Compartir
Publicidad
Publicidad
365 días con el iPhone 7 Plus jet black
iPhone

365 días con el iPhone 7 Plus jet black

Publicidad
Publicidad

El 7 de septiembre Apple presentaba su iPhone 7 y iPhone 7 Plus. Esta nueva generación de terminales vinieron con cinco colores entre los que elegir: plateado, dorado, oro rosado, negro y jet black. Nunca antes tuvimos tanta selección de colores en un iPhone de nueva generación, una gama que después se ampliaría con el color rojo rubí característico de los Product(RED).

El año pasado era mi año. Me tocaba renovar un exhausto iPhone 5s con tres años a sus espaldas y decidí sustituirlo por un iPhone 7 Plus jet black. Sin duda, el color que más llamó mi atención durante la presentación y posterior toma de contacto. El jet black era el color a elegir en la generación pasada, aunque sé que muchos optaron por el otro. 

Ha pasado ya un año y por fin puedo contar mi experiencia con este magnífico acabado. Un artículo que muchos lectores sugirieron en su momento tras un mes de uso y, de nuevo, a los cuatro meses.

Así queda un iPhone 7 Plus jet black tras un año de uso

Repasando los artículos que escribí con uno y cuatro meses de uso, el iPhone 7 Plus jet black ha aguantado el año entero con bastante solvencia. Todas las fotos que hay en este artículo han sido tomadas el 16 de octubre.

Img 0024

En ellas puede verse que este terminal ha aguantado bastante bien el tipo. La parte trasera apenas cuenta con abrasiones. La manzana está intacta. No hay ningún tipo de arañazo serio.

El acabado jet black sorprendería a quienes tenían dudas sobre este anodizado

A simple vista, las marcas que tiene el terminal no se notan. Hay que utilizar un foco, una lámpara o la luz natural para que se muestren. Y, aún así, sorprende lo poco arañado que está.

Img 00281

Las abrasiones se concentran en los bordes, pero sobre todo en las esquinas del iPhone 7 Plus. En su momento pensé que la protuberancia de la cámara sufriría mucho con el tiempo y uso, pero no ha sido así. Ambos sensores están protegidos por un tipo de cristal de zafiro que no tiene ningún arañazo.

Img 0026

Es difícil mostrar en las fotos cómo se encuentra el iPhone 7 Plus jet black. He intentado capturar un punto en el botón de bajar el volumen en el que la capa de anodizado ha saltado y revela el aluminio gris que hay debajo. Es del tamaño de un grano de sal y me resulta imposible reflejarlo en una foto.

A parte de eso, el teléfono está mucho mejor de lo que me esperaba.

Reacciones exageradas al jet black

Su superficie es igual de resistente que la de otros productos Apple anodizados, pero puede presentar leves microabrasiones con el uso. Si esto te preocupa, te recomendamos que elijas una de las muchas fundas disponibles para proteger tu iPhone.

Apple avisaba de esta manera a quienes elegían un iPhone en color negro brillante. Fueron muchos quienes lo interpretaron como una debilidad de este acabado. Que elegir un dispositivo jet black supondría tener un terminal totalmente desgastado en unas semanas. Que supondría tenerlo en una funda de forma permanente porque Apple te lo recomendaba.

Img 0022

Cualquiera que siga a la marca de la manzana de cerca, sabrá que en numerosas ocasiones se exageran los problemas o se inventan unos inexistentes. Ahora puedo decir, tras 365 días con el iPhone 7 Plus jet black, que este color es uno de ellos.

El iPhone en color jet black es un terminal que hay que cuidar como cualquier otro para que conserve su acabado

¿Se araña en el día a día? No. ¿Tiene abrasiones, tal como dice Apple? Sí, pero de tamaño mínimo y que sólo se ven bajo determinada luz. ¿Hay que llevar una funda puesta siempre? No, pero es un terminal que hay que cuidar como cualquier otro.

En mi caso, puedo asegurar que tan sólo ha llevado una funda cuando hice el análisis de Mujjo, algún fin de semana suelto y siempre que he ido a la playa. Exactamente igual que con mi iPhone 5s. Son situaciones en las que se usa más el iPhone para sacar fotos o necesita una protección extra debido a la arena de la playa.

Img 0027

He conocido a otros usuarios con un terminal jet black y los he encontrado más desgastados por un uso mucho menos cuidado. Lo metían en bolsos o bolsillos con llaves, monedas o cualquier otro elemento que al final acaba provocando un desgaste mayor. Siempre he sido cuidadoso y jamás ha estado en un bolsillo con cualquier otra cosa.

Aún recuerdo cómo con mi iPhone 3G dejé unas llaves un par de horas en el bolsillo del pantalón y se rayó de una forma increíble. Desde entonces, aprendí la lección. En definitiva, me alegro de haber elegido este acabado. Sin duda, uno de mis aspectos favoritos de la generación del 2016.

En Applesfera | Análisis iPhone 7 Plus, el futuro anticipado.

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos