Cómo crear un instalador bootable de MacOS Ventura muy fácilmente

Cómo crear un instalador bootable de MacOS Ventura muy fácilmente
8 comentarios

Cuando hablamos de instalar o actualizar el sistema operativo de nuestros Mac, hay un concepto que siempre aparece: el de hacer una instalación limpia o desde cero. Un recurso muy útil a la hora de asegurarnos de acabar con cualquier error del sistema, especialmente si hemos participado en el ciclo de betas del mismo.

Hacer una instalación limpia requiere que borremos por completo el contenido de nuestro Mac, lo que se traduce en que la información para llevar a cabo la instalación ha de estar en alguna unidad externa. Y es aquí donde entra en juego la necesidad de crear un instalador bootable de macOS Ventura.

La única forma de hacer una instalación desde cero de verdad

Crear un instalador de macOS Ventura es muy simple. Como si de una receta de cocina se tratara, repasemos los ingredientes. Necesitaremos un almacenamiento externo de 16 GB de capacidad o más. Necesitaremos también un Mac compatible con MacOS Ventura y tener descargado el instalador en la máquina, algo que podemos hacer simplemente buscando "Ventura" en la Mac App Store.

Tengamos en cuenta que tendremos que borrar por completo todo el contenido del almacenamiento externo que vayamos a utilizar, por lo que asegurémonos de resguardar cualquier información importante de antemano. Dicho esto, los pasos a seguir son los siguientes:

  1. Conectamos el almacenamiento al Mac.
  2. Desde el mismo escritorio, como si de cualquier carpeta se tratara, le cambiamos el nombre a algo evidente como "USB", preferiblemente sin espacios.
  3. Abrimos la app Terminal que podemos localizar a través de Spotlight.
  4. Copiamos y pegamos el código que aparece a continuación y pulsamos Intro. Fijémonos, eso sí, en que debemos modificar el código para reflejar el nombre que hemos elegido en el paso dos. En este caso usaremos el nombre USB.

sudo /Applications/Install\ macOS\ Ventura.app/Contents/Resources/createinstallmedia --volume /Volumes/USB --nointeraction

A partir de aquí simplemente esperamos a que el Terminal complete el proceso de creación del instalador. Una vez terminado, expulsamos el volumen como haríamos con cualquier otro de los muchos que conectamos al Mac. Acto seguido, si lo deseamos, podemos eliminar el instalador del Mac.

Y nada más, tenemos ya en nuestras manos un instalador bootable, es decir, que puede iniciarse por sí mismo, para realizar una instalación limpia del ordenador siempre que lo necesitemos. Un recurso de lo más útil en diferentes circunstancias, además de la de realizar una instalación desde cero, pues también podría permitirnos la recuperación del sistema en algunas circunstancias. ¿Nos planteamos una instalación desde cero de nuestro Mac? Este es el primer paso.

En Applesfera | Apple lanza una actualización de seguridad sin mejoras de seguridad para la beta de macOS 13.2 Ventura. Son buenas noticias

Temas
Inicio