Parece que ha habido un choque: Los iPhone y Apple Watch detectarán accidentes de coche y llamarán a emergencias, según el WSJ
Rumores

Parece que ha habido un choque: Los iPhone y Apple Watch detectarán accidentes de coche y llamarán a emergencias, según el WSJ

Apple estaría desarrollando y probando una nueva funcionalidad para los iPhone y los Apple Watch. Según publican en el Wall Street Journal, la compañía estaría ultimando los detalles de un sistema que sería capaz de detectar si un coche ha sufrido un accidente y llamar a emergencias automáticamente.

Una respuesta inmediata ante una emergencia

El tiempo transcurrido entre que un coche sufre un choque y llega la ayuda sanitaria es crucial en la gran mayoría de situaciones. Conscientes de ello, en Apple estarían trabajando en un sistema de inteligencia artificial capaz de determinar si un coche ha tenido un accidente utilizando los datos de los sensores de los iPhone y los Apple Watch.

El sistema, que estaría disponible en 2022, respondería llamando automáticamente a emergencias y comunicando la situación. Un mecanismo de actuación muy similar al que ya vemos en la detección de caídas del Apple Watch. Un mecanismo que, sin duda, puede marcar la diferencia en cuanto al desenlace del suceso.

Según el Wall Street Journal, Apple ha estado probando esta funcionalidad durante el año pasado gracias a los datos anónimos recogidos de los iPhone y los Apple Watch que han decidido ayudar a mejorar las características de salud. Con estos datos la compañía habría detectado más de 10 millones de impactos de vehículos.

"Los productos Apple ya han detectado más de 10 millones de presuntos impactos en vehículos, de los cuales más de 50.000 incluyeron una llamada a emergencias".
"Apple ha estado utilizando los datos de llamadas a emergencias para mejorar la precisión de su algoritmo de detección de accidentes, ya que una llamada de emergencia asociada con un presunto impacto le da a Apple más confianza en que de hecho es un accidente automovilístico, según los documentos".
"Crash detection" llegaría el año que viene listo para marcar la diferencia.

Es realmente sorprendente como gracias a los algoritmos de inteligencia artificial podemos extraer información tan valiosa de algo tan simple como un acelerómetro y algunos sensores. Al final, estos sensores solo miden, en diferentes ejes, la fuerza gravitatoria que experimentan. Los picos de gravedad, es decir, de aceleración o deceleración, indican golpes repentinos, y con ello se entrenan a los motores de IA, listos para distinguir estos patrones de datos de otros similares.

Si nos fijamos en el sistema de llamado a emergencias de la detección de caídas del Apple Watch, podemos esperar que este nuevo "crash detection" disponga también de una cuenta atrás en la que pregunta a los usuarios si están bien. De no responder el reloj o el iPhone llamaría directamente a emergencias y reproduciría una grabación en la que explicaría la situación e incluiría datos de ubicación y otra información relevante.

Un sistema así ha de poder marcar una enorme diferencia en como los servicios de emergencias responden ante accidentes. Como ya hemos dicho, el tiempo de llegada es clave en la mayoría de casos, por lo que esta funcionalidad puede tener un tremendo impacto. Una que nunca querremos usar, pero que, sin duda, será bienvenida.

Temas
Inicio