La adopción de la eSIM sigue creciendo y se esperan 3.400 millones de dispositivos utilizándola en 2025, según un analista
Rumores

La adopción de la eSIM sigue creciendo y se esperan 3.400 millones de dispositivos utilizándola en 2025, según un analista

En los dispositivos que requieren una conexión a la red de datos móviles debemos utilizar una SIM, un pequeño módulo que nos identifica como suscriptores y que permite a la compañía asignar la facturación a cada cliente. Llevamos años reduciendo el tamaño de estas tarjetas hasta que hace unos cuantos empezamos a ver la eSIM, una SIM virtual que no ocupa más espacio que el chip que la contiene. Una tecnología cada vez más presente y de la que se espera un importante crecimiento.

La eSIM sigue creciendo y pronto podría desbancar a su predecesora

Los analistas de Juniper Research esperan que el aumento de dispositivos con eSIMs instaladas aumenten considerablemente en unos pocos años. Para ser exactos esperan que pasemos de los 1200 millones de dispositivos de 2021 hasta los 3400 millones en 2025.

Según la firma, este aumento del 180% vendría básicamente del sector de la electrónica de consumo, si bien otros sectores como el industrial y el público contribuirían. Dispositivos como el Apple Watch solo pueden funcionar gracias a una eSIM, por lo que la gran mayoría de operadoras, a veces un poco a su pesar, ofrecen esta tecnología.

Un crecimiento del 180% en una tecnología que está llamada a sustituir la actual.

Los analistas piden a la industria tecnológica que sigan presionando a las operadoras a dar soporte al framework de la eSIM, algo que aceleraría la madurez de este mercado. Si bien a corto plazo parece improbable, parece cuestión de tiempo que la ranura de la SIM en los iPhone desaparezca. Puede que sea dentro de 5 años, puede que sean 8, pero lo que está claro es que, con más y más operadoras dando soporte a la tecnología eSIM, en algún momento las tarjetas físicas perderán su sentido.

Brett Jordan O0kpg3rirhs Unsplash

Igual que Apple fue pionera en la comercialización de la eSIM con el lanzamiento del Apple Watch Series 3 en su versión celular, no debería extrañarnos que entre los planes de la compañía exista el de hacer desaparecer la ranura de la SIM. Un cambio muy interesante dado el tremendo tamaño que ocupa este componente (en perspectiva) y a que contribuye a disminuir sustancialmente la resistencia al agua.

Mientras vemos que con iOS 14.5, que actualmente está en fase beta, llega el soporte para conexiones 5G a las eSIM de los iPhone 12, está claro que esta tecnología ha llegado para quedarse. Actualmente una de las únicas desventajas de utilizar solo eSIM es la imposibilidad de utilizar dos de ellas como las dos líneas activas del dispositivo, algo que en una futura actualización, ya sea de software o de hardware, Apple podría solucionar.

Lo cierto es que poder almacenar la SIM de un dispositivo en un código QR es claramente un salto cualitativo frente a las pequeñas tarjetas que demasiadas veces dan algún que otro fallo y requieren un duplicado. Con la proliferación de los dispositivos que utilizan la eSIM en exclusiva para funcionar, es de esperar que esta tecnología reemplace a la actual en algún momento.

Temas
Comentarios cerrados
Inicio