A dos semanas del iPhone 13 esperamos que los precios de los chips sigan subiendo hasta y durante 2022, según Nikkei Asia
iPhone

A dos semanas del iPhone 13 esperamos que los precios de los chips sigan subiendo hasta y durante 2022, según Nikkei Asia

Llevamos tiempo hablando de la escasez de procesadores y de que dicha escasez está afectando tanto a la fabricación de dispositivos como a los precios habituales de estos cruciales componentes. Nikkei Asia recoge que TSMC, principal proveedor de Apple, se prepara para una subida histórica de los precios.

Demasiados pedidos, muchos de ellos inflados

Tal como recoge Nikkei, TSMC siempre se ha movido con unos precios aproximadamente un 20% más elevados que sus competidores. Ahora con la escasez de componentes que se está experimentado algunos de sus competidores ya se están viendo obligados a cobrar más que la misma compañía. Y todo eso mientras TSMC se prepara para uno de los mayores aumentos en los precios de la última década, un aumento que puede tener un fuerte impacto en gran parte de la industria.

"Estos precios más elevados se deben a una serie de factores, como el aumento de los costes de los materiales y la logística, así como la carrera de los fabricantes de dispositivos para asegurarse un suministro adecuado de chips, que han surgido desde que la escasez de chips empezó a afectar a finales del año pasado."

Según las fuentes consultadas por Nikkei la compañía quiere acabar con una práctica conocida como "double-booking" en la que los clientes de TSMC solicitan más chips de los que necesitan con la esperanza de asegurar la producción. Esto causa que la empresa no pueda conocer la demanda real a la que tiene que hacer frente.

Precios más elevados para, entre otros, desfavorecer que los fabricantes encarguen más componentes de los que de verdad necesitan.

Según Counterpoint la subida de precios que planea TSMC podría tener un impacto significativo en los fabricantes de smartphone, muchos de los cuales tienen solo un 5 o un 10% de margen de beneficio. Con esto cabe esperar que entre este año y el que viene veamos precios en aumento en los terminales para mitigar el exceso de costes.

Hace unas semanas ya vimos como la subida de precios de TSMC repercutiría a Apple justo en un momento en el que necesita más procesadores que nunca, pues estos han dado el salto desde el iPad y el iPhone a los Mac. El tamaño de Apple le da poder para negociar términos más favorables con sus proveedores, pero es pronto para descartar que podamos ver un ligero incremento de precio en los dispositivos de este año, empezando con los iPhone.

Por ahora la crisis de los procesadores y de los componentes parece ir de mal en peor. Numerosos reportes afirman que seguiremos en una situación similar durante 2022, aunque claro está que en algún momento dado podremos darle la vuelta. Por ahora, pendientes del anuncio del evento de presentación de los iPhone 13, solo podemos esperar a ver su precio oficial en el escenario para sacar algunas conclusiones sobre el efecto que la subida de precios de TSMC puede tener en el precio final del iPhone.

Imagen | Umberto

Temas
Inicio