Compartir
Publicidad
Publicidad
El contraataque de Intel y sus Core i9: ¿Cómo puede aprovechar Apple ese esfuerzo?
Profesional

El contraataque de Intel y sus Core i9: ¿Cómo puede aprovechar Apple ese esfuerzo?

Publicidad
Publicidad

Hace unas semanas hablamos del resurgir de AMD como fabricante de procesadores. Su nueva gama Ryzen ofrece buena potencia a precios más asequibles, lo que hizo que una Intel acostumbrada a estar en sus laureles tuviera que bajar precios y buscar un modo de responder.

Esa respuesta ya ha llegado. Intel ha lanzado recientemente los Intel Core i9, sus procesadores de escritorio más potentes hasta la fecha con nada menos que 18 núcleos. Y con todo lo que dijeron en Apple acerca de una renovación de los Macs para profesionales... las sospechas quedan claras. ¿Es este el núcleo que va a alimentar los próximos iMac y Mac Pro?

¿Puede tener sentido un iMac de más de 4.000 dólares?

Sabemos que Apple tiene intenciones de presentar un iMac destinado a los profesionales, algo que puede invitar a usar este procesador y mucho. Todo depende del precio al que busquen vender ese iMac, porque el precio de ese Core i9 va desde los 999 a los 1.999 dólares. En el Mac Pro no hay problema si vuelven al diseño modular, pero ¿se atreverá Apple a vender un iMac de 4.000, 5.000 o 6.000 dólares?

Si verdaderamente es un iMac orientado al mercado profesional, no lo veo descabellado. Estamos hablando de un todo-en-uno potentísimo, con pantalla retina 5K integrada, discos SSD de alto rendimiento como en los últimos MacBook Pro... sería un iMac muy caro, pero duraría muchos años para alguien con necesidades muy exigentes.

La pregunta que nos tendríamos que hacer como posibles compradores es: ¿me gasto esta cantidad de dinero en un iMac o lo invierto en un Mac Pro? Habría que comprar una pantalla aparte, pero podríamos actualizarlo para que durara mucho más tiempo. Es algo que podemos hacer hoy mismo si comparamos el iMac más caro con el Mac Pro más barato.

El siguiente paso: Coffee Lake

Orei92

Aparte de la llegada de los Core i9, Intel también tiene ya preparada la jugada a medio plazo: sustituir los Kaby Lake por los Coffee Lake en la gama de procesadores que podrán incluirse en los MacBook y los MacBook Pro. Y prometen, porque las primeras pruebas muestran un aumento de más del 30% en rendimiento respecto a los Kaby Lake.

Con todo, y a pesar de los primeros pasos invasivos de los chips ARM, parece que Apple tiene una buena temporada por delante llena de procesadores Intel más veloces. A ver si la compañía va actualizando sus ordenadores en consecuencia, y a ver si la tendencia sigue así durante más tiempo.

En Xataka | Intel Core i9 vs AMD Ryzen: ¿qué importa más, tener más gigahercios o tener más núcleos?

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos