Compartir
Publicidad
Xiaomi pone la fotocopiadora en marcha y fusila (también) el iPhone X sin reparo
iPhone

Xiaomi pone la fotocopiadora en marcha y fusila (también) el iPhone X sin reparo

Publicidad
Publicidad

Xiaomi acaba de presentar nuevos productos en un evento en Shenzhen, que nuestros compañeros de Xataka llevan cubriendo todo el día. Entre ellos se encuentra el "nuevo" Xiaomi Mi 8, aunque lo de nuevo es una manera de hablar. Porque este terminal que conmemora el octavo aniversario de la compañía asiática es una copia casi idéntica del iPhone X.

Al menos, en el aspecto externo del dispositivo. Porque el software sigue siendo Android.

Xiaomi Mi 8 y iPhone X: copiar el notch es lo de menos

mi 8

Ya lo hemos dicho otras veces, pero conviene repetirlo. El iPhone X no fue el pionero de los notches ya que ese "honor" recae en el Essential Phone, que en paz descanse. A pesar de esto, el terminal de Apple fue el que dio el pistoletazo de salida a esta tendencia, que ha invadido el mundo Android casi sin resistencia (curiosamente, Samsung es de los pocos que aguantan).

Por eso, que el Xiaomi Mi 8 traiga un notch no es una novedad en sí misma. Aún más viniendo de una compañía que imita a Apple siempre que puede. Tanto en sus productos, como en sus presentaciones, tiendas abiertas al público e incluso ubicaciones de las mismas.

Hasta cierto punto, uno puede comprender que el notch es inevitable, a pesar de que el iPhone X es el único smartphone que no tiene "barbilla" o marco inferior. Pero no contentos con esta muesca, Xiaomi ha decidido copiar la forma de la cámara trasera y distribución de los sensores que la componen. Dos sensores en vertical y con el flash entre medias. Como si no hubiera otra manera en el mundo de colocar los sensores en el mundo.

Xiaomi no ha dudado en copiar todo tipo de elementos del iPhone X, demostrando una falta clara de personalidad

Además del hardware, Xiaomi siempre ha bebido del software de Apple e iOS. La versión de Android que utiliza Xiaomi está altamente personalizada por la compañía y al que no le faltan elementos del sistema operativo de Apple, tal como muestra el video superior.

xiaomi Animoji

Como guinda del pastel, los asiáticos han copiado hasta el nombre del sistema de reconocimiento facial de Apple: Face ID. De nuevo, es imposible imaginarse en otro nombre con el que bautizar uno propio, así como elegir una forma de enseñar diferentes usos de esta tecnología que no incluya animales animados.

Cuando pretendes ser lo que no eres

Cada uno de estos aspectos por sí solos no levantaría ninguna ceja en el mundo tecnológico. A fin de cuentas, cada fabricante se inspira también en los demás, aunque sea de manera puntual. Y, oye, si algo funciona tampoco es cuestión de reinventar la rueda. Pero cuando copias tantos elementos de los demás, especialmente del mismo fabricante de forma constante, de lo que estamos hablando es de pereza tecnológica.

No veo [a la copia] como un halago. Cuando estás haciendo algo por primera vez, no sabes si va a funcionar. Te pasas siete u ocho años trabajando en algo que después es copiado. Seré honesto, la primera cosa que me viene a la cabeza son todos esos fines de semana que podría haber estado en casa con mi familia, pero no pude. Creo que es un robo, [un acto de] pereza - Jony Ive.

Xiaomi es el ejemplo perfecto de una compañía que pretende ser algo que no es. Quiere innovar y traer productos novedosos, pero luego copia lo que ya está en el mercado. Quiere ser el primero, pero lanza un clon de iPhone X casi un año después. Quiere liderar el mercado, pero no hace más que seguir a otro a la zaga. ¿Por qué?

Barbillas El iPhone X es el único smartphone que tiene notch, pero no tiene barbilla.
¿Por qué empeñarse en copiar algo cuando es evidente que la mayoría de veces se puede encontrar una solución diferente?

Es una lástima, porque Xiaomi ha demostrado tener cierta iniciativa con sus productos. El Mi Mix original tenía su interés. Pero luego no pueden evitar volver a las andadas y copiar de nuevo a Apple. Supongo que la copia es un tipo de droga que también genera adicción.

Afortunadamente para Apple, sus productos no son tan sencillos de clonar. En el caso del iPhone, puedes copiar el aspecto externo del terminal, pero su sistema operativo y ecosistema seguirá siendo exclusivo. Xiaomi tendrá que conformarse con compartir Android con los cientos de fabricantes que ya lo utilizan, adaptándolo bajo su capa de personalización para intentar diferenciarse.

En Applesfera | La "barbilla" del iPhone X sigue siendo inimitable seis meses después de su presentación.

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio