Compartir
Publicidad

SDK: Una nueva fuerza de la gravedad

SDK: Una nueva fuerza de la gravedad
18 Comentarios
Publicidad

Y llegó el SDK. Y con él, hemos visto muchos ojos abiertos de par en par y asintiendo tímidamente con la cabeza, entendiendo que el lanzamiento del iPhone no fue en Junio del año pasado... sino la semana pasada.

Muchos sabían que este día llegaría: sabían que el iPhone era más un continente que un contenido, y que las sorpresas que encerraba era parte de una cuenta atrás que en Apple estaban preparando, quizás precipitada y ayudada por el movimiento de la "escene" de Internet que había comenzado a buscarse la vida por su cuenta. La gente entendió que el iPhone era mucho más que un widget del tiempo, una cámara de dos megapíxels o un móvil que no graba vídeo. Y la verdad, es un producto raro. Por mucho que intentemos encasillarlo, por mucho que intenten hacerlo otros fabricantes, no es nada de lo que todos dicen.

No es un móvil, ni un MP3, no es un tablet, ni una PDA. Nadie se pone de acuerdo con eso... muchas veces pienso que catalogarlo ya forma parte del uso que le demos. Sin embargo, nadie, absolutamente nadie, puede negar lo que sí es: Un Mac OS X envuelto en una caja de sorpresas que empieza a destaparse ahora.

Entonces llega Steve Jobs, y nos dice que aquí tenemos el SDK, abierto a todo el que quiera usarlo. Y es una proposición muy atractiva: el producto del que todo el mundo habla abre sus puertas de par en par.

Programar para el iPhone, el SDK del iPhone, la AppStore del iPhone... ¡Todo son mentiras! No existe ningún sistema operativo del iPhone, ni un SDK del iPhone, y la AppStore no vende cosas que no hayamos visto ya...

Esto es Mac OS X, gente del planeta Tierra. Nuestro Mac OS X. Desarrolladores que nunca han programado para nuestra plataforma se meterán de lleno, y quizás sin saberlo del todo, a cómo hacer aplicaciones en "nuestro lado". Aplicaciones para Mac, envueltas en el papel de regalo del iPhone.

Es un ejemplo de como Apple ha conseguido, tal y como hizo con los iPod en su momento, de generar una fuerza de gravedad imparable que atrae hacia el lado de la manzana mordida a quienes nunca antes se había pensado que vendrían, como nunca antes se ha conseguido.

Por tanto: Hola, nuevos programadores del iPhone: ¡Bienvenidos a Mac OS X!

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos