Compartir
Publicidad
Publicidad

Primer contacto con el iPod touch, por nuestro lector Miquel

Primer contacto con el iPod touch, por nuestro lector Miquel
Guardar
18 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Aunque todavía no está a la venta en España, en las Apple Stores ya existe la posibilidad de poder "tocar" el nuevo integrante de la familia iPod: El iPod touch.

Nuestro lector Miquel, un barcelonés que ahora vive y trabaja en Londres, nos ha enviado un excelente artículo con las primeras impresiones sobre sus pruebas en el iPod touch de la Apple Store de Regent Street, en Londres. Desde luego, no tiene desperdicio, y os lo dejo tal cual nos lo ha enviado él, sin modificar ni una sóla coma o punto.

Además, he añadido dos fotografías que otro de nuestros lectores, César Ramos, nos envió con capturas de nuestro blog en la pantalla del iPod touch... desde luego podemos estar orgullosos de los lectores que os pasáis por aquí.

Sin más, os dejo con el excelente artículo de Miquel junto con las fotos de César... ¡muchísimas gracias a ambos!

Analizando el iPod Touch, por Miquel

Esta semana he podido comprobar las bondades del nuevo abanderado de Apple, el iPod Touch. Al llegar al Apple Store de Regent Street y tras abrirme un hueco entre las numerosas personas ávidas por probar el nuevo juguete pude comprobar que todo el ruido mediático levantado es merecido.

Con el Touch, ya he tenido la ocasión de trastear todos los reproductores de la última hornada con lo cual iba bien acostumbrado a reproductores con capacidades sorprendentes en un tamaño y sobretodo grosor, minúsculos. Sin embargo, una vez pruebas el nuevo Touch te das cuenta de que es algo diferente. Diferente al resto de iPods y diferente al resto de reproductores en general. Tamaño y grosor iPod Touch a parte, lo más parecido al Touch es el nuevo nano, por lo cual, los que hayáis probado el nuevo nano podréis entender esa sensación de que más que aguantar un reproductor estáis aguandando una pantalla. Ahora bien, para nada esto implica fragilidad. El nuevo Touch es robusto y atractivo, muy atractivo.

touch_miquel.jpg

Interfaz El nuevo mini osx es sin duda uno de los puntos fuertes. La nueva parrilla de aplicaciones que ya nos sabemos del iPhone queda aquí modificada dejando en la zona inferior, y preferencial por su cercanía al dedo pulgar la función de iPod, de vídeos y de fotos. Posiblemente lo más lógico sería que la cuarta aplicación fuera Safari, pero nos encontramos con el icono del la iTunes WiFi Store relegando a Safari a una nada despreciable primera posición en la parrilla general de aplicaciones.

iPod El hecho de que en el fondo se trate de un reproductor de música queda bien patente en el perfecto funcionamiento del apartado iPod. El aprovechamiento de una pantalla realmente enorme y su adaptación a la manipulación táctil nos da como resultado una interfaz fácil, manejable y ágil. Cómo curiosidad, ninguno de los iPod Touch en la Apple Store tenía los típicos auriculares para probarlos. Ya no digo los BOSE de más de 200 libras que acostumbran a poner, pero es que ni tan sólo unos normalitos. Creo que el fenómeno del Touch y las novedades en este modelo van más allá de la música, y este ese el mejor ejemplo. Volviendo al reproductor en si mismo, se nota que la memoria flash rinde y mucho. Al rotar el iPod Touch automáticamente este pasa de forma automática a el modo Cover Flow, y lo hace además de una forma tan fluida como en un Mac. Ni si quiera el nuevo nano que también funciona con memoria flash funciona con esta claridad. Mucho menos, claro está, el nuevo Classic cuyos saltos (a lo discman antiguo) en la reproducción son bastante alarmantes.

Vídeo Aquí, y en el modo de fotografía, es donde más se agradece tener una pantalla panorámica de 3,5 pulgadas. No sólo no aprecié ningún error en escenas oscuras sino que el vídeo se reproduce de forma clara y nítida. Además nos ofrece dos modos en caso de que el vídeo reproducido no siga la proporción de la pantalla. En uno llenamos la pantalla a costa de recortar anchura, en la otra recortar altura. Especialmente interesante para quienes no quieren ver bandas negras como en las películas del cine.

Fotos El sistema de navegación de fotografías, al igual que mucho de los aspectos de este reproductor, es tal y como hemos visto mil veces en los vídeos sobre le iPhone. Funciona suave, es ágil y sin duda, es una de las funciones que más se ven beneficiadas por la pantalla táctil multipunto. Es sencillo y rápido arrastrar las fotografías como si lo hiciésemos con el iPhoto. Los slideshows son tan sencillos como presionar el botón play/pause. Tenemos funciones para establecer una imagen como papel tapiz en un par de segundos, y todo ello pudiendo usar varios dedos, que a la hora de la verdad, se convierten en dos. Probando el aparato te das cuenta de que con dos dedos puedes hacerlo todo: escalado, rotación, etc. Al intentar usar tres dedos la respuesta del terminal es un poco más imprevisible. Me entretuve bastante en este aspecto pero creo que es un tema suficientemente interesante como para tener su propio post.

Safari La gran apuesta/riesgo de Apple en este reproductor ha sido Internet. A mi entender Apple se ha visto en la disyuntiva de seguir sin opción de poder comprar en iTunes on-line o incorporar una de las bondades a este Touch (No imagino un terminal WiFi sin un navegador). Safari funciona de maravilla. Y si bien el segundo día que lo probé iba un pelín lento en la carga, el primero fue de fábula, con lo cual imagino que dependerá como es lógico de la calidad de señal. Como es esperable, las páginas en flash siguen sin cargarse pero la posibilidad de navegar prácticamente cualquier página mediante el modo zoom (de nuevo usando dos dedos para ello) es muy potente. Lo único que tenemos que hacer es un pequeño zoom y la ampliación pixelada (como en cualquier software de fotografía) se renderiza de nuevo mostrando la web con una calidad perfecta.

iTunes WiFi Siendo iTunes gran parte del negocio de Apple es de entender que sea uno de los apartados más cuidados. Acceder a contenido y comprar se realiza de forma sencilla. La interfaz es muy parecida a la de la navegación de nuestras canciones con lo cual la sensación es la de navegar en una biblioteca ilimitada en la que "sólo" hay que darle a pagar. Más sencillo imposible.

Teclado virtual Desde hace tiempo uso un smartphone con pantalla táctil con lo cual sé lo duro que es intentar escribir de forma ágil en él. El iPod Touch dispone del mismo teclado virtual que el iPhone con lo cual dediqué especial cuidado a trastearlo con la finalidad de evaluar las sensaciones de usarlo. Mi primera impresión fué un pelín frustrante ya que si bien funciona mejor que cualquier smartphone en el mercado, es prácticamente inevitable equivocarse, en especial al principio cuando aun no conocemos la posición ideal de nuestros con la cual presionar sobre las teclas virtuales (la puntita de las llemas de forma lo más perpendicular posible al terminal). Con un ratito, y la paciencia de ir más despacio, me fui encontrando más a gusto y los errores de precisión se fueron reduciendo, con lo cual imagino que con un poco de aprendizaje el sistema gana puntos. Ahora bien, mi opinión es que el usuario del iPod Touch difícilmente se encuentra tan a gusto y va tan rápido como usando una interfaz real como sería el caso de un segmento tan popular y lucrativo como es el de las BlackBerry. ¿Por qué no comprar un iPod Touch? 16GB (el modelo más caro) no es suficiente para muchas de nuestras discotecas. Menos aún para los usuarios de iPod acostumbrados a tamaños superiores. Es un iPhone capado. Si bien esto le confiere ser más delgado y ágil al no incorporar las funciones telefónicas, no tiene demasiada lógica que no disponga de Bluetooth (a parte de la obvia lógica económica de evitar el aparejamiento con un teléfono). Porque creo que todos estamos pensando que en pocos meses habrá un modelo de 32GB al precio de 16GB. A mi personalmente un modelo de 32GB si que me bastaría.

¿Por qué comprar un iPod Touch? Es el mejor reproductor del mercado. Será uno de los gadgets más hackeados de los próximos tiempos. Tanto a nivel de aplicaciones, como en todo lo relacionado a sacarle partido a esa conexión a Internet (VoIP?). El precio por GB es igual o mejor al de un iPod nano, si el tamaño no es un factor trascendental la elección debería ser siempre un Touch. Porque una vez lo pruebas, cualquier otro reproductor te parece del pasado. Sientes la necesidad de arrastrar las carátulas de coverflow en un nano y no soportas el ruido y temblor del disco duro en un Classic.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos