Compartir
Publicidad
¿Debe el iPad imitar al Mac para volver a crecer?
iPad

¿Debe el iPad imitar al Mac para volver a crecer?

Publicidad
Publicidad

Han pasado ya varias semanas desde que Apple reportara los resultados del primer trimestre fiscal de 2017 o último del año 2016. Ya hemos digerido varios temas interesantes con anterioridad, pero faltaba un análisis más a fondo de un producto en concreto: el iPad. Por enésima vez, el tablet de Apple vuelve a protagonizar portadas y debates, no por sus bondades como producto sino por su aparente incapacidad para volver a crecer.

Numerosas voces se han alzado para ofrecer consejo gratuito a la compañía de la manzana para intentar subsanar esta situación. Una que no hay duda de que no es nada agradable para Apple. Ese consejo lleva escuchándose desde el 2010, año en que el iPad fue presentado por Steve Jobs y es el siguiente: el iPad debe parecerse al Mac para volver a crecer. ¿Es esta la única salida?

El efecto iPad Pro comienza a agotarse

El negocio del iPad lleva mucho tiempo en caída libre. De los últimos doce trimestres, solamente uno ha generado crecimiento en ingresos. Las unidades vendidas arrojan un resultado aún peor: 12 de 12 trimestres en números rojos. Aún así y debido a la "magia" del precio medio de venta, el iPad Pro dio motivos para el optimismo recuperándose ligeramente.

iPad caída
A pesar del declive, el iPad sigue vendiendo más del doble de unidades que el Mac

Sin embargo, la tregua ha llegado a su fin con los últimos resultados trimestrales. Vaya por delante que el iPad Pro de 12,9 pulgadas lleva sin actualizarse desde octubre de 2015 y el de 9,7 pulgadas lo hizo en marzo. Es decir, que de cara a la campaña navideña Apple no contaba con nuevos modelos que comercializar. Algo muy significativo como puede verse con el iPhone.

Tampoco hay que perder de vista que el iPad sigue vendiendo en la actualidad más del doble de unidades de Mac cada tres meses. Es decir, que mientras Apple vendió 5,3 millones de Mac en el último trimestre, la misma compañía vendió 13 millones de iPad en el mismo tiempo. El "mejor" Mac contra el "peor" iPad.

En cualquier caso, el iPad Pro vuelve a estar en duda. Hay que hacer algo, porque es evidente que hay algo que no marcha bien, ¿verdad?

El sorprendente éxito inicial del iPad

Ipad Pro2

A veces, una empresa puede verse arrollada por el éxito inesperado de un producto. Si se prolonga lo suficiente en el tiempo, llega a perderse por el camino. Hasta el punto de que ya no recuerda las razones por las que triunfó hace años. "¿Por qué compran los clientes mi producto y no el de la competencia?", se preguntan. Algo así ha sucedido con el iPad, pero no con Apple sino con nosotros, los aficionados de la tecnología.

La razón de que el iPad rozara los 20 millones de unidades en sus primeros doce meses de vida es esta: el consumidor quería un dispositivo sencillo de utilizar como un iPhone pero con la pantalla y el espacio de un ordenador. Punto.

Ipad Pro1
Tanto el iPhone como el Mac han apretado el mercado potencial del iPad; ya no es tan grande como en 2010

Esa necesidad era más grande entonces, en 2010, cuando el iPhone aún tenía una pantalla de 3,5 pulgadas y el ejército androide apenas había comenzado a aumentar diagonales. El mercado vio con rapidez las bondades que una pantalla más grande unida a un sistema operativo muy intuitivo, aupado por el ecosistema de apps de la App Store y lo asumió como suyo.

Hay que recordar también que Microsoft llevaba una década intentando comercializar sin éxito su concepto de tablet, con un sistema operativo anclado a un escritorio, teclado y ratón. Y que en los años inmediatamente anteriores al iPad, Microsoft e Intel fracasaron al intentar empujar los netbooks, una categoría en la que Apple decidió no participar a pesar de las presiones externas. El iPad, por cierto, se "encargó" de sepultarla en muy poco tiempo.

¿Qué debe hacer Apple con el iPad?

Es con este contexto cuando debemos responder a la pregunta que encabeza este apartado. La respuesta que muchos dan es hacer más poderoso el iPad con:

  • Un sistema de ficheros avanzado que vaya más allá de iCloud Drive, como el Finder.
  • Fusionar el sistema operativo del Mac con iOS y crear un híbrido à la Surface de Microsoft.
  • Si el iPad Pro introdujo un teclado, lo lógico sería añadirle después un ratón.

En otras palabras, hacer que el iPad se parezca más al Mac. Que se lleve mejor con él. Que, a fin de cuentas, sea un Mac. Porque sé que es lo que me funciona a mí. Porque es lo que conozco. Porque me da seguridad el saber que podré exprimirlo igual que hago con mi Mac.

Surface
El iPad no necesita fusionarse con un paradigma que lleva cuarenta años entre nosotros para volver a crecer

Hacer esto, en mi opinión, sería condenar el iPad al fracaso. Fijarse en lo que funcionaba en el pasado no es la respuesta. En comparación, Microsoft generó 1.320 millones de dólares en su gama Surface (siendo justos, tan sólo había presentado el Studio como nuevo producto). Esos 1.320 millones son poco menos de una cuarta parte de los 5.533 millones de dólares generados por el iPad en el mismo trimestre.

Desconozco cuál es la solución al misterio del iPad. Solo sé que hacer que se parezca más a un paradigma que lleva cuarenta años, con sus luces pero también con las numerosas sombras que se proyectan en el escenario "computacional" actual, no es la solución. Si hay algo que los clientes valoraron positivamente del iPad fue su simplicidad de uso. Un sistema operativo de escritorio con gestión de archivos, ventanas y un ratón sólo empeorarían las cosas para el tablet de Apple.

El iPad como producto debe evolucionar y ganar funcionalidades, pero no a costa de sacrificar esa sencillez por el camino. Tal vez la nueva campaña de anuncios del iPad Pro sean un indicativo de hacia dónde quiere Apple llevar al iPad.

En Applesfera | Apple insiste en que abandones el ordenador tradicional con esta nueva campaña del iPad Pro.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos