Las 8 formas más rápidas de ejecutar un atajo en nuestro iPhone, iPad o Mac
Tutoriales

Las 8 formas más rápidas de ejecutar un atajo en nuestro iPhone, iPad o Mac

Ejecutar un atajo rápidamente justo cuando lo necesitamos es cada vez más importantes. Gracias a la flexibilidad que ofrecen los atajos cada vez utilizamos más para llevar a cabo ciertas tareas como añadir eventos al calendario rápidamente o ver los ciclos de batería de nuestro iPhone, por citar un par de ejemplos. Veamos, pues, las formas más rápidas de ejecutar un atajo en nuestro iPhone, iPad o Mac.

Una ejecución rápida y sencilla

Hay varias formas de ejecutar atajos, todas ellas con ventajas e inconvenientes. Desde pedírselo a Siri hasta abrir la app manualmente hay varios escenarios intermedios que pueden sernos útiles en diferentes situaciones y según qué uso le demos al atajo en cuestión. En el iPhone y en el iPad las formas más rápidas de ejecutar un atajo son las siguientes:

  • Pedírselo a Siri: Una petición tan simple como "Oye Siri ejecuta [nombre del atajo]" y el sistema se ocupará del resto.
  • Añadir el atajo a la pantalla de inicio: Podemos añadir cualquier atajo a la pantalla de inicio, igual que si fuera una app. Para hacerlo entraremos en la edición del atajo, con el botón de los tres puntitos, tocaremos el botón en forma de ajustes de la parte superior derecha y elegimos Añadir a la pantalla de inicio. Tras personalizar el nombre y el icono tocamos Añadir para tener un acceso más que directo a la ejecución del atajo.
  • Usar el menú de compartir: En los ajustes del atajo, justo debajo de Añadir a la pantalla de inicio podemos activar Mostrar en el menú compartir, ideal para ejecutar rápidamente aquellos atajos que dependen de un contenido seleccionado previamente.
  • Usar los widgets: Gracias al widget Atajos podemos ejecutar diferentes atajos desde la pantalla de inicio. Cierto es que ocupan algo más en pantalla que si los añadiéramos a la pantalla de inicio de forma individual, pero pude ser una opción interesante para reunir una buena cantidad de ellos en una pila, por ejemplo.
Los atajos están presentes en muchas partes del sistema, listos para ejecutarse tan pronto como se lo pidamos.

En el Mac también tenemos algunos recursos que podemos usar. El de ejecutar el atajo a través de Siri es totalmente aplicable, pero además podemos usar estos sistemas:

  • Usar un atajo de teclado: Uno de los métodos más rápidos. En las preferencias de todos los atajos podemos marcar Añadir atajo de teclado para registrar una pulsación de teclas que ejecute el atajo. Un método que podremos usar desde cualquier app, sin interrumpir siquiera el flujo de trabajo.
  • Usar el menú Atajos: En los ajustes de cada atajo podemos marcar Mostrar en la barra de menús para ir creando una lista de los atajos que aparecerán en la barra de menús, bajo el icono de la app Atajos. Desde ahí podemos ejecutar cualquier atajo desde cualquier parte del sistema, de hecho podemos ejecutar más de uno a la vez.
  • Atajos en el Dock: Desde la app Atajos podemos seleccionar cualquiera de ellos, acudir al menú Archivo y elegir Añadir al Dock. Con esto podemos ejecutar los atajos de forma muy rápida, quizá incluso más que desde la barra de menús.
  • Atajos en el Launchpad: Los atajos que añadimos al Dock también se muestran en el Launchpad. Un buen sitio donde acudir con un gesto para ejecutar nuestros atajos favoritos a toda velocidad.

Aún quedan algunas opciones más a la hora de ejecutar atajos. En el Mac podemos, por ejemplo, situarlos en el escritorio. En el iPhone y en el iPad podemos, además, automatizar su ejecución. En todo caso las que acabamos de ver son las formas más rápidas de ejecutar "manualmente" cualquier atajo.

Temas
Inicio