Compartir
Publicidad

Automatizando tu Mac con las acciones de carpetas

Automatizando tu Mac con las acciones de carpetas
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Las acciones de carpeta son, una vez más, una de esas grandes características olvidadas de OS X. Sus posibilidades son tan grandes como Automator, no en vano se complementan, pero pocos se paran a investigar o simplemente ver qué pueden ofrecerle.

Las acciones de carpeta no son más que una forma de automatizar acciones. Para ello, a través de su configurador, lo que hacemos es asignarle scripts o acciones creadas con Automator para que se ejecuten de forma automática en el momento que guardamos un nuevo archivo en ellas. Por ejemplo, cambiar extensiones, duplicar archivos, añadir comentarios o enviar a otras ubicaciones. Todo esto completamente personalizable a nuestras necesidades.

Creando acciones de carpetas

acciones
Crear una acción de carpeta es relativamente sencillo. La opción más fácil para comenzar, a parte de las que ya vienen por defecto en OS X, es hacer uso de Automator. Como ya vimos en Applesfera, crear una acción es un proceso idéntico al de crear un flujo en Automator. Sólo debemos haber seleccionado antes la opción de crear acción.

También podemos recurrir a la creación de nuestros propios scripts. Requiere algo más de conocimiento pero en internet encontramos interesantes opciones para comenzar desde cero. Applescript for absolute starters, de Bert Altenburg, es una buena opción.

Luego será cuestión sólo de hacer clic derecho sobre la carpeta, seleccionar Configurador de acciones de carpeta y añadir la que queramos. Puede ser una o varias.

Las posibilidades de las acciones de carpetas

acciones
Como ya vimos, las acciones de carpetas son una de las opciones que tenemos para mantener organizado nuestro Mac. Por ejemplo, el escritorio es uno de los lugares donde más archivos de todo tipo almacenamos. Yo procuro mantenerlo siempre limpio y ordenador pero cuando preparo un artículo, vídeos o cualquier otro proyecto, suelo usarlo como destino para todos esos archivos con los que trabajo o voy a hacerlo.

El problema es que al terminar suele quedar un poco caótico. Una opción es crear una carpeta con diferentes acciones que, según el tipo de archivo, permita organizarlos de forma automática. Así enviamos las imágenes a la carpeta imágenes, los archivos PDF a documentos, etc.

Con sólo seleccionar todos los elementos y arrastrarlos sobre la carpeta ya el sistema se encarga de hacer todo ese trabajo. Por supuesto, eliminar los archivos enviados a cada una de las carpetas es algo que decidiremos luego si nos interesan o no realmente como para ser conservados. Pero hay muchas otras opciones y usos interesantes para esta funcionalidad de OS X.

Tres acciones de carpetas para comenzar

acciones
Tres acciones interesantes y prácticas para comenzar son las siguientes:

  • Imprimir documentos. En Dropbox tengo asignada a una carpeta la acción de impresión y un filtrado de archivos. Así puedo indicar qué tipo de archivos quiero que se impriman de forma automática nada más guardarse. Aunque hay otras opciones para impresión remota, esta me resulta cómoda. Eso sí, la impresora sólo está conectada y disponible para el iMac. Si la tuviese en todos la impresión se repetiría.

  • Enviar archivos a su ubicación correcta en un NAS. Esta es algo más elaborada pero básica en funcionamiento. Lo que hace es enviar a un NAS todo archivo que arrastro sobre ella. Eso sí, lo hace mediante criterios como películas a la carpeta Movies, aplicaciones a Apps, etc. Esto también lo podéis aplicar a una unidad USB por ejemplo.

  • Redimensionar imágenes. Es cierto que existen aplicaciones como Imagewell o similares que nos permiten, mediante interfaz gráfica, redimensionar imágenes de forma sencilla. Pero si solemos usar un tamaño fijo, esto nos puede ahorrar un tiempo considerable. Además, podemos establecer otras opciones como cambiar el nombre, añadir comentarios, etc.

Automatizando

auto
Las acciones de carpeta son una gran opción para facilitar nuestro uso del Mac. Por supuesto no es la única opción que tenemos para automatizar tareas o acciones. Aplicaciones como Hazel, el uso combinado de las recetas de IFTTT junto a Dropbox y otras opciones nos permiten ser más eficientes, más productivos.

Sí es cierto que, al principio, cuesta ver los beneficios o encontrar esas automatizaciones que realmente merecen la pena. Para ello, lo mejor es observarnos un poco y ver qué tipo de tareas hacemos de forma frecuente y hasta qué punto sería posible automatizarlas. Porque sí, esto no es para todo tipo de usuarios pero merece la pena intentarlo.

En Applesfera | Renombrar archivos en grupo será más sencillo en OS X Yosemite

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Inicio