Compartir
Publicidad

Lo que Apple tiene que hacer para solucionar la que se ha montado con Final Cut Pro X

Lo que Apple tiene que hacer para solucionar la que se ha montado con Final Cut Pro X
Guardar
149 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Según Ian Betteridge de Technovia lo único que tenía que hacer Apple para solucionar el enredo que hay formado con Final Cut Pro X era escribir una carta. Una carta dirigida a los usuarios de la nueva versión de la conocida aplicación de edición de vídeo en la que les explicase su apuesta por este reinicio desde cero que es Final Cut Pro X, las ventajas que aporta (como la nueva interfaz en una sola ventana, la linea de tiempo magnética o las posibilidades de organización mediante palabras clave) y, muy especialmente, las duras decisiones que han tenido que tomar para lograrlo.

Pero sobre todo, una carta que tranquilice a los profesionales en la que se insista en que este es el futuro de la edición de vídeo y que si la función que necesitan no está ahí, no tienen de qué preocuparse. Algo así como “Estamos trabajando duro en añadir las herramientas y características esenciales que nuestros usuarios profesionales conocen y adoran, y mientras tanto, seguiremos vendiendo y soportando Final Cut Pro 7 hasta finales de 2012. Un saludo, Apple.”

La compañía de Cupertino no han sabido anticiparse a la resistencia al cambio habitual de los sectores profesionales y definitivamente tampoco ha logrado valorar el impacto que causaría lanzar un Final Cut sin soporte multicámara, importación de proyectos de la versión anterior e incompatible con los plugins y drivers para monitores externos de muchos fabricantes fruto de su salto a los 64 bits. Las 615 valoraciones de una sola estrella (la mínima posible) sobre un total de 1378 en la Mac App Store estadounidense (el 44% básicamente) y unas valoraciones predominantemente negativas en el resto de tiendas lo demuestran.

Final Cut Pro X

Ahora bien, hay que tener claro que estas puntuaciones no valoran en su justa medida Final Cut Pro X. Son valoraciones de castigo por sus carencias, dejando fuera de consideración sus novedades y virtudes, que las tiene y muchas. Llevo años trabajando con Final Cut Studio y pese a la que está cayendo sigo emocionado por lo cómodo, rápido e intuitivo que resulta trabajar con la nueva versión. Pero si Apple no ha sabido estar a la altura de muchos profesionales, al menos sí que parecen decididos a reaccionar como se merecen.

Para empezar, ha actualizado la web del programa con una sección de preguntas y respuestas donde, como en la carta imaginaria de la que hablábamos al principio, encontramos un primer movimiento para cambiar los vientos a favor. La compañía explica su decisión de dejar atrás los flujos de trabajo basados en cintas en favor de los ficheros, promete el regreso de funciones como la edición multicámara o la exportación XML en futuras actualizaciónes (la primera de las cuales llegará este mismo verano) y aclara que sigue existiendo soporte para plugins de terceros, puntualizando que el único paso necesario es que sus creadores los actualicen para hacerlos compatibles con la nueva arquitectura de 64 bits de Final Cut Pro X. Algo similar ocurre con el soporte para monitores externos, para los que se requieren nuevos drivers que irán apareciendo próximamente (como el de las tarjetas Kona, ya disponible como versión preliminar).

Si esto no es suficiente, Apple asegura que es Final Cut Pro 7 es compatible con Lion y puede utilizarse de forma paralela a Final Cut Pro X de modo que no es necesarios apresurarse en realizar la transición de uno a otro si nuestro actual flujo de trabajo no nos lo permite. Y si aún así algún usuario se siente engañado y quiere que le Apple les devuelva su dinero, la compañía está haciendo una excepción ante el clamor popular facilitando estas devoluciones a los afectados.

Poco más que añadir sobre esta debacle salvo lo mucho que se parece a los tiempos de System 9 (Mac OS 9) y la dura transición de sus usuarios a Mac OS X, un sistema operativo que hacía borrón y cuenta nueva y que en sus primeras versiones también padecía de algunas carencias y/o ausencias que llevó a más de uno a poner el grito en el cielo. Algo me dice que la historia volverá a repetirse, y que por mucho que nos quejemos ahora (por solidarizarme con los que utilizan las funciones mutiladas) dentro de un par de años la única valoración posible será “cómo demonios nos las apañábamos para trabajar antes sin esto”.

Sitio oficial | Final Cut Pro X
En Applesfera | Final Cut Pro X, una nueva aplicación que sólo conserva el nombre

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos