Compartir
Publicidad
Publicidad

iPhone 3G S, primeras impresiones

iPhone 3G S, primeras impresiones
Guardar
121 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Aunque desde el twitter de Applesfera hemos hecho un seguimiento desde primera hora de la mañana de la salida del iPhone 3G S en Zaragoza, no he podido hacerme con uno de color blanco tal y como quería…

Claro que no poder tener el nuestro propio no significa que no hayamos podido jugar con un iPhone 3G S en una tienda k-tuin un buen rato para descubrir todas las novedades y dar un vistazo rápido a las mismas. Estas son unas primeras impresiones pero os adelanto que nuestro amigo Aitor ya tiene su flamante iPhone 3G S de 32 GB y en pocos días nos mostrara un completo análisis sobre el mismo.

iPhone, más veloz que nunca

La cacareada velocidad de 2x es una realidad. Si no tienes la oportunidad de “jugar” con un iPhone 3G S y quieres hacerte a la idea de la velocidad actual se podría decir que es casi igual a la del simulador incluido en el SDK del iPhone.

No es muchísimo más rápido pero si lo suficiente como para hacer del iPhone un equipo más cómodo y aportar ese plus de espectacularidad que había perdido. No sólo las aplicaciones se abren más rápido si no que además los efectos visuales funcionan mejor.

Las ventanas flotantes no pierden frames al ampliarse. Los programas rotan de una forma más natural y sin saltos. En general no es una razón de peso como para cambiar de terminal pero la verdad es que se agradece el cambio.

Videocámara integrada y 3mpx

De nuevo una de las novedades estrellas es una característica bastante superflua. Es algo que no todo el mundo suele usar pero que puede ser bastante útil en algunas situaciones determinadas.

La cámara no es que sea espectacular pero si que mejora notablemente lo conocido hasta el momento, algo no muy difícil por cierto. En lineas generales el funcionamiento es el mismo pero ahora la cámara incluye autoenfoque para mejorar las capturas.

El autoenfoque funciona bastante bien e incluso bastante rápido para ser un móvil. Además permite seleccionar qué queremos enfocar, por defecto se enfoca la zona central de la foto. El macro es otro cantar, aunque anunciaban un macro de 10cm lo cierto es que mis pruebas no han sido del todo satisfactorias en este aspecto.

La calidad del vídeo si es realmente buena incluso para interiores, sorprende el buen “frame rate” que mantiene la cámara, muy estable para ser un móvil. Esta es una de las características que requieren de ese procesamiento extra que el iPhone 3G S tiene.

iphone-3g-y-3g-s.jpg

Control por voz


La pregunta es clara. Entiendo que la función de vídeo necesite de un nuevo terminal para poder cumplir con unos mínimos de calidad, pero… ¿control de voz?

¿Realmente se necesita un equipo más potente para usar una tecnología tan simple y que la mayoría de terminales incluyen? La respuesta es clara, no.

No hay mucho que aportar sobre esta característica, al igual que en Mac OS X funciona francamente bien en ingles e increíblemente mal en Español.

Brújula

Si el iPhone antes era uno de los mejores GPS que había podido usar, ahora es mejor aún. La función de brújula no es imprescindible pero reconozco que un montón de veces he empezado a andar en la dirección contraria por no saber muy bien donde estoy.

Ahora esto no ocurrirá ya que el iPhone sabe en todo momento donde esta situado no sólo en el mapa si no también la dirección del mismo.

De nuevo no es una característica imprescindible pero aporta un plus de comodidad. Además estoy seguro que cuando Tomtom saque su software el iPhone será uno de los mejores GPS para coche ya que no sólo es muy rápido si no también muy preciso.

iphone-3gs-trasera.jpg

Pantalla olefóbica

Sinceramente tenía muchas ganas de probar esta nueva característica. Una pantalla que se ensucia menos es genial para un dispositivo completamente táctil y que sufre constantemente al contacto de nuestra cara y dedos.

Es cierto, se ensucia un poco menos, pero no es nada del otro mundo. Digamos que cumple con lo prometido, “absorbe” menos la grasa pero eso no quiere decir que no se manche ni mucho menos, simplemente se mancha menos.

El tacto de la pantalla es idéntico y visualmente no hay ninguna diferencia. Posiblemente si no se hubiese dicho, nadie lo habría notado. Es una característica interesante aunque no esperes no tener que limpiar nunca la pantalla de tu nuevo iPhone.

Conclusiones


Este año no hay duda que valga. Si ya tienes un iPhone 3G el cambio no se parece muy necesario. Los altos precios por realizar esta operación y las pocas novedades hacen que no sea nada interesante el cambio.

Si en su día compraste el iPhone EDGE y no cambiaste al 3G, no hay duda que ésta es la tuya. Aunque sinceramente si no quieres gastar mucho yo compraría la versión 3G, apenas notarás ninguna diferencia y encima te podrás beneficiar de los jugosos descuentos que empiezan a realizar en algunas tiendas para eliminar el stock actual.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos