple teme la huida a China de los empleados de 'Project Titan' acusados de robo de propiedad intelectual

Publicidad

Publicidad

Ayer lunes, Apple compareció ante los tribunales de San José, California, para solicitar el mantenimiento de la monitorización de dos ex-empleados acusados de robo de propiedad intelectual. Xiaolang Zhang y Jizhong Chen están acusados de robar documentación relacionada con Project Titan, el proyecto de coche autónomo de Apple, y de intentar huir a China con ellos. Ambos intentos sucedieron en momentos distintos, pero fueron interceptados justo antes de abandonar EEUU con destino China.

Dos intentos de robo de propiedad intelectual en seis meses

coche Apple

Según la fiscalía estadounidense, Xiaolang Zhang recopiló archivos relacionados con Project Titan antes de anunciar a Apple que abandonaba la empresa. Su idea era empezar a trabajar con un competidor chino llamado XMotors, también centrado en conducción autónoma. Agentes del FBI le detuvieron en verano de 2018 en el aeropuerto internacional de San José en California, justo antes de subir a bordo de un vuelo con destino a China.

En el caso de Jizhong Chen, la fiscalía argumenta que recopiló "más de 2.000 archivos que contenían manuales, planos, diagramas y fotografías de pantallas de ordenador que mostraban páginas de las bases de datos seguras de Apple". La compañía empezó a investigarle cuando un compañero de trabajo informó haberle visto sacando fotos en un espacio de trabajo confidencial. Fue detenido en una estación de tren el pasado enero, camino del aeropuerto internacional de San Francisco y con destino China.

Apple Maps Un coche utilizado para desarrollar la nueva generación de Apple Maps.

La agencia Reuters (vía MacRumors) afirma que ambos están acusados de cargos por robo de secretos, declarándose no culpables. Tanto Zhang como Chen se encuentran en libertad bajo fianza, con monitorización desde entonces. El abogado de ambos acusados, Daniel Olmos, solicitó permiso para que sus clientes pudieran viajar a China dado que tienen familia ahí y no habían mostrado signos de haber violado su libertad bajo fianza.

Por el contrario, la asistente del fiscal Marissa Harris afirmó que si cualquiera de los dos huye a China, "sería muy difícil e incluso imposible obtener una extradición para el juicio".

Información confidencial de empresas anteriores

top secret

La propiedad intelectual de Apple está en el centro de nuestra innovación y crecimiento. La participación continuada de los acusados en este procedimiento es necesaria para asegurar una determinación final de los hechos, y tenemos una honda preocupación de que los acusados lo evitarán si se les da la oportunidad.

Harris leyó este comunicado de Apple en la vista ante el juzgado federal. La compañía ya avisó a principios de 2018 a sus empleados de la importancia de evitar filtraciones y sus consecuencias. Por su parte, el abogado de la defensa criticó la petición de mantener la monitorización activa de los acusados. Lo curioso del caso, es que el FBI encontró documentación comprometida de tanto Zhang como Chen.

En el caso del primero, se encontró un ordenador portátil en el fondo de la cesta de la ropa sucia. En él, los agentes descubrieron documentación secreta de la anterior empresa de Zhang, Marvell Technology Group Ltd. Estos documentos recogían información acerca de la tecnología ethernet desarrollada por la empresa de semiconductores.

El robo de documentación y propiedad intelectual es una de las grandes preocupaciones de las corporaciones

En cuanto a Chen, los agentes encontraron documentos de varias empresas para las que trabajó. Entre ellas, se encuentran General Electric Co y Raytheon Co. Al parecer, la documentación se encontraba en la segunda residencia de Chen en Maryland, donde viven su mujer e hijo. Uno de los documentos incautados trataba sobre el sistema de defensa de misiles Patriot del Departamento de Defensa. Era de carácter confidencial y no está permitido sacarlo de las instalaciones.

Aún no hay establecida una fecha para el juicio, pero sí se espera una vista para el próximo mes de febrero. Desde luego, esta es una de las historias más destacadas de robo de secretos, una pena que podría acarrear hasta 10 años de cárcel.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios