Compartir
Publicidad
Publicidad
Probar un iPhone hace diez años y probarlo ahora: cómo han cambiado las cosas
iPhone

Probar un iPhone hace diez años y probarlo ahora: cómo han cambiado las cosas

Publicidad
Publicidad

Cómo pasa el tiempo. Ya hace diez años que el primer iPhone salió a la venta, y en esa época todos queríamos probar uno con nuestras propias manos. Pero si ya en los Estados Unidos era difícil, imaginaos en España donde no íbamos a ver el terminal oficialmente hasta un año más tarde.

Pero en Applesfera tuvimos un golpe de suerte: Xavier Sitjà, el gerente de un Apple Premium Reseller catalán que ya no existe, nos ofreció probar un iPhone desde su tienda. Nuestra experiencia fue magnífica y nos hizo cambiar la perspectiva de todo, pero ahora que lo vemos desde diez años atrás ese cambio es mucho más grande de lo que nos imaginábamos.

El iPhone en una época de iPods y desconexión al salir de casa

Era julio de 2007, principios de mes. Y sólo hace falta recordar cómo usábamos los productos y servicios de Apple durante esa época para ver cuánto hemos evolucionado. Todos queríamos tener o teníamos un Mac y un iPod, sincronizábamos nuestra música (y poco más) mediante un cable de 30 pines y andábamos desconectados de la red en cuanto salíamos de casa. La mensajería móvil por SMS era eso, SMS. Primitiva y con coste por mensaje.

Si queríamos mover datos de un lado a otro o tenerlos a mano, lo más práctico era una memoria USB que en esa época seguro que era de menos de un GB de datos. El concepto de la nube ya estaba entre nosotros con servicios como el correo de Gmail, pero nadie todavía llegaba a imaginarse que se iba a convertir algo permanentemente presente en nuestras vidas. Y por supuesto, no había webs móviles de nada. Todo lo que cargábamos eran webs de escritorio o versiones WAP de webs con sólo texto. Casi no se consideraba internet, y navegar con el móvil costaba muchísimo dinero.

iPhone_pedroaznar.jpg

Éstas fueron las impresiones de Pedro Aznar al usar por primera vez un iPhone:

Interfaz El punto que diferencia el iPhone de todo lo que existe en el mercado es el extraordinario sistema operativo y el nivel que Apple ha conseguido en el producto. OS X corre con absoluta soltura, se carga muy rápido y el tiempo de respuesta es instantáneo.

Aún llamábamos OS X al sistema operativo del iPhone, ya que Steve Jobs defendía al nuevo terminal como un dispositivo capaz de ejecutar el núcleo de ese sistema operativo. Con el tiempo pasaría a llamarse iPhone OS, y luego acabaría como iOS. Vimos al iPhone como algo capaz de aguantar tareas de sobremesa, no como algo que podría generar un nuevo formato de contenido por sí solo.

De un móvil muy caro al centro de nuestras vidas

Iphone 7 Plus

Miremos todo lo que, gracias al iPhone, podemos hacer ahora. No concebimos desconectarnos de la red en ningún momento. Usamos el móvil para enviar dinero a personas, para pagar en tiendas, para encargar productos y servicios. Para ver películas, para hacer transferencias bancarias, para controlar la contabilidad personal. Tenemos nuestra agenda y calendario y toda la mensajería instantánea. Los SMS casi ni existen.

Tenemos todos los datos que queremos en la nube, disponibles desde cualquier terminal. Tenemos decenas de miles de fotografías en una fototeca que se puede consultar metiendo la mano en el bolsillo. Y toda esta enorme marea de información que se actualiza en tiempo real desde nuestros bolsillos se sincroniza sin ningún cable. Lo único que necesitamos es poder cargarlo de vez en cuando.

Probar un iPhone ahora significa identificarnos en todos los servicios que usamos con él, probar aplicaciones y juegos, gestionar nuestros archivos y datos... todo lo que podías hacer en un Mac, puedes hacerlo en tu iPhone. Probamos el teléfono no como un accesorio, sino como el centro de nuestra vida digital. Antes era normal no tener un iPhone. Ahora lo normal es no tener un Mac, porque a lo mejor no te hace ni falta.

Reflejo otro extracto de las primeras impresiones de Pedro con su primer iPhone:

Vivir con un iPhone es no querer volver atrás. Pueden faltar más o menos cosas, pero es realmente una evolución en el campo de la tecnología móvil: dá la sensación de llevar un Mac en el bolsillo. [...]

Lo que Apple está vendiendo hoy no es el iPhone, es un aviso: la revolución ha comenzado, y sólo es cuestión de tiempo de que sea perfecto. Tiempo que otros marcas no han sabido aprovechar creando más de lo mismo, y estancando un mercado que hacía años que no se movía.

No iba mal encaminado, ¿verdad? El iPhone ha pasado a ser la piedra angular de Apple. Sin el iPhone, Apple ahora mismo no sería nada de lo que es.

En Applesfera | Los últimos rumores del iPhone 8

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos