Compartir
Publicidad
Publicidad
The Elder Scrolls Legends, ¿se puede salir de Hearthstone quedándose en el género de cartas? App de la Semana
Juegos iOS

The Elder Scrolls Legends, ¿se puede salir de Hearthstone quedándose en el género de cartas? App de la Semana

Publicidad
Publicidad

Tengo Hearthstone instalado en mi iPad, pero hace meses que no abro la aplicación. El juego se convirtió hace tiempo en uno de mis favoritos hasta el punto en el que tuve que apartarme de él una temporada. Y fue en ese tiempo en el que no jugué en el que perdí el hilo: demasiadas cartas nuevas como para retomar el juego en condiciones. Pero me dio lástima, porque me bajaba de un estilo de juego de cartas que me encantaba.

¿Puede ese estilo continuar y pervivir en otros juegos que se puedan diferenciar lo suficiente como para que no se consideren un plagio directo de Hearthstone? The Elder Scrolls: Legends dice que sí. Este título utiliza la misma fórmula que Hearthstone para enseñarnos que puede haber algo de variedad, aprovechando el nombre de una de las sagas de rol más populares de la historia.

Mismo sistema de juego, atmósfera más lúgubre

No hace falta disimular: la idea de este juego es claramente perseguir el éxito del juego de cartas de Blizzard. Es su razón de ser, como la de muchos otros juegos que intentan heredar el éxito de desarrolladores que dieron con una fórmula para convertirse en hits. Pero aún así estamos ante un título que nos puede entretener más de un rato muerto.

Para empezar, Elder Scrolls Legends tiene un modo historia con el que poder seguir una trama que se desarrolla más allá de ir a un bar y jugar a cartas con amigos. Además, los desarrolladores se han esforzado en añadir una misión diaria para que sigamos teniendo variedad aún sin ni siquiera tocar la parte principal del juego que es la de hacer partidas online con otros jugadores.

Elder Scrolls Legends Historia

La atmósfera es más seria, el tono de humor de Blizzard desaparece completamente. Estamos ante un juego serio, con una atmósfera más bien oscura que nos lleva a los mundos de Elder Scrolls no precisamente con los brazos abiertos. La música y las cinemáticas están bien hechas y te hacen saber que estás jugando en un lugar hostil en el que no puedes fiarte de nadie. Por cierto, punto positivo en su doblaje al español, cuidado y correcto.

Del sistema de cartas poco hay que decir si has tocado Hearthstone: cada una tiene su salud y su ataque, hay cartas de hechizos, un tablero de juego, habilidades especiales por cada personaje... hasta hay tipos de carta según su frecuencia de aparición. Cuanto más inusuales, más raras y apreciadas son.

Elder Scrolls Legends Main La pantalla principal del juego nos muestra todas las modalidades a las que podemos retar a amigos o a nosotros mismos.

La diferencia principal está en que el tablero puede dividirse en dos zonas diferenciadas en las que "se aíslan" las cartas, de modo que una carta no puede atacar a otra si está en una zona diferente. Añade un twist interesante al juego, un nivel más de estrategia que para los más avanzados se puede aprovechar muy bien.

Lo de siempre: compras integradas a tope

Elder Scrolls Legends Cartas cartas más raras equivale a cartas más caras de conseguir.
Elder Scrolls Legends Compras

El modelo de negocio es el que te crees: Elder Scrolls es gratuito pero dentro hay compras integradas para desbloquear contenido extra y nuevas cartas más avanzadas para crear tus mazos. Si vas a jugar de un modo esporádico y tienes paciencia, hay contenido de sobra para que puedas jugarlo de forma completamente gratuita. Si por otro lado quieres tomártelo muy en serio y ser de los mejores jugadores, entonces el precio límite lo pones tu. Y cuidado, porque puede ser muy alto.

De la misma forma que detrás de Hearthstone está la marca Blizzard, detrás de Elder Scrolls Legends está la popularidad de la saga con el mismo nombre. Sí, se trata de un intento de amasar el mismo éxito que Hearthstone, pero no lo definiría como una burda copia. El juego tiene el suficiente componente original como para darle una oportunidad, aunque habrá que ver si lo actualizan de vez en cuando para mantenerlo vivo.

Por cierto, el juego sólo se puede instalar en los iPad. Nada de interfaz optimizada para los iPhone esta vez. Y necesitas tener uno de cuarta generación como mínimo para poder jugarlo, con más de 1,2 GB de espacio en el sistema.

En Applesfera | Evergrow, un puzzle tan sencillo como adictivo es la App de la Semana

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Inicio