Calls de Apple TV+ o cuando no hacen falta imágenes para generar suspense en una serie
Servicios Apple

Calls de Apple TV+ o cuando no hacen falta imágenes para generar suspense en una serie

Hay muchos tipos de series, desde las sitcoms hasta las series policíacas, las principales diferencias giran en torno al reparto, al argumento, al género y demás variables. Pero ¿y una serie sin actores? Esta es la curiosa propuesta que Calls trae a Apple TV+. Hablemos, sin ningún spoiler, de esta interesante serie.

No hacen falta imágenes para crear suspense

Calls es la adición más reciente al catálogo de Apple TV+, una serie que no tiene imágenes, solo sonido. Tal como indica su nombre, toda la trama, de nueve episodios, gira en torno a llamadas telefónicas entre un par de personas. Lo cierto es que explicado así podría parecer una serie monótona, pero es todo menos eso. Calls nos demuestra que no hacen falta imágenes para crear suspense en una serie que podemos calificar de thriller e incluso terror.

Cada episodios, de unos 10 minutos aproximadamente, representa una llamada entre dos o más personas. Al principio las llamadas son totalmente disconexas, pero a medida que avanzamos en la serie se revela un hilo conductor que las relaciona y les da sentido. No hay unos personajes fijos, sino que visitamos diversas partes de Estados Unidos y diferentes momentos en el tiempo para escuchar a personas que, en cada episodio, escuchamos por primera vez.

Alteraciones en la línea, cortes, ruidos, llamadas de terceros, buzones de voz, interferencias… el contexto que nos da el sonido y al que no siempre prestamos atención.

¿Entonces nos quedamos mirando una pantalla negra? No. Mientras la serie se puede seguir exclusivamente en formato de audio, el hecho de que no haya actores no significa que no veamos nada. Utilizando como base una línea y barras de sonido que cambian con la voz de los personajes vemos en todo momento una representación de las conversaciones. Así, si Alex llama a Karen vemos sus nombres en los extremos de la línea y una transcripción en tiempo real de todo lo que dicen.

Alteraciones en la línea, cortes, ruidos, llamadas de terceros, buzones de voz, interferencias y demás situaciones propias de un entorno telefónico se reflejan visualmente de una forma muy curiosa. En más de un caso tres líneas en la pantalla pueden revelarnos si la llamada se ha cortado y el protagonista habla solo o con quién está tratando de comunicarse.

Lo cierto es que comentar mucho más de la serie sin hacer spoilers es bastante complicado, así que iremos acabando con un par de comentarios. El primero es que si nos animamos a mirar la serie y queremos seguirla bien lo mejor es, o bien verla toda de una sola vez, que al final durará lo mismo que una película completa, o bien ser bastante regulares. La conexión entre los diferentes episodios es clave para entender la serie y es en el mismo proceso de descubrimiento del argumento más que en sus giros donde está la gracia principal. Probablemente no se trate de una serie que ver más de una vez, pero sin duda propone un concepto interesante.

Temas
Inicio