Sí, es normal que te cueste ver la pantalla de tu iPhone a plena luz del sol, y hay un motivo de peso para ello

Sí, es normal que te cueste ver la pantalla de tu iPhone a plena luz del sol, y hay un motivo de peso para ello
30 Comentarios

Suele pasar. Tienes un iPhone moderno, con una de las mejores pantallas de la industria cuyo brillo te sorprende en casi todas las situaciones. Pero cuando estás bajo el sol de un día radiante y te sacas el iPhone de tu bolsillo, cuesta mucho ver lo que hay en pantalla. No es sólo tu iPhone y no tienes ninguna avería: se trata de una medida de precaución que protege el terminal.

Más brillo es más calor, más calor es más riesgo

Una pantalla que brilla mucho también emite calor, y llevamos un verano en el que sabemos bien lo que significa que nuestro iPhone se caliente demasiado. Cuando los sensores del teléfono detectan que la temperatura ha alcanzado cierto nivel, una de las medidas que toma es rebajar el brillo de la pantalla para que deje de emitir tanto calor.

Es por eso que en días de ola de calor, utilizar el iPhone bajo la luz del sol implique que te cuesta ver la pantalla. Y más si lo tienes en una funda, ya que entonces es más complicado que el calor acumulado en su interior se disipe.

¿Hay algún modo de evitar esto? Puedes paliar este efecto desactivando el brillo automático del iPhone, cosa que puedes hacer en la sección Accesibilidad de los Ajustes:

iphone ajustes accesibilidad
iphone ajustes brillo automático

Si desactivas ese brillo automático podrás regularlo a tu parecer, pero fíjate que el propio sistema ya te lanza la advertencia: abusar de eso puede afectar al rendimiento de la pantalla e incluso de la batería a largo plazo. Por lo tanto, te recomiendo que lo uses en situaciones en las que necesitas ver algo importante en la pantalla.

Temas
Inicio
Inicio