Publicidad

La incógnita del HomePod y su retirada deja en el aire la estrategia de Apple en el sonido del hogar
HomePod

La incógnita del HomePod y su retirada deja en el aire la estrategia de Apple en el sonido del hogar

Apple retiró de la venta el HomePod original en la madrugada del pasado viernes al sábado. En un déjà vu de la eliminación del iMac Pro una semana antes, también se produce en lo que se denomina Friday news dump. Cuando quieres que una noticia pase desapercibida, la entierras en la tarde noche del viernes, cuando todos los periodistas se dirigen a casa para disfrutar del fin de semana en medio mundo (y en la otra mitad están de cena o durmiendo).

Mientras que el papel del iMac Pro tenía fecha de caducidad, aunque no fuera oficial, muchos aún nos preguntamos el porqué de la cancelación del HomePod. Un equipo con un diseño y sonido excelentes, integrado con las últimas tecnologías del ecosistema y que, aparentemente, estaba en su mejor momento.

La cancelación del HomePod en vez de la espera a un nuevo modelo

Reconozco que ante la noticia de la escasez de stock del HomePod gris espacial en EEUU me llevó automáticamente a pensar en su renovación. A fin de cuentas, han pasado casi 4 años desde su presentación, 3 años de su lanzamiento. Un modelo que fuera idéntico, salvo por un nuevo chip S5 o S6 que sustituyese al anciano A8 de 2014. Y también el U1 de proximidad, con ambos se pondría a la par que el HomePod mini.

Pero no fue así. Apple decidió cancelarlo a través de unas declaraciones a TechCrunch en las que realmente no decía la razón. La compañía afirma que se centrará a partir de ahora en la tecnología que compone el HomePod mini y que simplemente no van a seguir fabricándolo. Aunque el HomePod mini es un buen altavoz a un precio de lo más atractivo, el sonido, experiencia, calidad y potencia no están a la misma altura.

Para una empresa que ha afirmado una y otra vez que la música está en el ADN de la compañía, ejecutar a uno de los mejores altavoces de su categoría resulta incongruente. Más aún cuando pensamos que, dejando a un lado las especificaciones, el HomePod senior ofrece más funciones que el HomePod mini.

Tabla

Además de la detección espacial automática, que optimiza el sonido a la ubicación del HomePod en la sala, este modelo es capaz de reproducir sonido Dolby Atmos. Con un único altavoz y un Apple TV 4K actualizado a la última versión, podemos disfrutar de esta funcionalidad en el contenido adaptado. Prescindir del HomePod y enfocarse en el HomePod mini implica suprimir estas características.

Qué pasará a partir de ahora: 3 posibles caminos para el sonido premium en casa

HomePod

Visto todo esto, cabe esperar tres escenarios diferentes con respecto al futuro (o no) del HomePod como experiencia premium de sonido en casa. Podríamos resumirlos de la siguiente manera:

  1. Es el fin del HomePod. Apple no ve futuro a la experiencia de sonido premium en el hogar, por ser demasiado nicho. Y el único camino adelante es el HomePod mini, de menor precio y experiencia distinta.
  2. Veremos un nuevo sustituto al HomePod de forma inminente, aprovechando la tecnología y línea del HomePod mini. Este mes de marzo se esperan numerosas novedades y la eliminación del HomePod original responde a su sustitución inminente.
  3. Habrá sonido premium en casa, pero de la mano de un producto que aún está lejos. Será tan distinto que no merece la pena seguir vendiendo el actual hasta la llegada del nuevo altavoz.

Personalmente, la primera opción me parece demasiado radical. Abandonar el mercado premium de sonido en el hogar no es un movimiento típico de Apple. La compañía acaba de presentar los AirPods Max, unos auriculares que no van a ser unos superventas precisamente. Pero ahí los tenemos.

HomePod mini

En cuanto al segundo, Apple no cancela productos cuya renovación es inminente. Simplemente los deja de vender el día que sale un sustituto. Solo podría ser posible si se tratase de un nuevo producto que produzca una auténtica ruptura con el HomePod original. Aquí podríamos barajar una barra de sonido para el Apple TV, dado el empuje que están experimentando en competidores como Sonos. Barra de sonido para la televisión, HomePod mini para el resto del sonido en la casa.

Y finalmente, tenemos la tercera opción, donde el cambio sería tan radical que tiene sentido seguir vendiendo el modelo actual. El analista Neil Cybart opina que Apple prepara un desembarco de una nueva experiencia de realidad aumentada. Y que la salida de la venta del HomePod está relacionada. Apple apostaría, bajo este punto de vista, por una experiencia individualizada en vez de la comunal que tenemos ahora.

Estamos viviendo momentos extraños tras la cancelación del iMac Pro y ahora el HomePod. Salvo que durante estas semanas veamos alguna propuesta en el frente del sonido en el hogar, puede que estemos asistiendo a una reordenación estratégica de cómo piensa Apple en este área. Tal vez tengamos respuestas antes de lo que pensamos.

Temas

Publicidad

Publicidad

Inicio