Por qué la ola de calor arrasa con la batería de mi iPhone y qué se puede hacer para remediarlo

Por qué la ola de calor arrasa con la batería de mi iPhone y qué se puede hacer para remediarlo
15 comentarios

España (y buena parte de Europa) está inmersa en una ola de calor que nos tiene a todos bajo temperaturas anormalmente altas para estas alturas de junio. Escribo esto cuando en Barcelona estamos a 31º, lo que junto con la humedad se traduce en un ambiente para nada agradable.

Pero como ya comentamos, las personas no son las únicas que pueden tener problemas con este calor. Nuestros iPhone también sufren las consecuencias de las altas temperaturas, con el origen de todos esos problemas en la batería. ¿Quizás has notado cómo tu iPhone se ha agotado antes de lo normal?

Prudencia: aleja el iPhone del sol y úsalo un poco menos

iphone aviso temperatura

La batería de los iPhone, como la de todos los dispositivos electrónicos, contiene fluidos en su interior. Si hace demasiado calor esos fluidos empiezan a evaporarse, cosa que puede dañar sensores como el de voltaje. La consecuencia de esto es que el iPhone no entienda bien a qué ritmo cargarse y lo haga demasiado rápido, provocando que los electrolitos también se dañen y la vida útil de la batería quede reducida permanentemente.

¿Qué hacer ante esto? El iPhone ya tiene su propio sistema de seguridad que desactiva el uso de su interfaz cuando note que está demasiado caliente, aunque además de eso también notaremos otros efectos como no poder usar el Flash de la cámara o una reducción del rendimiento general del iPhone.

Hay varios modos de conseguir que un iPhone evite sufrir demasiado calor:

  • No lo dejes bajo la luz directa del sol ni dentro de un coche aparcado en la calle. Tampoco lo dejes en un sitio muy cerrado de casa. Si tienes aire acondicionado siempre puedes dejarlo cerca de él.
  • Si notas que el iPhone se calienta mucho, deja de usarlo. También puedes ponerlo en modo avión o incluso apagarlo.
  • Si lo estás cargando, hazlo con un cable y no mediante carga inalámbrica.
  • Aparca el uso de aplicaciones intensivas, como juegos o servicios que dependan de un uso continuado de los GPS.
  • Puedes usar el iPhone con una batería externa para minimizar riesgos y afectaciones de la interna.

Otra solución más curiosa pueden ser los ventiladores que se acoplan a la trasera del iPhone usando MagSafe, que disipan el calor del interior del teléfono y por lo tanto cuidan de la batería y alargan su vida. No es algo imprescindible, pero si usas mucho el teléfono bajo el sol veraniego por trabajo podría ser una compra a considerar.

Temas
Inicio