Publicidad

AirMail

Publicidad
Publicidad

Noticias de AirMail en Applesfera

Tras la abrupta compra de Sparrow por parte de Google, el panorama de clientes nativos de correo en OS X se puso de capa caída. Sparrow era la mejor solución para muchos, mientras que otras alternativas como PostBox o el cliente oficial de Apple se quedaban como gestores algo más chapados a la antigua. OS X Mavericks no ha traído ninguna novedad al respecto, así que... ¿queda alguna esperanza para los que prefieran gestionar su correo prescindiendo de páginas web? Pues sí, y se llama AirMail. Ángel Custodio lo mencionó hace poco y me llamó mucho la atención. Es un cliente nativo de correos para OS X con todos los ingredientes necesarios para prometer una buena experiencia de usuario, así que vamos a echarle un vistazo para ver si puede ser un candidato a tener en cuenta para la gestión de nuestros correos. h2. Buena interfaz, pero sobretodo buen rendimiento y calidad Añadir una cuenta de correo en AirMail es muy fácil. La imagen que encabeza esta entrada os dará una idea general de cómo es la interfaz de AirMail. Se integra perfectamente con el aspecto general del sistema (no creo que tenga problema ni con los ligeros cambios de OS X Mavericks). Tenemos presentes las tres barras a las que estamos acostumbrados a ver en cualquier gestor de correos: una con las carpetas de los buzones que tengamos configurados, otra con la lista de mensajes y otra con las "conversaciones" de un hilo de correos. La barra de buzones se puede ocultar, para simplificar ligeramente la ventana; y también podemos abrir y enviar correos en una ventana independiente para que la ventana de AirMail se quede como una lista vertical de correos, recordando más bien al cliente de Twitter oficial de OS X: Excepto la redimensión de la ventana, que va a tirones aún con un Core i7 de 3'4 GHz, el rendimiento de AirMail es notable. Recibimos, enviamos y gestionamos los correos con mucha fluidez, y la sensación general es que estamos trabajando con una aplicación capaz de mantener las cuentas de correo más exigentes. Es compatible con correos POP3 e IMAP y con la mayoría de servicios populares: Gmail (incluyendo Google Apps), iCLoud, Yahoo! y AOL. La compatibilidad no termina ahí: AirMail es capaz de integrarse con Dropbox, Google Drive, Droplr, CloudApp y un OpenDirectory para incluir automáticamente los archivos adjuntos de cualquier correo. Cómo no, AirMail se integra con nuestra agenda de contactos previa solicitud de permisos. Pero lo mejor de AirMail, para mí, es que muy completo pero al mismo tiempo muy fácil de usar. Hay atajos de teclado para casi todas las acciones, y éstos son mucho más sencillos de usar que los absurdos CMD+CTRL+A para archivar y CMD+SHIFT+D para enviar de Mail. Envías con un CMD+Enter, e incluso puedes enviar y archivar el mensaje al mismo tiempo utilizando CMD+SHIFT+Enter. Archivas pulsando la tecla Retroceso. Son, desde luego, atajos mucho más fáciles de utilizar que permiten que el tiempo de respuesta sea mucho mejor. Otro punto que no había visto hasta ahora en un cliente nativo de correos es la escritura de mensajes utilizando la sintaxis Markdown, que permite aplicar cómodamente formato a un texto sin necesidad de utilizar el ratón ni teniendo que utilizar el complicado código HTML. Se activa voluntariamente en la ventana de nuevo mensaje, y podemos cambiarlo por HTML puro y duro o simplemente escribir un correo utilizando un editor WYSIWYG. ¿Markdown para escribir un mensaje? Oye, ¿y por qué no? h2. Gratis con posibles errores o estable por menos de 2 euros, tú eliges La forma de comercialización de AirMail no está nada mal: podemos elegir entre instalar la versión estable por 1,79 euros desde la Mac App Store o la versión beta, más inestable, gratuitamente desde la web oficial. Una buena estrategia para que la gente pueda probar la aplicación sin pagar nada y, si le gusta, adquirir una versión con más estabilidad a un precio que no está nada mal. Hay, además, una herramienta capaz de migrar las configuraciones de una versión a otra en ambos sentidos para que no nos liemos con las configuraciones. Lo único que le falta a AirMail es un cliente de iOS. Si utilizamos cuentas IMAP la integración es buena con el mismo Mail u otro cliente de correos, pero se echa de menos esa facilidad de uso en el sistema móvil de Apple. Los desarrolladores dicen que ahora mismo la prioridad es el cliente de escritorio, y espero francamente que en el futuro empiezan a estudiar llegar al iPhone y al iPad. De momento ya han conseguido que adquiera la versión estable. En definitiva, AirMail es un cliente muy capaz, muy completo y muy fácil de utilizar. Si utilizas tu correo electrónico esporádicamente seguro que tienes más que suficiente con la aplicación web del servicio que utilices, pero si eres de los que gestiona cientos de correos diarios este programa puede hacer tu día a día mucho más cómodo. Sitio oficial | AirMail Descarga | AirMail para OS X 10.7 o posterior en la Mac App Store

Publicidad
Inicio