Private Relay: qué es y cómo podemos utilizar el "VPN" de Apple para navegar de forma más segura y privada
Seguridad y privacidad

Private Relay: qué es y cómo podemos utilizar el "VPN" de Apple para navegar de forma más segura y privada

Uno de los campos de información más importante a la hora de proteger la privacidad es el de nuestros hábitos de navegación. Esto es así, ya que, en la navegación por la red, solo viendo qué páginas visitamos, se puede extraer mucha información de nuestros gustos y preferencias. Esto, al mismo tiempo, la hace una información de gran valor y muy atrayente para todas aquellas empresas que pueden acceder a ella. Aquí es donde entra en juego Private Relay de Apple, una solución que apoyándose en las redes VPN va más allá a la hora de proteger nuestra privacidad.

Más seguro que una VPN: Cuando ni siquiera Apple puede saber qué estamos visitando

Private Relay, que forma parte de iCloud+, llega para proteger nuestra navegación de los diferentes intermediarios que conforman la red entre nosotros y nuestro sitio web de destino. Cuando nosotros establecemos una conexión con Applesfera nuestro navegador pide a los servidores que alojan la página que se la envíen. Este enlace es visto por nuestro router, y quien lo controle, y, entre otros, por nuestra operadora.

Private Relay también nos ofrece una mayor privacidad para con los propietarios de los sitios que visitamos. Es evidente que en el momento en que iniciamos sesión el sistema sabe exactamente quiénes somos y qué es lo que vemos, pero en los sitios donde estamos como invitados un punto que nos puede identificar con gran precisión es la dirección IP.

Expuestos los puntos a cubrir por Private Relay expliquemos, de forma resumida, cómo funciona. El sistema resuelve, de un mismo paso, los dos puntos que acabamos de comentar y todo lo hace redirigiendo nuestro tráfico por dos relays, dos servidores.

Private Relay Tren Ios 15 La Gi 700

Private Relay está diseñado utilizando, a diferencia de las VPN convencionales, dos servidores. El primero al que nos conectamos es propiedad de Apple, mientras que el segundo es propiedad de un socio de confianza. La navegación se cifra de forma que el primer servidor sabe quienes somos, pero no a donde vamos, mientras que el segundo sabe a donde vamos, pero no quienes somos.

Una protección para redes Wi-Fi públicas y, en definitiva, ante cualquiera entre nosotros y los sitios web que visitamos.

Con todo, el resultado neto es que nadie, ni siquiera Apple, puede ver qué sitios web estamos visitando. Una diferencia clave frente a los servicios VPN que sí tienen acceso a esta información, y en los qué debemos confiar en su política de privacidad y de zero logs. Con Private Relay todos los operadores de la red, incluyendo nuestra operadora, solo ven una conexión establecida con los servidores de Apple. Al mismo tiempo los sitios web que visitamos solo ven la IP del segundo servidor, no la nuestra, por lo que pierden un importante factor de seguimiento. Una IP, que, además, podría haberse usado para geolocalizarnos y que ahora solo dará la ubicación genérica del segundo servidor.

Actualmente, Private Relay se encuentra en fase beta, y solo funciona en Safari y en todas las conexiones que las apps realicen a través de protocolos no seguros, como http (a diferencia de https). Activar iCloud Private Relay es de lo más simple, en el Mac los pasos a seguir son los siguientes:

  1. En el menú Apple () elegimos Preferencias del Sistema.
  2. Tocamos en Apple ID.
  3. Activamos Relay privado.

En nuestro iPhone o iPad activar esta importante protección para nuestra privacidad es igual de fácil. Lo haremos así:

  1. Abrimos la app Ajustes en nuestro iPhone o iPad.
  2. Tocamos nuestro nombre en la parte superior.
  3. Tocamos en iCloud.
  4. Tocamos en Relay privado.
  5. Activamos Relay privado.

Private Relay, además, está diseñado para no afectar la velocidad de nuestra conexión a internet. Esto se consigue gracias a que Apple trabaja con socios que son capaces de ofrecer servidores muy bien repartidos geográficamente, por lo que siempre tendremos uno relativamente cerca de nuestra ubicación.

Si bien hace un tiempo hubo algo de polémica porque algunas operadoras querían impedir a Private Relay funcionar en sus redes móviles, según Apple no existe un bloqueo masivo de esta útil tecnología que nos permite navegar de forma privada. Private Relay es un sistema que nos protege desde varios frentes, y todo gracias a que, por diseño, nadie, ni siquiera Apple, puede saber qué sitios visitamos.

Temas
Comentarios cerrados
Inicio