Apple sigue investigando las pantallas plegables y patenta un nuevo sistema de bisagra para aumentar su durabilidad
Rumores

Apple sigue investigando las pantallas plegables y patenta un nuevo sistema de bisagra para aumentar su durabilidad

Uno de los principales retos a los que se enfrentan los dispositivos con pantallas plegables es a no dañar la pantalla durante las repetidas aperturas y cierres del dispositivo. En este sentido Apple sigue investigando y ha patentado un sistema para garantizar que una pantalla plegable se mueve de forma controlada, vital para evitar desgastes con el uso.

Plegable sí, pero no de cualquier manera

Lo que hemos visto en teléfonos y dispositivos plegables de otros fabricantes es que un simple mecanismo de bisagra deja a manos del usuario tener cuidado con la operación de plegado y desplegado del equipo. Puede moverse demasiado rápido, puede hacerlo de forma irregular si se acciona con una sola mano, etc. Aquí es donde entra en juego la patente "Folding Electronic Devices with Geared Hinges" de Apple que explora sistemas algo más complejos.

Patente

La patente se centra en que un mecanismo con ruedas dentadas proporciona a Apple un mejor control de la operación de cerrado y apertura del dispositivo. Este mecanismo podría actuar con otras piezas y componentes para acompañar y apoyar a la pantalla en las posiciones más vulnerables y asegurar que esta no esté sometida a fuerzas que podrían, con un uso prolongado, desgastarla en exceso.

Patente 2

Apple explora que el sistema, por ejemplo, pueda hacer que dos secciones plegables se abran a la misma velocidad. Un recurso interesante porque permite que la pantalla plegada tenga que curvarse menos. Este sistema, además, permitiría sincronizar el plegado y desplegado de las dos o más bisagras, que podría haber a lo largo de la parte plegable del dispositivo.

Una pantalla plegable con un sistema de bisagra que controle de forma mecánica la velocidad y amplitud del plegado y el desplegado y que garantice su máxima durabilidad.

En la patente, Apple sugiere que esta tecnología puede ir más allá del iPhone o el iPad y llegar a monitores de ordenador, relojes y dispositivos para la muñeca, auriculares, dispositivos para la cabeza e incluso pantallas en vehículos. Ayer mismo vimos, de hecho, la patente de un Apple Watch con una pantalla continua alrededor de la muñeca que podría utilizar este mismo sistema para evitar que el reloj se doblara al revés o en exceso, ya sea en nuestra muñeca o fuera de ella.

Si bien parece que las pantallas plegables quieren invadir todos nuestros dispositivos, cabe destacar que, al menos por ahora, la tecnología está un poco verde. Son varios los motivos, uno de los principales, además de temas de desgaste, es que habría que abandonar el cristal, que da un brillo y una protección que por ahora el plástico no puede dar. Veremos en qué queda este frenesí por las pantallas plegables, en todo caso, si acaban llegando en Apple lo harán más que bien estudiadas y patentadas.

Temas
Comentarios cerrados
Inicio